La mano (1981)

La mano (The hand)
Banderas - EEUU
Año:
1981
Duración: 104 min.
Género: Terror y Drama
Director: Oliver Stone
Actores: Michael Caine, Andrea Marcovicci, Annie McEnroe, Bruce McGill, etc.
Más datos en la IMDB

Minisinopsis: Jon Lansdale es un dibujante de comic que pierde su mano derecha en un accidente de coche. Su mano no será encontrada para volvérsela a coser, sin embargo, ésta tomará vida y seguirá a Jon para llevar a cabo sus deseos subconscientes.

Si ya has visto la película, puedes seguir leyendo.

El su segundo largo, Oliver Stone, volvió a recurrir al género de terror después de dirigir Tango macabro (1974). Para ello adaptó personalmente una novela de Marc Brandell que se parecía sospechosamente a la historia de William Fryer Harvey que a su vez fue adaptada para el cine en La bestia de cinco dedos de Robert Florey (1964), con el lunático -porque tiene cara de luna, o de huevo, no sé- actor Peter Lorre como protagonista. ¿Qué laberíntico, verdad? Pues la cosa no queda ahí, porque la historia de la mano que cobra vida propia ya había sido llevada a la pantalla en la horrible -no porque sea de terror- The crawling hand (Herbert L. Strock, 1962), basándose en la historia de Joseph Cranston e incluso por parte de la Amicus en 1973 con I Have No Mouth But I Must Scream (también conocida como And Now the Screaming Starts!) del genial Roy Ward Baker, basada en una novela de David Case. Y lo cierto es que ignoro si hay más títlos relacionados, pero estoy seguro de que la historia en sí no es nada original. Tan poco original es que en Terroríficamente muertos (Evil dead 2, Sam Raimi, 1987) hay una escena-parodia genial, como toda la película. Y, que no se me olvide, mencionar La mano que mece la cuna (Curtis Hanson, 1992)… ah, no, que ésa no tenía nada que ver.
Por si el autoespectáculo del Stone no fuese suficiente (adaptación del guión y dirección), el director se atreve a hacer una especie de cameo horrible en el que interpreta a un vagabundo. Que no se me malinterprete, no es que no me guste la forma de dirigir de Stone ni sus películas -me parece un tipo arriesgado, crítico e interesante-, es que no entiendo estas cosas innecesarias cuando hay actores que lo pueden hacer mejor.
Algo similar me ocurre en esta película con Michael Caine (Jonathan Lansdale), uno de mis actores favoritos pero a menudo, como aquí, un histrión sin igual al que sólo le falta un grupo de corifeos detrás en plan Poderosa Afrodita (Woody Allen, 1995). De hecho un toque de tragedia griega hubiese dotado a la película de un interés sin igual -pero qué chorradas digo a veces-. Aunque hay que decir en favor de Caine que ese histrionismo le beneficia en algunos puntos de la película, como al final.
Por lo demás, la película está bien llevada: el resto de los actores cumple con su papel y el apartado técnico es correcto, con su música típica de las películas de terror de los 70 que se mezcla con ritmos más de película de aventuras que de otra cosa, lo que no es nada incoherente si tenemos en cuenta que Mandro, el personaje al que da vida Jonathan Lansdale, es más visible en la película que Paquirrín vestido de faralaes en el taller de Santa Claus y rodeado de duendes verdes.

Por su parte, en el guión hay varias cosas que no me cuadran.
La principal es el papel de Andrea Marcovicci (Anne Lansdale), la mujer de Jonathan, que se pasa la película diciendo que quiere hacer cosas por sí misma en plan feminista y a lo único que se dedica es a hacer Yoda, o yoga, no sé, y a esperar que su marido le pague una casa en la otra punta del país y la mantenga mientras ella vuelve vegetariana a su hija -crimen que debería considerarse “contra la humanidad”- y se beneficia a su sensiblero profesor. No me extraña que Jonathan quiera matarla, la verdad, pero con cortarle el grifo en lugar del cuello y apuntarla al INEM igual hubiese sido suficiente.

Otro personaje que resbala un poco es el de Annie McEnroe (Stella Roche), heroína de la filipina película postapocalíptica (Nadie se extrañe, el mundo postapocalíptico está lleno de producciones filipinas. Véase en los especiales) Warlords of the 21st Century (Harley Cokeliss, 1982) y su papel de Afrodita A -ya se sabe: ¡Pechos fuera!- o de meretriz de la villa, para ser más exactos, protagonista junto con Caine de dos de las escenas de sexo más insulsas, mecánicas y rancias de la Historia del cine… básicamente una imagen tan bizarra como ver a un abuelo de 90 años, viagra mediante, intentando copular con Eva Green tras haber dejado la dentadura postiza en un vaso con agua. ¡JA! ¡Ya tenéis la dantesca imagen en vuestras cabezas! ¡ya no os la podréis quitar de encima y soñaréis con ella para el resto de vuestras vidas!
Por otra parte tenemos las escenas del “gato negro lanzado a mala leche contra lo que sea para que parezca el demonio mismo” que se repiten dos o tres veces en la película y que quedan más forzadas que la escena de sexo anteriormente citada.
Y, en general, el guión, como la interpretación de Caine y la película en sí, tiene “sufridos” altibajos en los que dominan las rabietas del personaje principal en plan “pues si no pasa lo que digo, vendrá mi mano muerta y os matará a todos”.

El aspecto visual está bastante bien manejado. Desde el accidente en sí, convertido en espectáculo gore, chorreando sangre por doquier cual manguera de bombero y embadurnando hasta al apuntador; hasta los efectos del muñón. Obviamente, al verse los dos brazos juntos, el del muñón mide exactamente lo mismo que el otro, pero la opción para que quedase más real supongo que sería cortarle la mano a Caine de verdad, a lo que, sin duda, éste se negó.

La mano amputada ya es otra cosa. Aunque también esté bien hecha visualmente hablando, resulta totalmente ridículo el hecho de que pueda asesinar a alguien que no se encuentre en coma profundo y, por tanto, pueda apartarse un par de pasos del miembro en cuestión. Resulta especialmente delirante la manera en la que se carga al borracho y a Stella, estrangulándolos a ambos previo derribo en plan WWF… Pero lo guapo es ver cómo la mano corre de aquí para allá sobre sus dedos al más puro estilo Cosa de La familia Adams (Barry Sonnenfeld, 1991, aunque el “personaje” viene de las tiras de 1930), solo que aquí sigue corriendo y dando mal después de haberle clavado un cuchillo, que ya es esfuerzo porque a mi, desde luego, me clavan un cuchillo y lo que menos me apetece es ponerme a correr.

Por último hay que mencionar las manos que aparecen en los “sueños” de Jonathan, la primera en el grifo de la ducha, más cutre que la barraca de Vino aragonés en las ferias -que de vino de Cariñena tiene lo que Lars Von Trier de humilde… de hecho, apostaría a que es un “vino” hecho con los restos de las bebidas de los feriantes- y la segunda saliendo del escaparate de una tienda en plan “te pillé” que está bastante más lograda que la anterior.

La mano es una película un tanto insulsa aunque a veces es un buen intento de hacer creíble una idea completamente descabellada. Técnica y visualmente está bien hecha, aunque el guión, insisto, insulso, acaba haciendo que todo baje más de lo que debería e incluso contra natura, como el abuelo con Eva Green cuando se le pase el efecto del Viagra, que debería seguir más tieso que el mástil de una bandera.

Cutrez técnicaEstrella 2
Cutrez guion�sticaEstrella 4
Cutrez visualEstrella 2
InterésEstrella 2
PuntuaciónGlobal - 5.5

Anuncios

9 Responses to “La mano (1981)”


  1. 1 octopusmagnificens abril 9, 2008 en 11:19 pm

    ¡Ooooh sí! Esta peli la tenía olvidada pero la he recordado ahora. La vi hace muchos años y sé me que dio miedo…

  2. 2 Jorge abril 11, 2008 en 3:09 am

    Ufff, a mi lo único que me da miedo de esta peli es la cara de lunático del Caine al final de la peli.

  3. 3 troncha abril 11, 2008 en 3:19 pm

    Que cosas han tenido que hacer algunos, cuanto malos han sido los contratos de algunas productoras, cachis en la mar.Yo también recuerdo ciertos retazos de ella.

    Saludos…

  4. 4 Abuelo Igor abril 24, 2008 en 1:43 pm

    Como de esta peli he hablado yo también hace poco, un par de detallitos:

    En primer lugar, “And now the screaming starts” no es de Hammer, sino de la Amicus, es decir, algo parecido pero en más cutre. Y pese a Baker, es bastante peor que la de Stone.

    En segundo lugar, Andrea Marcovicci es la rubita que se liga a Caine, y Annie McEnroe su esposa. Que ésta vaya de feminista y luego pretenda depender de su ex y de sus recursos no es ninguna contradicción del guión, sino algo real como la vida misma.

    Por último, si uno lo piensa un poco, todas esas escenas visualmente inverosímiles de la mano tumbando y estrangulando a la gente, y si la gente no quiere toparse con un SPOILER que no siga leyendo, ¡nunca sucedieron! ¡Era Caine el que mataba a todos con su mano mecánica!

    Y no creo que el papel de Caine, salvo ese inolvidable final, sea especialmente histriónico. Antes bien, sólo con un par de miradas, el amigo sabe decir páginas enteras de guión.

    Para acabar, prefiero ver esta peli mil veces antes que “World Trade Center”.

  5. 5 Jorge abril 24, 2008 en 4:32 pm

    > Cierto lo de la Amicus, fallo mío.

    > En lo de Annie McEnroe te equivocas, revisa la película. Y que sea real como la vida misma no quiere decir que no sea contradictorio y que presumiblemente resbalable. No quiero decir que sea una contradicción del guión, sino del personaje.

    > “Por último, si uno lo piensa un poco, todas esas escenas visualmente inverosímiles de la mano tumbando y estrangulando a la gente, y si la gente no quiere toparse con un SPOILER que no siga leyendo, ¡nunca sucedieron! ¡Era Caine el que mataba a todos con su mano mecánica!”

    Éso es lo que se piensa durante casi toda la película, pero al final dejan la puerta bastante abierta. No te preocupes por los Spoilers, que ya hay un “Si has visto la película puedes seguir leyendo” al principio.

    > Michael Cane es uno de mis actores favoritos, pero en esta película no está especialmente bien, la verdad. Si bien es cierto que todo el argumento pesa sobre sus hombros y de haber estado realmente mal, la película no sería mediocre, sino especialmente abominable.

    > Y yo. No creas que por criticar ciertas películas se denigran…

  6. 6 yohana c.c junio 11, 2008 en 4:38 pm

    me parece que la idea de hacer una mano para hacer una pelicula es muy buena. ya q transmite miedo y suspenso……………………… me gustaria q en esta sesion dieran un breve concepto de q es una mano mecanik y q no hablaran solo de las peliculas

  7. 7 Jorge junio 11, 2008 en 7:19 pm

    Pues no sería una mala idea, Yohana, el hecho de hablar sobre los animatronics y esas cosas… el problema es que yo no sé nada sobre electrónica (cambiar enchufes en casa y poco más), así que poco puedo explicar sobre cómo funcionan…

  8. 8 aromaterapia junio 25, 2008 en 6:17 am

    una ñpelicula de miedo como las que hacian antes!
    una puntuacion de 9 para mi
    si no la han visto la recomiendo
    saluditos

  9. 9 ywea enero 9, 2009 en 12:37 pm

    que puertas abiertas?

    no se requiere ser un genio para saber que el está pasando por un momento de crisis al final de la peli

    las mismas maquinas lo confiman

    solo que esta de otra perspectiva

    ahora cuando se empiesa a reir mmmm no lo entiendo XD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Películas "Buenismas", buenas, malas y "malismas", pero todas con menos presupuesto del que hubiesen querido

Comentarios

Los textos aparecidos en este blog -salvo los especificados en cada momento- están protegidos por una licencia Creative Commons. Está prohibido hacer uso comercial o modificar los mismos y debes ponerte en contacto con el autor para obtener su consentimiento antes de reproducirlos en otro ámbito.

En este blog no hay ni se permite publicar enlaces Edonkey.

Categorías

Los más sobrevalorados:

Comentarios

Carteles de las películas

AL MÁRGEN DE ESTE BLOG:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 34 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: