Santa Claus conquista a los marcianos (1964)

santa_c

Santa Claus conquista a los marcianos (Santa Claus conquers the martians)
Banderas - EEUU
Año:1964
Duración: 81 min.
Género: Fantástico y Ciencia Ficción
Director: Nicholas Webster
Actores: John Call, Leonard Hicks, Vincent Beck, Bill McCutcheon, etc.
Más datos en la IMDB

Minisinopsis: Los marcianos mandan una misión a La Tierra para secuestrar a Santa Claus porque en Marte los niños han dejado de tener ilusión.

Si ya has visto la película, puedes seguir leyendo.

El año pasado no tuve oportunidad de comentar esta maravillosa (el que quiera puede salir a vomitar) película con motivo de las entrañables (de entrañas, vísceras) fechas navideñas, así que me quedé con las ganas de compartir tan magna obra. Este año casi me pasa lo mismo, pero he hecho un triple esfuerzo -los dos primeros son porque es una película con niños y porque trata sobre la Navidad y el tercero es por sacar tiempo para hacerlo- ya que considero que nadie falto de juicio podría perderse esta película.

Estados Unidos tiene una especie de tradición magnífica en cuanto a la Navidad, y es que, al contrario que aquí, donde las televisiones se empeñan en que sus empleados se pongan a cantar y a hacer el gili de mil maneras diferentes, allí hacen verdaderos especiales con títulos tan magníficos como “Ozzy Osbourne se come la cabeza del murciélago de la Navidad”, “Las Navidades sobrias de Amy Whinehouse”, etc. No, en serio, me gustan esos especiales en los que un tipo con la cara más estirada que el culo de Jennifer López invita a multitud de cantantes a su casa ficticia para que canten sus villancicos preferidos; tiene algo tan rancio y repugnante que llega a atraerme. Al mismo tiempo que estos shows hogareños, en la televisión se emiten películas entrañables -nuevamente, no como aquí, que desde que dejaron de emitir películas religiosas ya sólo hechan películas de Disney vistas mil veces o en 3D pero de las del chino, con lo que no se sabe qué es peor- que cuentan la historia de lo que interesa: Santa Claus, que es el empleado de la Coca-Cola que me va a traer los regalos, se mete en un lío. Y ésta, precisamente, es una de esas “entrañables” películas… o casi, porque la perversidad de la misma podría compararse al personaje de Santa Clavos de Pesadilla antes de Navidad o al Santa Claus robótico de Futurama.

Haciendo una excepción poco habitual en el blog, voy a obviar el 90% de las palabras que suelo dedicar a la parte técnica de las pelis porque, al mismo tiempo, el 90% de ellas suelen ir hacia los actores y el director y los de ésta en concreto tienen más bien entre nulo y más que nulo interés; además, como ya he comentado varias veces mi aversión hacia cualquier niño en pantalla y la he expuesto de diferentes modos, prefiero no repetirme, pedir el ahorcamiento de los padres de los mismos y pasar página no sin antes apuntar también en la lista a Bill McCutcheon (Dropo), quien hace el típico papel de bobo redomado en la película, algo que sospecho que no estaría muy en desacuerdo con el papel que representaba en la vida real. Para el que sienta una curiosidad brutal por saber qué tipo de carrera llevaron los actores y el director de esta pelí, lo mejor que puede decirse es que todos acabaron -o siguieron- participando en series televisivas y películas de bajo presupuesto para televisión o video.

santa_f02

El guión, como cualquiera se puede imaginar, es básicamente el de una película para niños, pero con cierta perversidad adúltera, digo adulta de la que habría que alejar a cualquier niño de la época… y digo de la época porque ahora juegan a los médicos a los 3 años, los jodíos, que hay que tener diez ojos para controlarlos.
Durante toda la peli se enlazan las historias a través del canal “N-I-Ñ-O“, mu rico, oiga, originalidad al poder en el nombre. Pero ésto es lo de menos, lo de más son ciertos comentarios de los reporteros que aparecen, tales como: “Desde aquí -el Polo Norte- sólo se puede ir hacia una dirección: hacia el Sur. Desde que llegamos aquí sólo podemos comer comida congelada“. ¡Los dioses del humor! Chistes como éstos se repiten a lo largo de la película haciéndote pensar en una muerte rápida por acabar con la agonía.

santa_f01

El resto de los diálogos de la película, como cualquiera imaginará, no se quedan atrás. Por ejemplo, la última frase que pronuncia Kimar (Leonard Hicks) y que lo resume todo es la que sigue: “Gracias, Santa Claus, por traer la felicidad a todos los niños de Marte y el espíritu de la Navidad a todos nosotros“. A lo que cualquier bienpensante debería responder algo como “Y por dejar que se acabe la película de una vez.”
Y, como no podía ser menos, existen varias menciones a los super-mega-avanzados sistemas marcianos, tales como el generador endográfico y las señales del espacio, componentes, ambos, de la nave marciana y que vienen a ser bombillas de colores, válvulas y conmutadores de lo más común.

Lejos de los diálogos hay varias cosas muy destacables por sumergirse en el absurdo de forma helicoidal (og, qué bien hablo):
Como en cualquier pseudopelícula de pseudociencia-ficción de los 50-60 que se precie, cuando aparece una nave extraterrestre hay que mandar al ejército para que la destruya y luego pregunte, pero no a cualquier ejército, no, hay que comprar imágenes de archivo e intercalarlas en la peli aunque no tenga nada que ver una cosa con la otra. Digo yo que podrían esperar a ver qué quieren, que igual nos traen la cura contra el cáncer o un simple wooper con queso, pero no: Marciano igual a Malo, Marciano igual a  Enemigo, ¡coño, que parece el KKK pero con los verdes! ¡Que se preparen los de Greenpeace!
El Santa Claus (John Call) de esta peli es el mismito de los anuncios de Coca-Cola de la época, lo que dice mucho de lo que hace la publicidad en las cabezas de la gente. Pero es que, además, yo no sé qué le habría puesto alguno de esos niños pervertidos en las tradicionales galletas o en el vaso de leche porque alguien que está siempre tan contento es más que sospechoso. Ya dicen los psiquiatras que tanta alegría sólo puede esconder un profundo sentido pesimista de la vida… Pero es que, además, los malos de la película son más tontos que los de Solo en casa (Chris Columbus, 1990), que ya es decir…

santa_f11 santa_f03

Obviamente -a ésto ya estamos más que acostumbrados-, los marcianos hablan en perfecto inglés.
Las peleas entre los marcianos buenos y los malos son como para llevar a una tienda de fotografía, pedir una ampliación a Din A2 y empapelar unas cuantas paredes de la casa de Chuck Norris para que todo aquel que entre entienda inmediatamente que Norris es y será el Dios de los pantalones elásticos.
Y, por último, hay un par de cosas que no cuadran en el taller que le montan los marcianos a Santa Claus. La primera es que la máquina que hace los regalos para los niños tiene como 200 botones, pero el dispensador de los regalos sólo tiene 6 salidas: pelotas, bates de béisbol, muñecas, trenes, coches y herramientas… vamos, que no sé para qué diablos están los otros 194 botones, porque da lo mismo. Y la otra cosa que no cuadra -como si algo cuadrase en esta peli- es cuando los marcianos malos sabotean las máquinas del taller de Santa y éste manda a uno de los niños a por pintura roja para arreglarlo… ¡Así que no tiréis los aparatos eléctricos, pedid un bote de pintura en vuestra tienda habitual y todo volverá a funcionar!

santa_f13 santa_f12

Pero el puntazo de la película deviene del aspecto visual de la misma; es tan sumamente absurda que merece no uno, sino dos especiales Bricomanía. Aunque, antes de ponernos el traje de bricoladores, comentaré algunas de las mágicas cosas que suceden en la peli.
Los efectos especiales son nulos excepto por la escena de desaparición del anciano Chochem (Carl Don), que consiste en el típico Ahora estoy – ahora le prendo fuego a un puñado de pólvora para que salga mucho humo – y, ¡oh!, he desaparecido.
La nave marciana es la maqueta de un satélite salchichero que bien podría haber creado Bubu con las migas de los panes robados a los alegres campistas del Parque Yellowstone dándole después una capa de pintura plateada. Y el interior, como he dicho, tendrá los nombres que quiera, pero es un conjunto de botoncicos y válvulas mal puestas.
Lo del oso polar no tiene nombre. Una cosa es que alguien se ponga un disfraz y haga el tonto, pero que lo haga con gracia, por Dios, que si ya queda mal ver a alguien disfrazado de oso polar, queda peor ver cómo está de rodillas, que debe de ser el primer oso polar que veo andar de rodillas…
Cuando vi las armas pensé en que eran un secador de mano pintado o una cámara de Super-8 con añadidos, pero no, eran juguetes reales que se vendían en la época antes de la película. Véase la imagen del juguete aquí.
Y, claro, entre tanto despropósito, no es que pueda resaltar mucho el hecho de la calidad de los decorados -porque todas las localizaciones son decorados de estudio- que dan lugar a cosas tan absurdas como que los niños permanezcan con una “rebequita” en lo que se supone que es el Polo Norte…

santa_f09 santa_f04 santa_f06 santa_f14 santa_f05

Bricoman�a

Número VI: Construya un robot idiota

– Necesitaremos los siguientes elementos: Cable eléctrico, una pila de petaca, dos bombillas, alambre, una caja de cartón, una cacerola, cuatro muelles muy grandes, unos guantes, unas botas y papel de plata.
– Baje al chino, mire el cable eléctrico, la pila y las bombillas. Acuérdese de que nunca debe utilizar material eléctrico que provenga de un todo a 100 si no quiere provocar un incendio, salga de la tienda y vaya a otra donde le den más garantías a comprar esas cosas.
– Una buena alternativa para el cable eléctrico es sacar el de su televisor; todo el mundo sabe que la televisión sólo sirve para poner el mantelito de ganchillo que ha hecho su abuela para tal efecto y que nadie enciende el aparato porque todo lo que ponen, o es una basura, o no merece la pena porque lo intercalan entre los anuncios.
– Para los muelles gigantes puede desmontar un camión o robar en una fábrica de muelles gigantes, que hay varias.
– Vaya a comer a casa de sus padres y robe una cacerola sin que le vean. Una buena forma es esperar a que se queden dormidos después de comer para que no le digan nada. También puede robar allí los guantes, las botas, el papel de plata y la caja de cartón grande -las madres siempre tienen cosas así en los armarios-. Aproveche y métalo todo en la caja, que así se lo lleva más fácil.
– Para conseguir el alambre, encargue un vuelo hasta Miami. Desde la costa de Miami alquile una lancha silenciosa y espere a que se haga de noche. Una vez en penumbra, póngase un traje negro y un pasamontañas y ponga rumbo a Guantánamo. Una vez llegue allí, saque unos alicates y corte algo de alambre de espino -están sobrados, así que no lo echarán de menos- de las vallas. Vuelva a Miami sin ser descubierto -porque, si no, no creo que vuelva-, y de allí a su ciudad de orígen.
– Una vez que tenga todos los elementos en su poder, ya podemos construir el robot idiota. Para hacer las extremidades necesitaremos los muelles grandes. Cubra con el papel de plata los muelles y una a un extremo de cada uno de éstos los guantes o las botas ayudándose del alambre.
– Para hacer la cabeza, haga dos agujeros a la cacerola y meta las dos bombillas. Pegue o suelde -dependiendo de su capacidad bricoladora- las bombillas a dos trozos de cable eléctrico y colóquelas en los agujeros que acaba de hacer. Después, forme un circuíto eléctrico con la pila, los cables y las bombillas en el interior de la cacerola para que no se vea.
– Cubra la caja de cartón con el papel de plata. Una vez que tenga todas las partes, únalas con el alambre. Si lo desea, puede dibujar cosicas marcianas en un papel, recortarlas y pegarlas por el cuerpo y la cabeza.
– Si se siente lo suficientemente idiota, métase dentro del traje de robot. Si no, consiga a alguien que lo sea. Sólo así conseguirá realmente el efecto de “robot idiota”. Si pretende meter a Eduardo Punset en él creará un robot muy inteligente y no tendrá maldita gracia.
– ¡Y no se olvide de encender las bombillas de los ojos!

santa_f07 santa_f08


Bricoman�a

Número VII: Hágase un traje de marciano paquetero

– Necesitaremos los siguientes elementos: Pintura verde, purpurina, un casco de motocicleta de los antiguos, unos calcetines, un cinturón macarra, el logotipo de Volcom, unas gafas de esquiar, un tubo de plástico, una antena de televisión, pegamento y un disfraz de Batman de los años 60.
– Baje al todo a 100 y compre la pintura, la purpurina, los calcetines y el pegamento. El casco de motocicleta y el disfraz los podrá conseguir en Ebay. Para el tubo de plástico, vaya a un hospital, entre en la habitación de algún enfermo terminal que esté conectado a una máquina y ahí encontrará tubos de diferentes diámetros; escoja el que más le guste. Si va a hacer también el robot idiota, quítele la antena a su televisor… total, sin el cable da lo mismo que tenga antena o no. Las gafas de bucear las puede usted robar de cualquier tienda deportiva o comercio del ramo que se precie y, de paso, igual encuentra usted una caja o similar con el logotipo de Volcom.
– Pegue las gafas de bucear al casco de motocicleta con el pegamento casi a la altura del cogote y pinte ambas cosas con la pintura verde. Cuando haya secado, coja el tubo y pegue los dos extremos en el casco: uno a la altura del oído y otro a la altura del cogote. Pegue también la antena del televisor. Extienda un poco de pegamento sobre las gafas de bucear y eche la purpurina por encima. Pasados unos segundos, sople para poner perdida su casa y así quitar el sobrante de la purpurina.
– Póngase el traje de Batman sin olvidar meterse los calcetines del chino en salva sea la parte para abultar de manera exagerada -que Mandingo sólo hay uno- la zona paquetil. Recorte el logotipo de Volcom de la caja y péguelo en el traje, a la altura del corazón de melón, de melón, melón, melón.
– Píntese la cara con la pintura verde que compró en el chino, pero no como si fuese una top model, como si fuese Carmen de Mairena, sin ningún tipo de criterio, que queda mejor, y póngase el casco.
– ¡Ya está! ¡Así de simple es convertirse en un marciano paquetero! Disfrute con sus conquistas galácticas y tenga en cuenta que, si no encuentra forma de quitarse la pintura de la cara, para algo se inventó el estropajo de aluminio.

santa_f10

Las películas para niños es lo que tienen: que los adultos se piensan que los niños son tontos y de tontos no tienen un pelo. Entonces me pregunto ¿por qué a los niños les gustan estas películas? Pues está claro: porque a cualquier niño le gusta ver como una panda de adultos hace el idiota… Visto desde esa perspectiva, bueno, puede tener su gracia.
PD: El video es de la película completa porque está liberada de derechos… eso sí, está en inglés.

Cutrez técnicaEstrella 5
Cutrez guion�sticaEstrella 4
Cutrez visualEstrella 5
InterésEstrella 2
PuntuaciónGlobal - 3.0

22 Responses to “Santa Claus conquista a los marcianos (1964)”


  1. 1 Juan Ivan diciembre 30, 2008 a las 1:48 am

    Recuerdo haber “comprado” esta peli hace mucho tiempo. Por suerte (o desgracia) jamás llegué a visionarla, y quizá todavía esté por ahi perdida en cualkier impersonal tarrina de dvd´s , junto con otras joyas de igual factura… XDDD Parece ke no me he perdido mucho…

  2. 2 Jorge diciembre 30, 2008 a las 7:48 pm

    Bueno, siempre se puede poner en Nochebuena para que flipe la familia en lugar de dejar el especial de turno…
    Salud!

  3. 3 Marcos diciembre 31, 2008 a las 2:06 am

    Puse la pelicula apenas la vi aqui en el flog…, y vaya, muchisimo mejor que ver el especial de Raphael (admito, vi un poco x_x)

    Y la verdad que me entran ganas de hacerme los especiales Bricomania, debe ser una gozada el robot. Y dentro metería a Chuck Norris, tendría a mi escolta ultradotado cibernetico.

    Y veo que tienes mas Bricomanias, voy a leerlos a ver si puedo hacer algo de esos. Si llego a hacer alguno, te mando las fotos para que lo mires y evalues, porque a mi hacer el manitas se me da un poco bien. Asi que ya sabes.

    Bueno, aqui seguiremos de fiestas, con turron de las navidades y sidra sin gas, ea.

    Un abrazo Jorge, y que Cristian Pielhoff te acompañe :P.

  4. 4 arnf arnf enero 1, 2009 a las 2:10 pm

    Jesucristo, nunca pensé que alguien pudiese filmar algo así. Cualquier anuncio de juguetes de la época tiene más clase.

  5. 5 Alfie enero 1, 2009 a las 2:46 pm

    Qué grande, seguiré los sabios consejos de bricomanía para cosntrfuirme el disfraz de C3PO para los próximos carnavales. Por cierto no había oido hablar en mi vida de la película Santa Claus conquista a los marcianos, la preguntra que me surge es si lo hubiera conseguido con la prole de MAMA ALIEN.

  6. 6 Sadler enero 4, 2009 a las 1:27 am

    Saludos, vengo a tu Blog para reportar que se te ha hecho entrega del Premio Symbelmine en mi Blog.

    Puedes pasar a recogerlo desde aquí:
    http://tinyurl.com/9yzpwr

  7. 7 Juan Ivan enero 5, 2009 a las 2:06 am

    Acuerdate de mi en tu discurso de agradecimiento,tronco… XD

    Enhorabuena, nen!

  8. 8 Antoniosan enero 6, 2009 a las 5:52 am

    Dios… Todavia me sigue asombrando la falta de… de todo vamos… de la gente que hace esta clase de peliculas. Afortunadamente para nosotros, que siempre nos podemos echar unas risas a su costa.

    Felicidades por el premio!!!

  9. 9 El primo de Mario Bros enero 12, 2009 a las 11:16 am

    Dios Santo, esta es de esas pelis que sólo se pueden ver si estás fumado o MUY alcoholizado con los colegas jajaja.

  10. 10 Max Turbado enero 12, 2009 a las 4:55 pm

    Me parece increíble las pelis que se hacen para que vayan directamente al videoclub!

  11. 11 Jorge enero 13, 2009 a las 6:45 pm

    Bueno, esta peli creo que se hizo directamente para televisión, como tantas otras, pero éso no le quita su demérito… Desde luego, es mejor poner esto en Navidades que cualquier idiota de cualquier cadena haciendo el ídem sólo porque es Navidad y hay veda libre.

    Salud!

  12. 12 Surrealisto febrero 2, 2009 a las 1:55 am

    Hola, he estado leyendo tu blog y me ha parecido interesante.
    No sé si la habrás mencionado aquí o si la has visto, pero viendo el afán de este blog por las peliculas “cutres” en las que hay un encanto,
    recomendaría: Dainippojin, que se mostró creo recordar hace dos años en Sitges (como en otros lados supongo), pero yo tengo constancia de ella ahí. Es difícil encontrar los subtítulos, pero si consigues la película y los subtítulos o la consigues de otro modo, creo que por lo menos es curiosa la película.

    Un saludo.

  13. 13 g0rb1s febrero 2, 2009 a las 10:17 pm

    Cómo se nota que no hay tiempo, eh?? No actualizas??

    Eh, eh?

  14. 14 Jorge febrero 3, 2009 a las 5:25 pm

    Surrealisto, gracias por la recomendación. Conocía la peli pero no me atreví a buscarla… la buscaré.
    g0rb1s: poco tiempo, poco tiempo.

  15. 15 Rumaxu febrero 6, 2009 a las 10:46 pm

    Buah, esta la tengo que ver.

  16. 16 Luis febrero 12, 2009 a las 10:45 pm

    diooooooossssss! quiero ver esto!

  17. 17 vladek junio 17, 2009 a las 12:40 pm

    Me quedo con la frase epica que le suelta el jefe marciano al resto.

    \”Eso es lo que sois todos. MARGARITAS\”

    Epic

  18. 18 alexis noviembre 8, 2009 a las 2:28 am

    Esta noche me he dicho: ¿Entro o no entro a leer el comentario de “ESTO”, sea lo que sea? (¡Por Dios bendito, ya solo con semejante título!).

    Al final he entrado. Mis conclusiones:

    – Estupendo este blog para haber conocido la existencia de “ESTO” de la mejor manera posible. Y para haber sonreido a gusto con la reseña. ¡Gracias sr. Jorge!

    – Por lo demás, creo que ya tengo bastante con eso. Puede que yo sea capaz de llegar a tragarme casi cualquier cosa y hasta a disfrutar con totales y absolutos disparates. Pero para interesarme a propósito por buscar y visionar cosas concretas… ¡Hombre! ¡Todavia soy capaz de ponerme prioridades!: Bastantes y muchas otras cosas hay que me gustaria llegar a ver antes que algo como… “ESTO”…

    • 19 Jorge noviembre 8, 2009 a las 12:00 pm

      Alexis, te recomiendo encarecidamente que, llegados a las fechas a las que llegamos, antes que ver Monstruos S.A. por vigesimoquinta vez, veas esta peli. Estoy seguro de que no te defraudará… no es tan fiero el león como lo pintan.

  19. 20 alexis noviembre 9, 2009 a las 1:32 am

    ¡Bueno, bueno!… ¡Si yo no digo que me supiera mal verla algun dia! Lo que pasa es que tengo mala conexión a internet (ya lo he dicho alguna vez) y tengo mi emule aun ocupado y sufriendo con otras cosas que me llaman más la atención (¡esa “La maldición del altar rojo”, a ver si me acaba de bajar!). Y aun puede que se me pongan otras por delante (incluso también sin salir de esta página de la que aun ahora no lo he visto todo).

    Y, oye: ¡Que resulta que yo jamás he visto ni “Monstruos S.A.” ni tantas otras similares, de Pixar o de quien sean (bueno, “Los increíbles” que recuerde ahora mismo)!¡Ahí no me lo has acertao!

    ¡Hala y adiós, que mañana madrugo!

  20. 21 nagashino diciembre 23, 2009 a las 8:17 pm

    Oye, ¿y no has comentado F.B.I. contra el Imperio del crimen con esos maravillosos espías que parecen sacados de una Universidad del Espía y que cotizan como autónomos-espías?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Películas "Buenismas", buenas, malas y "malismas", pero todas con menos presupuesto del que hubiesen querido

Comentarios

Los textos aparecidos en este blog -salvo los especificados en cada momento- están protegidos por una licencia Creative Commons. Está prohibido hacer uso comercial o modificar los mismos y debes ponerte en contacto con el autor para obtener su consentimiento antes de reproducirlos en otro ámbito.

En este blog no hay ni se permite publicar enlaces Edonkey.

Categorías

Los más sobrevalorados:

Comentarios

Carteles de las películas

Cadáveres Atómicos c06

Cadáveres Atómicos c05

Cadáveres Atómicos c04

Más fotos

AL MÁRGEN DE ESTE BLOG:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 33 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: