Vampyros lesbos (1971)

Las vampiras (Vampyros lesbos)
Banderas - España Banderas - Alemania
Año:
1971
Duración: 89 min.
Género: Terror y Explotation
Director: Jesús Franco
Actores: Ewa Strömberg, Soledad Miranda, Andrés Monales, Dennis Price, etc.
Más datos en la IMDB
Minisinopsis: Linda, la trabajadora de una inmobiliaria de Ankara, debe viajar hasta una isla de Anatolia para resolver la herencia que beneficia a la Condesa Carody.

Si ya has visto la película, puedes seguir leyendo.

Cutrez de culto

He de decir que, como los vampiros hipnotizan a sus víctimas, a mi me hipnotiza la moda que surgió en la España de los 60-70 de cambiar el nombre a los actores y músicos por otro anglosajón para darle un caché al cartel que no hubiese tenido de otra forma. Así, por ejemplo, Miguel Ríos fue Mick Ríos durante un buen tiempo o, como en este caso, Andrés Monales (Omar) fue Victor Feldman, Viktor Feldman, Andre Montchall y Andre Montcall, lo cual me parece una soberana estupidez, pero me hipnotiza, oiga, ¿qué le vamos a hacer?

Lo mismo hizo Jesús Franco durante toda su carrera, pero quizá más motivado por el tipo de películas que hacía y las represalias que el Régimen (de la alcachofa) podía tomar hacia él; aunque esta hipótesis queda desarticulada -joder, parece un comando terrorista- sabiendo que después de la muerte de don francisquito (con minúsculas, y por no insultar y ponerme a hablar de pseudopolítica, que no es el tema) Jesús Franco siguió utilizando pseudónimos. Vicio, que le llaman en mi pueblo. Había hecho tantas películas fuera de España que ya se quedó con Jess Franco, que era como más in, oiga, y así sigue, rodando películas con el seudónimo.

De cualquier forma, este tipo es singular porque, pese a haber dirigido casi 200 películas, no hay ninguna en la que puedas exclamar cuando termine “¡oh, qué buena!”. No. La intención de Jess Franco ha sido y será, desde que tuvo uso de razón como director, crear productos que satisficiesen  el morbo de los espectadores y el suyo propio, así que le dio -y sigue dando- a un cierto grupo de población lo que quería: sangre y sexo. ¿Primario? Pues las pinturas de Altamira son obras maestras de la pintura, así que… Digamos que lo más básico también puede ser una expresión válida y admirada. Que la obra de Jess Franco lo sea o no, pues no soy yo quien lo va a juzgar porque no me dedico a la crítica de cine… ni quiero. Por definir a Jess Franco de una manera rápida, digamos que es el Roger Corman del mundo hispanohablante.

Dejando atrás a Jess Franco y su “magnífica” (muy entrecomillado) interpretación del personaje de Memmet, nos encontramos con un par de actores destacables: El primero, por malo, es Dennis Price (El Dr. Sheward), que más parece un crío haciendo la típica obra de las verduras y hortalizas felices en una escuela americana, y el segundo es José Martínez Blanco (Morpho), pero ni por malo ni por bueno, sino por su aspecto, que más que servir a la Condesa, parece que va a ponerse a tocar el Casiotone en cualquier momento.

Un parecido razonable es el de la actriz Soledad Miranda (Condesa Nadine Carody) con la que dicen que es actriz, pero que a mi sólo me parece una histérica, Macarena Gómez. Solo que Soledad Miranda es, evidentemente, bastante más guapa que la otra.

El guión de Vampyros lesbos es muy fácil de resumir: Es Drácula con tetas de por medio. Tan es así, que lo único que distancia a la novela de la película viene a ser que la mayoría de los personajes masculinos se vuelven femeninos -y viceversa-, que se le multiplica el componente erótico-festivo, y que la acción se traslada a la Turquía moderna.

Empezando por lo erótico-festivo, hay varias cosas chungas, pero chungas de verdad. La primera es la performance que se cascan en el Bagdag de Estambul y que se repite, enterito, dos veces en la película, ahí, pá rellenar, oiga. Dicha performance o erotic-show o chorrada-con-tetas consiste en que la Condesa y otra tía que hace de maniquí se intercambian las ropas y al final, la Condesa acaba mordiendo a la otra. Todo ésto, claro, dura sus 10 minutos que, por dos, vienen a ser 20 minutos de relleno interminable. Lo mejor de todo ésto son los aplausos y las caras de Pepito piscinas de la peña cuando acaba el chow. Pá enmarcar. Digo yo que la peña que acude a estas cosas sin que estén en una despedida de soltero, pedirán un cubata -o lo que sea- y otro vaso vacío para las babas. No sé, yo es que soy muy atípico para estas cosas, pero es que pienso que ver y no catar es tontería.

Otra gran escena erótico-festiva-gratuíta tiene lugar cuando Linda (Ewa Strömberg) llega a la casa de la Condesa y ésta le invita a tomar un baño en la playa. “Es que no me he traído bañador“, dice Linda. Es que si lo ubieses llevado, el Jess Franco te lo hubiese hecho comer. Por cierto, que aquí se demuestra que lo de que los vampiros no soporten la luz del sol es una completa estupidez.

Pero la mejor escena se produce cuando Linda y Omar se cascan un polvete a los dos minutos de que Linda salga del hospital. ¡Qué joder vampiros! ¡Sátiros! ¡Deja descansar a la chica, coñe, que le han chupado la sangre! ¡Dale un Ceregumil antes por lo menos!

¿Más escenas curiosonas lejos de lo erótico-festivo? Pues hay unas cuantas. Por ejemplo, aquella en la que Linda se pone a contarle sus sueños al psiquiatra –Dr. Steiner (Paul Muller, un actor más que reconocible)- y el psiquiatra está haciendo dibujicos mientras tanto cosa que, por otra parte, creo que hacen todos los psiquiatras (ala, que me demandan).

El tema de los extraños, maravillosos y yo qué sé qué más sueños que tiene Linda es para flipar: un escorpión, una mariposa y una cometa. Y, oiga, que se repite una y otra vez a lo largo de toda la película como si fuese una metáfora misteriosa que sólo los más avezados cinéfilos podrían comprender… ¡anda ya! ¡si es para rellenar! ¡que a mi no me la das, Jess Franco! ¡que sólo enseñando las tetas de las actrices no rellenabas toda la peli y te tenías que inventar algo más! Pero, si hasta al final se suelta una frase al respecto que te deja más mosca que el Capitán Mosca (ésto es un chiste para gafapastas): “No, no ha sido un sueño, lo he vivido realmente. Hablan de pesadillas y realidades como si unas y otras no tuvieran la misma vigencia, pero tú y yo, Nadia, lo sabemos. No podré olvidarte jamás, como jamás podré olvidar que una vez en Estambul, aquella mariposa, aquél escorpión o aquella cometa tuvieron para mi otro significado que el de simples mariposa, escorpión o cometa.” Ésto tiene casi tanta psicología encerrada como los dibujicos del psiquiatra. Conocí a un tipo -y no es broma-, que hizo un ensayo sobre el humo que sale del tren en Cuentos de Tokio (Yasujiro Ozu, 1953) cuando los señores Hirayama viajan en él para visitar a sus hijos. Para flipar. Oiga, de verdad, que ni tanto, ni tan poco.

El Dr. Sheward en sí es otro puntazo absoluto de la película. Como ya he dicho, el actor parece que está en una obra teatral del cole, pero es que en realidad lo absurdo de su interpretación hace honor a lo absurdo de su papel. De entrada, su “hospital” no se sabe muy bien de qué es, pero en él encierra sólo a dos mujeres que han sido atacadas por vampiros, que digo yo que si tendrá licencia para semejante establecimiento… Por otra parte, en el Dr. Sheward recae la responsabilidad de recitar según qué frases del guión más pueriles que dos ochentones diciéndose “si me enseñas tu cosita yo te enseño la mía“. Por poner un ejemplo:

– Linda: “Doctor, tengo la sensación de que conozco a muchas personas que nunca he visto y hago cosas que no quisiera. Como si una fuerza superior me invadiese”
– Dr. Sheward: “Es que ha sido invadida por los espíritus, los espíritus de la noche. Pero yo lucharé contra ellos y la protegeré. (…) El ser maligno domina su voluntad, se ha apoderado de ella. Le venceremos”.

Toma ya. Los espíritus de la noche, dice… si es el sátiro de su marido el que le absorbe la vida…

También quiero destacar una escena en la que Omar y el Dr. Steiner llegan a la casa de la Condesa, suben unas escaleras y llegan a un pasillo con una puerta de cristal tras la cual están Morpho y la Condesa. Situamos: Las escaleras, Omar y Steiner a un lado de la puerta y Morpho y la Condesa al otro. Bien, pues se producen unos disparos sin que nadie se mueva de su lado del pasillo y, sin embargo, cuando Morpho y la Condesa huyen, lo hacen bajando por las escaleras y sin cruzarse con los otros. ¿Cómo? ¡Ah, amigos, el mundo de los vampiros es misterioso!

Y ya, saltándonos la lamentable escena entre Linda y Memmet, vamos con lo visual, que es poco.

De entrada, como en el 80% de las películas de la época y el país, la sangre es más pintura que otra cosa (Titanlux nº86). Pero es que hasta en la escena final en la que Linda le clava un clavo en el ojo a la Condesa, el efecto no deja de ser cutre… basta con recubrir bien todo el ojo para que parezca que le ha explotado el globo ocular. Aquí es donde se cargan otro mito vampírico porque, por lo visto, con clavarle un clavo al vampiro en un ojo ya te lo cargas. Tanta estaca y tanta historia… ¿Veis como ésto no va de vampiros sino de enseñar tetas?

El vestuario de Linda cuando está trabajando en la inmobiliaria de Ankara, si me dicen que lo sacaron del Un, Dos, Tres… me lo creo, porque tanta semejanza no puede ser casual.

Y, por último, el payaso. ¡Ay, el payaso!… Agra (Heidrun Kussin), que es la Reinfield de esta versión, tiene en la extraña habitación del extraño hospital una figura de un payasete que yo diría que más que para hacer reir, sirve para gozarla… que juzgue cada cual.

Pero también hay un par de cosas que están bien en la película. La primera es la decoración de la casa, sobre todo por la alfombra roja que cuelga del techo con los penachos cayendo a modo de sangre goteando. Y, asombrosamente, el efecto de desaparición de la Condesa cuando va a visitar a Agra, que sólo se produce una vez en toda la película, pero que está muy logrado.

Como es la película más conocida de Jess Franco, Vampyros lesbos define muy bien las intenciones de su director y guionista que, como dije al principio, son casi las mismas que las de Roger Corman solo que a lo Ibérico. Lo bueno que tiene Vampyros lesbos es que, a pesar de ser una película floja, quitando las performances repetidas, se ve bastante bien, sin desear que se acabe de una vez, pero tampoco deseando que no se acabe… más bien un “ni fú ni fá”, un “no tengo nada mejor que hacer”, un “debí haber cogido el pack de cine de mi plataforma digital”.

Cutrez técnicaEstrella 3
Cutrez guion�sticaEstrella 5
Cutrez visualEstrella 3
InterésEstrella 3
PuntuaciónGlobal - 5.5

Anuncios

17 Responses to “Vampyros lesbos (1971)”


  1. 1 Milgrom octubre 10, 2008 en 12:35 pm

    La verdad es que no entiendo la admiración que mucha gente tiene por Franco cuando apenas hay alguna película suya que sea medianamente entretenida. Mucha teta y mucho pubis y sangre gratuitos pero poca chicha (bueno chicha si que hay)

  2. 2 octopusmagnificens octubre 10, 2008 en 3:00 pm

    Soledad Miranda murió en el 70, y esta película se estrenó en el 71, de modo que debió tener el accidente poco después de rodarla. Menuda lástima.

  3. 3 Tio Marvin octubre 12, 2008 en 12:34 pm

    Personalmente tampoco entiendo la admiración que despierta J. Franco, la comparación con Corman no me parece por eso muy acertada, las pelis de Roger eran cutronas casi siempre pero divertidas, en cambio las de Franco son aburridas. Ésta de la que hablas me parece la mejor, que no es decir mucho.
    Por cierto, la música del bar que sale 2 veces la usó Tarantino para Jackie Brown y la verdad q creo q es de lo único que se salva de la peli, aparte de Soledad Miranda. Saludos

  4. 4 cris alvins octubre 12, 2008 en 5:16 pm

    aun se estreno otra pelicula de la actris soledad miranda en el 71 tenia 27 años al momento de su fallecimiento saludos

  5. 5 Jorge octubre 12, 2008 en 9:11 pm

    Hombre, Marvin, la comparación está hecha en base a que ambos buscaban la taquilla. Lo de que las de uno sean más entretenidas que las de otro dependerá de los gustos… habrá a quien le entretenga ver tetas, pubis y sangre con poco o nada de sentido, como dice Milgrom.
    Corman también tiene muchas pelis-coñazo.

    Salud!

  6. 6 Tio Marvin octubre 13, 2008 en 11:44 am

    Ok, sobre gustos no hay nada escrito, es que a mí siempre me ha recordado más al Ed Wood por la pésima realización, pero como ya dije le tengo un poco de coraje al Jess. Saludos

  7. 7 Antoniosan octubre 14, 2008 en 5:45 am

    Hombre, si me das a elegir entre ver “Dünyayi kurtaran adam’in oglu” y esta, pues casi me quedo con la primera, que al menos seguro que me rio :D A mi es que las pelis del Jesus Franco, como que no me hacen mucha gracia, aunque hay una que rodo en Gran Canaria que era divertidilla (pero solo si eres canario, creo). De todas formas, te paso el enlace

    http://www.imdb.com/title/tt0474531/

    Bueno, ya termine el arroz del almuerzo.

    Saludos!!

  8. 8 quesito rosa octubre 15, 2008 en 5:11 pm

    uooohhh! pero que pinta tiene esto.. mejor no le sigo leyendo y ya le contaré.

  9. 9 Don_fofo octubre 15, 2008 en 8:01 pm

    La verdad es que de Jess solo e visto Vampiros Lesbos, Les Avaleuses y La tumba de los Muertos vivientes, y la verdad es que ninguna de las tres me han “calentado mucho”… en el sentido de que me entretengan claro está.

    Igual tengo presente que este director tiene muchas otras películas, y tengo en vista un par de guarrearías de el que me gustaría ver.

    Saludos,

    Don_fofo

  10. 10 Barbas octubre 17, 2008 en 5:55 pm

    Me encanta tu blog.

    Y lo digo en serio, no sólo para evitar la amenaza de Lars Von Trier.
    Me encanta el cine serie B, con unos amigos vemos cada semana películas de tal calaña y publicamos el istado aquí:http://www.lacoctelera.com/clubdesdijous

    Un año fuimos al Festival de Gijón Peor imposible (desde Menorca)

    Es más, voy a votarte como mejor blog de lo que sea.
    Y de paso te invito a conocer el que tengo en concurso http://www.lacoctelera.com/barbas

  11. 11 galgo noviembre 1, 2008 en 10:32 pm

    Buenas estoy buscando una peli de 1970 que se llama “Transplante de un cerebro”, española, de Juan Logar. En ella fue figurante durante todas las secuencias de operaciones, hacia de enfermera, una tia, y nos acabamos de enterar de eso. Y le haria mucha ilucion ver la peli despues de tantos años… alguien tiene idea donde se la pude conseguir?

    Gracias.

  12. 12 darkerr noviembre 4, 2008 en 4:17 am

    Pues de Jesus Franco la que he visto es “Gritos en la noche” y era mas o menos decente a comparación de otras de sus peliculas. Las que he intentado ver sin éxito son “La tumba de los muertos vivientes” y “El ataque de las vampiras”, porque me han dado un sueño que adios insomnio. Aunque esta “Vampiro lesbos” siempre me ha llamado la atención, a ver si un dia de estos.

  13. 13 ::::VARGAS:::: marzo 10, 2009 en 9:31 pm

    El enlace a imdb está errado, creo.

  14. 14 Jorge marzo 10, 2009 en 9:47 pm

    Gracias por el aviso, Vargas.

  15. 15 Jair marzo 26, 2009 en 12:48 am

    Y bueno que mas comentar si ya lo han dicho todo, sin embargo me llama la atención que como a mi os gusta el cine independiente de bajo costo o tipo B como ustedes llaman poco promocionado y ademas olvidado les cuento que tambien tengo amigos que les gusta este tipo de cine y nos reunimos los sabados para: primero recordar este tipo de pelis y segundo paralelamente recordar cuando las vimos pues tuvieron su historia, Saludos.

  16. 16 alexis diciembre 5, 2009 en 4:08 am

    Pues… Yo creo que tengo que confesar que debo de tener algo de “mosca” en la cosa genética. Y no es que yo haya pasao nunca por un teletransportador que me haiga arrejuntao con un díptero, peeero…

    El caso es que siento una inexplicable atracción por según que cosas que, impepinablemente, huelen a M…

    A ver: No tengo casi nada visto del Jess Franco. Pero si que tengo bastantes referencias sobre lo prolífico que ha llegado a ser… y sobre lo inversamente proporcional de la calidad de su obra con respecto a lo anterior.
    Algun dia me llegó a oidos un título suyo (que, por cierto, lo menciona más de uno por aquí) ¡y me entusiasmé! El título era “La tumba de los muertos vivientes”. Lo busqué para descargar y lo acabé consiguiendo… Y hasta recuerdo que comentaba esto con algun amiguete (sin siquiera haber visto yo aún la película). Decia yo, bien convencido, que “¡es que yo ya disfruto solo con la cosa de que una película se titule así!”. ¡Y realmente así es, por lo que a mi respecta!

    Luego uno acaba sentándose a ver la peli y, al final, no se tiene más remedio que concluir: “¡Pero que cosa más mala!” (Ya satisfecho el gusto por el olor de la M… que ha atraido a la parte de insecto, se impone la racionalidad más humana para valorar lo visto).

    El caso es que la mosca que llevo dentro viene olisqueando el aroma a M… que desprende esto, según he ido leyendo el comentario (vampirismo, tetas, sueños raros… ¡Huyyyy, que regustico más morbosillo!)… Así que, si la llego a ver, ya me lamentaré después de lo mala que me haya parecido…

    ¡Pero al loro!: No contento yo aún ahora mismo con lo que he largao hasta aquí, me se da por lanzar un DESAFIO:
    Pregunto: ¿Sus creeis que el máximo exponente de lo cutre-fanta-terrorífico-demencial de estas temáticas vampiro-eróticas es patrimonio ibérico, en general, y de Jess Franco y similares en particular?
    ¡Pues atreverse a buscar en el Cine Francés! Un director en concreto: JEAN ROLLIN.
    ¡Más descaro en lo de querer juntar vampirismos y tetas imposible!… Eso si: Con un no-se-que de muchísima más ñoñeria y azucaramiento (¡francés tenia de ser!). ¡Pero, sobretodo, de una CUTREZ tan extrema que parece hasta casi inasumible!
    (Tome nota, Don Jorge ¡de verdad se lo digo!)…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Películas "Buenismas", buenas, malas y "malismas", pero todas con menos presupuesto del que hubiesen querido

Comentarios

Los textos aparecidos en este blog -salvo los especificados en cada momento- están protegidos por una licencia Creative Commons. Está prohibido hacer uso comercial o modificar los mismos y debes ponerte en contacto con el autor para obtener su consentimiento antes de reproducirlos en otro ámbito.

En este blog no hay ni se permite publicar enlaces Edonkey.

Categorías

Los más sobrevalorados:

Comentarios

Carteles de las películas

Cadáveres Atómicos c06

Cadáveres Atómicos c05

Cadáveres Atómicos c04

Más fotos

AL MÁRGEN DE ESTE BLOG:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 35 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: