El guerrero rojo (1985)

El guerrero rojo (Red Sonja)
Banderas - EEUU
Año:1951
Duración: 89 min.
Género: Acción, Aventuras y Fantástico
Director: Richard Fleischer
Actores: Arnold Schwarzenegger, Brigitte Nielsen, Sandahl Bergman, Paul L. Smith, etc.
Más datos en la IMDB

Minisinopsis: La tirana Gedren busca el poder absoluto. Con su ejército, masacra la ciudad de Hablac y se lleva el talismán que le concederá un poder inimaginable.

Si ya has visto la película, puedes seguir leyendo.

Modo “Pensamiento previo” ON:
¿Pero es que la gente no ha visto películas como ¿Quién puede matar a un niño? (Narciso Ibáñez Serrador, 1976) o Los chicos del maíz (Fritz Kiersch, 1984)? ¿No se dan cuenta de que los niños son maaalooos, muy maaalooos, que no te puedes fiar un pelo de ellos?.
Modo “Pensamiento previo” OFF.

A la sombra de Connan (John Milius, 1982) -que, para mi, con todas sus imperfecciones, es una de las mejores películas de aventuras de la Historia y el mejor y único papel que Jorge Sanz debió hacer en su vida- nació Red Sonja que, a su vez, es otra adaptación de los cómics del mencionado héroe. Pero como mi mundo de comics se reducía a los Creepy, a Asterix, Tintín, las locuras de F. de Felipe, un cómic de Tarzán que me regalaron cuando estuve ingresado en el hospital de crío (y que, de dudar de mi sexualidad me hubiese vuelto completamente gayer)  y poco más, pues tampoco puedo dar más datos, así que lo mejor será, para el que quiera saber de dónde sale la maciza pelirroja, que se lea este artículo de la wiki.

Durante los 80 se puso bastante de moda la idea de contratar un muy buen equipo técnico para que rodease de algún modo un casting de actores que dejase que desear porque no eran elegidos por su talento interpretativo, sino por otras cosas. Y ésto es lo que le pasa a El guerrero rojo: que cuenta con un director experimentado (Richard Fleischer, autor de Tora! Tora! Tora! (1970) o Testigo accidental (1952)) , con la música de Morricone, fotografía de Giuseppe Rotunno (encargado también de la de Historias extraordinarias), etc. Pero a su vez cuenta con Brigitte Nielsen (Red Sonja) y sobre todo con Ernie Reyes Jr. (Príncipe Tarn), más conocido como “ése gran error de la naturaleza”. Nótese que de Schwarzenegger no digo nada porque, si ha hecho dos buenos papeles en su vida, éstos han sido el de bárbaro y el de terminator (en ambos no tenía por qué cambiar la expresión de la cara). Por cierto, que yo siempre sostengo que la mayoría de las pelis de Schwarzenegger se ruedan en cinemascope para que quepa su nombre en los créditos.

Hay que hacer notar que la Nielsen fue una especie de prototipo erótico de la época. Época que, por otra parte, amó las imperfecciones en sus mitos sexuales como ninguna otra. Véase: Samantha Fox (Una enana a la que los pechos medían más que sus piernas) o Sabrina Salerno (También de grandes pechos y más bizca que un tipo con ojos de cristal que se acaba de caer por un barranco). La Nielsen, hasta que se los operó, no poseía grandes pechos; lo único que tenía era su altura… repito: lo único que tenía era su altura. Si no, véanse las secuencias de esta película en las que esgrime su belleza como argumento para llenar la pantalla. Y alguien dirá: “es que da igual que sea guapa o fea, la eligieron porque era buena actriz”. ¡Ja! ¡Dios, qué raros éramos entonces! ¡Si quieres a una buenorra, coge a una buenorra, y si quieres a una buena actriz, coge a una buena actriz! ¡Pero no te quedes en medio y, encima, en la parte mala, pardiez! Aunque, claro, siempre habrá quien diga que es guapa, como hay gente que dice que la supermoderna (osea) Bimba Bosé lo es pese a parecerse al del bar de debajo de mi casa (le falta el bigote).

El otro completo error del casting de la película y del casting de la selección genética fue Ernie Reyes Jr. Sí, amigos, porque una rana podría haber hecho su papel y hubiese salido mejor parada. Pero, ¡por Dios! ¿qué clase de personaje decide incluir a un petardo de crio en una película de bárbaros y, además, decide que tiene que ser impertinente como él solo y estar todo el día dando la vara a la peña y pegando patadas de kungfu(cio) al aire? Está claro que no aprenderemos nunca. ¿Habéis oído hablar de la decadencia de Hollywood? Empezó con esta elección. Ernie Reyes Jr. (que tiene una foto de esas típicas de chuleta en su página de la IMDB, cruzado de brazos, con el pelo engominado y con una camiseta blanca de tirantes para marcar músculo, muy definitoria de lo que él piensa sobre sí mismo y a la vez, muy esclarecedora sobre lo que en realidad es), ha continuado su carrera de forma coherente: apareciendo en series como Embrujadas (¿quizá la serie con los guiones más estúpidos de la Historia?) o como secundario de secundarios en la engañifa de Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal (Steven Spielberg, 2008).

El guión, más que otra cosa, está forzado. Teniendo en cuenta el hecho de que a mi me sobren todas y cada una de las escenas que implican que aparezca el Príncipe Tarn, la película se queda en 1/3 de lo que es. Y ese tercio de película son escenas en las que básicamente, al grito de “nunca estaré con un hombre que no me haya derrotado en un combate“, la Nielsen y el Scharzie se pelean una y otra vez llevados por el frenesí sexual o el frenesí estúpido, no sé, porque es bastante extraño -por no decir increíble- que la Nielsen, con esos brazos flacuchos que tiene, levante un mandoble como lo hace el Scharzie.

Pero existe una escena que desborda a cualquier otra en cuanto a tontería se refiere, y ésa es la del engendro mecánico del pozo (o lo que sea), porque se pegan como 10 minutos de película intentando cargarse a una máquina a sablazos cuando tienen unas preciosas escaleras por las que escapar en lugar de dedicarse a trepar por las paredes cual aprendiz de Spiderman. Awesome! Esta es la escena que me convenció para comentar la película. Imperdible, oiga. “¡Los ojos, si le sacamos los ojos no podrá vernos!”… ufff. ¡Las escaleras, idiota, las escaleras, deja de hacer el mono mico subiéndote por las paredes!

La frase, quizá, sea aquella que Red Sonja le dice a la Reina Gedren casi al final: “Tú destruíste a mis padres, mi ganado, mi hermano, mi heramana…” Por ése orden, que ya se sabe que una buena vaca vale más que un hermano maquinero que se pase los fines de semana en las puertas de las discotecas de carretera metiéndose mierda, que la primera se puede vender a McDonald’s y el segundo sólo sirve para que opine de todo sin que se le pregunte -sobre todo de política- y sin conocimiento alguno dentro del micromundo que el consumo de determinadas sustancias haya podido crear en su cabeza.

Y la pose -aunque ésto no dependa demasiado del guión-, sin duda, aquella en la que Kalidor (a mi no me engañan, éste es Connan), pone cuando sostiene sobre su espalda el peso de una enorme piedra para que el resto del grupo pueda escapar… Es lo que tiene la codeína, que estriñe y, como el Scharzie se pone tibio por el dolor de cabeza que le da ser republicano y tener una esposa demócrata, pues luego le pasa lo que le pasa.

Aún así, El guerrero rojo mantiene ciertas cosas de las películas de bárbaros que resultan impagables, como ese volar de cabezas que tan gratos recuerdos me traen en 8 bits, o esas peleas inacabadas en las que alguien sale corriendo porque, obviamente, no puede vencer a 40 bestias armados hasta los dientes. Aunque hay que decir que poco más se puede añadir por positivo a un guión que es lo peor de la película.

Lo mejor, sin embargo, es el aspecto visual, con esos espectaculares escenarios y esas vestimentas fantasiosas que logran crear un mundo completamente distinto al conocido; pero a su vez hay algunas cosas que tiran un poco para atrás, como no podía ser menos.

Así como aprovechar espacios reales y “maquillarlos” trae buenas consecuencias (por ejemplo, la arena con el guerrero de fondo), las construcciones partiendo de cero son más bien cutrecillas puesto que se nota demasiado el cartón-piedra. El mejor ejemplo de ésto es cuando los personajes escalan el palacio de la Reina Gedren, pero también el toro-casa (extraña estructura donde las haya). Aunque bien es cierto que algunas de esas estructuras, en planos más alejados, o en maquetas más pequeñas, dan el pego; por ejemplo, el mencionado palacio de la Reina Gedren o el puente-esqueleto.

En el tema del vestuario nos pasa un poco lo mismo: por lo general todo está muy bien, pero los trajes a veces se pasan de fantasiosos y los que los llevan acaban pareciendo las reinas del carnaval de Tenerife más que otra cosa. Es lo que le ocurre al viejo instructor de la arena, por ejemplo, al que le falta el abanico. Con ésto quiero decir que la fantasía en el vestuario es genial, pero cuando está claro que a alguien que lleva un traje le va a costar 6 horas ponérselo, la cosa cambia al absurdo.

El resto de lo visual -a parte de las cabezas voladoras- está compuesto por efectos lumínicos como el del principio en el que una especie de fantasma visita a Red Sonja para decirle que se vengue o el efecto del talismán, que parece kriptonita, pero que no deja de ser correcto. Y la araña, esa araña gigante de la Reina Gedren, impagable, que dan ganas de rescatar el Baldur’s Gate.

Está claro que El guerrero rojo no es una gran película de espada y brujería, sobre todo por las carencias en su reparto, por un guión muy forzado y por el crío pesado que casi es más protagonista que la propia protagonista. A pesar de ello, la película es perfecta para una tarde de domingo y si se está con 38 y medio de fiebre y con una bolsa de patatas Lays a la cebolla caramelizada y el vinagre de Módena (babas que me caen), pues mejor, oiga.

Como anécdota, se está preparando un remake de la peli para el 2009 perpetrado por Robert Rodriguez y con la anodina Rose McGowan como protagonista, lo que garantiza que la película pasará a engrosar la lista de remakes que nunca debieron hacerse.

Cutrez técnicaEstrella 3
Cutrez guion�sticaEstrella 5
Cutrez visualEstrella 2
InterésEstrella 3
PuntuaciónGlobal - 6.0

Anuncios

23 Responses to “El guerrero rojo (1985)”


  1. 1 troncha octubre 22, 2008 en 2:01 pm

    Hola en nuestro blog hemos creado un concurso y regalamos películas, si quieres participar ya sabes… http://mitiquisimo.blogspot.com

    Saludos…

  2. 2 arnf arnf octubre 22, 2008 en 3:43 pm

    No se porque poner ésta ya que por definición las películas de ¨cónanes¨ (y perdón por inventar el género pero prefiero no ponerlas al lado de las fantásticas) suelen ser todas una cagarruta sin sentido. Hay peores películas desde luego pero tu comentario como de costumbre ha estado a la altura. Saludos.

  3. 3 arnf arnf octubre 22, 2008 en 3:45 pm

    ¨tu comentario como de costumbre ha estado a la altura¨ significa que me ha gustado, no que esté a la altura de la película (que tampoco estaba tan mal).

  4. 4 Jorge octubre 22, 2008 en 4:20 pm

    Arnf, arnf, estoy contigo que, en el mundo de las películas de bárbaros (como en todos aquellos géneros y subgéneros en los que entraron los filipinos e italianos) hay auténticas basuras. Pero esas basuras son de serie Z, no de serie B y están al margen -salvo célebres excepciones- del objetivo de este blog.
    Aún con éso, no me negarás que, entre el niño y lo forzado de la línea argumental del guión, la película pierde unos puntos muy valiosos que no le permiten estar a la altura de Coñan el triturador de huesos.
    Salud!

  5. 5 Milgrom octubre 22, 2008 en 4:23 pm

    Joer, estoy totalmente de acuerdo en todo lo que dices, es decir en todo… Bueno tal vez yo tenía más tebeos que tú, pero en el resto es que en todo.

  6. 6 Adicta a la publicidad octubre 22, 2008 en 5:32 pm

    Me encanta tu blog. A mí me gusta ver películas de estas cutres, tengo unos amigos que sólo ven películas de zombies para reirse. Imagino que ya habréis hablado del Ataque de los tomates asesinos no?

    Un saludo!

    pd: yo participo en el concurso en Moda y tendencias, imagino que no te gustará el tema, pero si te pasas y te gusta ya sabes ;)

  7. 7 octopusmagnificens octubre 22, 2008 en 5:42 pm

    Hay que tratar de verla como si fuera una comedia. Es una de las peores películas de Arnold Schwarzenegger. La vi en el cine en su día y me llevé una decepción. Es cutre al cuadrado. Richard Fleischer profanó el género; había hecho antes Conan the Destroyer (1984), flojísima, aunque superior a Red Sonja. Por quien rompería una lanza es por Brigitte Nielsen, que en aquel tiempo, y subrayo lo de aquel tiempo, a mi gusto estaba muy buena. Me despido con una pregunto que formuló mi acompañante en el cine en 1985: “¿Kalidor, pero quién cojones es Kalidor?”.

  8. 8 Antoniosan octubre 23, 2008 en 5:42 am

    Dios mio, Red Sonja… La vi hace milenios y no me acuerdo muy bien. Tendre que volver a verla. Creo que la he visto por aqui para alquilar(si, en serio, igual que Kickboxer, de Van Damme que, por cierto, fue el cumpleaños el otro dia y no lo felicitamos :P).

    Y bueno, estoy de acuerdo en lo que dices de Jorge Sanz. De hecho, solo lo recuerdo por Conan, Moriras en chafarinas, y Tuno Negro.

    De Ernie Reyes Jr… mejor no hablar.

    Por lo demas, genial como siempre, Jorge. Sigue asi, por favor. No sabes lo que me anima leer tus criticas desde detras de mi bol de arroz.

  9. 9 patata octubre 27, 2008 en 8:42 pm

    La verdad es que son ese tipo de pelis que si ves con tus amigos, te partes de risa´.

  10. 10 Don_fofo octubre 28, 2008 en 8:38 pm

    Yo no soy muy adepto a conseguir “connanplotations” jaja, pero lo que me llama y me gusta mucho de estas películas son los decorados y escenario, muy originales siempre, llenos de demonios, monstruos y cráneos, que manjar para la vista.

    Sandwishnigger debió hacer connan, terminator y luego morirse o dedicarse a limpiador de piscinas, vendedor de helados o que se yo.

    Saludos

    Don_fofo

  11. 11 Sònia octubre 29, 2008 en 7:21 pm

    ¿Y no tendría que ser “la guerrera roja”???

    Bueno, esperemos que la nueva versión esté mejor… al fin y al cabo si pasa por las manos de Robert Rodríguez tiene puntos para estar bien…

  12. 12 Raúl octubre 30, 2008 en 12:58 am

    ¡Qué bueno! Lo que me río con este blog. Ya te tengo en mis favoritos.

    Por cierto, sólo voy a pedirte 20 segundos de tu vida para que accedas a mi blog http://www.hiperbreve.blogspot.com y leas alguna de mis pequeñas historias. Si en conciencia piensas que podría merecer tu voto, adelante. Si no, me basta con que me dejes un comentario sobre lo que hayas leído. Muchas gracias.

  13. 13 Mayor Reisman octubre 30, 2008 en 5:03 pm

    Buenas

    Felicitaciones por el comentario, todavía me estoy riendo. A mi “Red Sonja” (¿Porqué la titularon “El guerrero rojo?) me hizo abjurar de las películas de “Espada y brujeria a lo Conan”. Tampoco entiendo porque el personaje de Swarzy no se llama Conan, (lo que sería lógico teniendo en cuenta el comic).

    Un saludo

  14. 14 octopusmagnificens noviembre 1, 2008 en 12:27 pm

    Reisman, eso fue por dinero, por derechos de autor. Kalidor salía más barato…

  15. 15 Zinquirilla noviembre 2, 2008 en 10:11 pm

    Hola!

    Este blog, de cutre, no tiene nada, me alegro de haberlo recomendado en el foro del concurso y por eso lo he votado.

    Seguiré leyéndolo, chao!

  16. 16 Valkiria noviembre 3, 2008 en 9:13 pm

    Hay héroes de comics que deberían quedarse en los comics sobre todo antes de caer en manos de gente con poco arte.

    Un beso enorme, Jorge, creo que voy volviendo, poco a poco, sin prisa, pero voy volviendo

  17. 17 Jorge noviembre 4, 2008 en 1:24 pm

    En general, creo que lo de “El guerrero rojo” viene de la estrategia comercial de incluir al Schwarzzie en la película y ponerlo en los títulos antes que la Nielsen, que era una desconocida. Una forma de atraer a los seguidores de Coñan.

    Valkiria! (Sin más, coño, qué alegría)

  18. 18 soyfrikiyque noviembre 4, 2008 en 3:51 pm

    La nueva peli de Red Sonja no creo que sea un remake, sino una historia totalmente nueva. En cuento a las maquetas, por cutres que puedan verse hoy algunas ( y otras son aún una maravilla, como el puente esqueleto y la estatua del patio ese de espadas, más hoy en día que estamos saturados de efectos digitales, muchos malísimos) son obra de ese maestro de maquetas español llamado Emilio Ruiz del Rio, muerto hace poco y que era un verdadero genio, encima hasta con presupuestos birriosos, como seria el caso. Pero en pelis de más presupuesto hizo efectos de maquetas (en Conan sin ir más lejos) que uno jamás diría que son maquetas y que me rio yo de las de Weta o de ILM, je. Este mismo mes (creo) se estrena un documental titulado “El Ultimo Truco” dedicado a este hombre, que habría que ir a ver de rodillas . Por otra parte tenemos también como alicientes para evr esta peliculilla la banda sonora de un tal Morricone (que sin tener nada que hacer frente a la de Poledouris para Conan (la mejor BSO de la historia) tiene su puntillo. Y de postre Sandahl Bergman, que tenía un morbo de no te menees. En resumen , una pelicula malilla, pero que me veo sin problemas y paso un ratillo distraido, mil veces mas que con tanta morralla digital que nos quieren endiñar hoy en dia.Y totalmente de acuerdo con Octopus, la Nielsen en esa epoca estaba buena.

  19. 19 Jorge noviembre 4, 2008 en 4:29 pm

    Estoy de acuerdo con lo de las maquetas, soyfrikiyque, me gusta más una maqueta mal hecha que cuatrocientos efectos digitales -que, por otra parte, la mayoría también están mal hechos. Las de esta película están, a mi juicio, muy curradas.
    En lo que no estoy de acuerdo es en lo de la mejor BSO de la Historia… pero es un problema de no poder decidir ningún X mejor de la Historia, no porque no me gusten algunas más que otras. Conan tiene una BSO muy buena, éso sí.
    Y gracias por el comentario sobre El último truco, estaré atento.

  20. 20 Hagen septiembre 24, 2009 en 12:02 am

    Hace unos dias compre unos DVDS de Conan I II Y Red Sonja y revivi los momentos de accion cuando era niño pero relamente Red Sonja es una pelicula muy floja y quien salva la peli para haberla visto en el cine hace mil años fue Arnold sino hubiera pasado desapercibida es tan mala en especial el chinito ese q cae como patada en los huerfanos(huevos) La Brigitte estaba bien buena debieron darle mejores dialogos, sin duda Conan I es la mejor de todas a proposito alguien recuerda Beastmaster (1982) con Marc Singer otra copia de Conan pero es mejor q el bodrio de Red Sonja.

  21. 21 alexis noviembre 22, 2009 en 4:46 am

    ¡Hala! ¡Que montón de comentarios añadidos, aquí en esta peli! Perdón, perdón… que paso… Gracias… (Es que casi tengo la sensación de entrar así como a codazos en este apartado).

    … Y tampoco me he fijado en esta reseña por nada en especial… Saaalvooo… Bueno… que SE que vi esta peli algún dia (o alguna noche). Alquilada, en tiempos del VHS… Y, a pesar de eso, me encuentro con que no la recuerdo prácticamente nada, oye. Ni me suena lo del puente-esqueleto, ni nada del argumento… ¡Ni siquiera me acaba de sonar lo de que la prota fuera la Nielsen esa! (¡Y eso ya es gordo para un varón heterosexual y, además, bastante joven en aquella época!).

    Querria decir que yo si he sido bastante “de tebeos” y tal. Que no he consultado información adicional, pero que creo tener mas o menos visto y entendido (de los tebeos) que el personaje de Red Sonja vendria a ser algo así como “filial” del personaje y aventuras de Conan. Por eso si que creo recordar (por lo menos) que me desconcertó que la película fuera sobre ese personaje; que saliera también “Chuacheneguer” (que ya habia hecho de Conan)… Y que el personaje de “Chuacheneguer” ¡no fuera Conan!
    ¡Es que daba una sensación un poco rara! Y que, parece ser, que eso es lo que mas me se quedó de la cosa esta.

    Ya me doy cuenta de que todas estas cosicas y detallicos ya han ido saliendo, sobretodo en los comentarios añadidos. También estoy bastante de acuerdo en lo de que “El señor de las bestias” quizá sea un “espada y brujeria” mas digno que muchos otros (independientemente de su presupuesto y tal).
    Que, de todos modos (y digo yo): ¿Que película hay que dignifique un poco el “género” de “espada y brujeria” en el terreno cinematográfico? Y no me vale “El señor de los anillos”, porque me estoy refiriendo a cosas de origen mas descaradamente “pulp”: La mas grata manifestación de las aventuras de Conan que yo conozco son los comics mas clásicos y añejos de la Marvel. Mayormente plasmados por el dibujero John Buscema… Pero tampoco no nos olvidemos de que todo eso aun se basa en los antecedentes literarios de la creación del personaje, y de su verdadero autor y creador literario: Robert E. Howard.
    … Y que Robert E. Howard fue uno de los “compis” del luego llamado “Círculo de Lovecraft” (!!!).

    ¡Toma ya! ¡Que giro le he dao a la cosa! ¿Te das “cuen”, JORGE?: ¡Lovecraft & Co.! ¡Y, por extensión, la tonteria esta de que no hay quien perpetre en cine una adaptación que valga un duro de todo ese “Horror cósmico”! De orígen “pulp” (¡si!) pero a la vez tan mitificado, y hasta ya demasiado refrito… Pero sin acabar de encontrar tampoco su debida plasmación en una película u otra que le haga justicia…

    ¡Ahí dejo eso!

  22. 22 cesar septiembre 7, 2013 en 6:41 pm

    que buen blog!! me quedo con la definición de películas conanescas jajajaja es aplicable.

  23. 23 A. junio 8, 2014 en 2:45 am

    Joder, qué jartá de reír a las tantas de la madrugada. ¿Por qué no encontraría yo este blog antes?

    Bueno, de primeras te diré que tienes un estilo de redacción muy bueno. De verdad, no es coña. Leer tu blog es sinónimo de descojone.

    Lo segundo es que abrazo todas y cada una de tus declaraciones anti-niños en el cine. Yo soy otro defensor a ultranza de eliminar los críos en las películas. Son lo peor de lo peor. De pequeño me gustaban “Los Goonies” pero, de mayor, le he tomado tirria a esa cinta por… los niños.

    Finalmente, y ya termino, un detalle. Hace algún tiempo me leí una biografía de Arnold (no preguntes, no preguntes), y una de las cosas que creo recordar (tiro de la memoria) es que esta película fue protagonizada por Arnold por imperativo legal. Al parecer, cuando aceptó trabajar en “Conan, el bárbaro”, Arnold se comprometió a trabajar en otras dos películas a voluntad de la productora (Dino de Laurentiis). La segunda fue “Conan, el destructor”. La tercera fue esta otra, pero debido a que se acercaba la fecha límite del acuerdo y ¿Dino? tenía que hacer uso de ese derecho a una tercera película o perderlo. De ahí que el austríaco, que seguro que ya se olía la tostada ante este engendro, tuviese que claudicar y pasar por el aro.

    Nada más. Enhorabuena por el blog. Echo de menos más entradas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Películas "Buenismas", buenas, malas y "malismas", pero todas con menos presupuesto del que hubiesen querido

Comentarios

Los textos aparecidos en este blog -salvo los especificados en cada momento- están protegidos por una licencia Creative Commons. Está prohibido hacer uso comercial o modificar los mismos y debes ponerte en contacto con el autor para obtener su consentimiento antes de reproducirlos en otro ámbito.

En este blog no hay ni se permite publicar enlaces Edonkey.

Categorías

Los más sobrevalorados:

Comentarios

Carteles de las películas

AL MÁRGEN DE ESTE BLOG:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 33 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: