Historias extraordinarias (1968)

Historias extraordinarias (Tre passi nel delirio, Trois histoires extraordinaires d’Edgar Poe)
Banderas - Francia Banderas - Italia
Año:
1968
Duración: 121 min.
Género: Terror y Misterio
Director: Federico Fellini, Louis Malle y Roger Vadim
Actores: Brigitte Bardot, Alain Delon, Jane Fonda, Terence Stamp, etc.
Más datos en la IMDB

Minisinopsis: Tres adaptaciones -con mayor o menos acierto- de los cuentos de Edgar Allan Poe: Metzengerstein, Nunca apuestes tu cabeza con el diablo y William Wilson.

Si ya has visto la película, puedes seguir leyendo.

En los años 60 y 70, el mercado cinematográfico fue saturado por producciones basadas en la obra de Poe que eran interpretadas, en gran parte, por los clásicos Vincent Price y Peter Lorre. Como en la película que nos ocupa, no fue anormal que, dada la brevedad de la mayoría de las historias del bostoniano, se optase por agrupar varias cortas en una película (Por ejemplo, Cuentos de Terror, de Roger Corman, 1962) o, incluso, se uniesen varias partes de historias para formar una sola (El pozo y el péndulo, también de Corman, 1961).
De todas las películas que he visto basadas en la obra de Poe, quizá Historias extraordinarias sea la más curiosa. No es una película extraordinaria -diría que ni si quiera es buena en su conjunto-, como reza el título, pero sin duda supone un esfuerzo supremo por ensalzar y dar un giro a la adaptación de la obra de un autor que estaba siendo rebajada hasta mínimos a causa de una sobreexplotación. No tenemos más que ver los nombres de los directores: Federico Fellini, Louis Malle y Roger Vadim; o de los actores: Brigitte Bardot, Alain Delon, Jane Fonda, Terence Stamp, Peter Fonda, Vincent Price (que hace de narrador), etc.; y percatarnos de que cada director imprime completamente su personalidad al fragmento que le corresponde.
Para esta película, como se trata de varias historias cortas, voy a triplicar las calificaciones para acabar haciendo una media final y voy a separar las reseñas. He decidido hacer ésto porque encuentro que algún fragmento es notablemente superior a otros, de modo que, cuando en un futuro comente otras películas divididas en fragmentos, haré lo mismo.

Metzengerstein, dirigido por Roger Vadim, con Jane Fonda y Peter Fonda.

Metzengerstein es la que peor calidad técnica tiene. Y es que a Vadim le gustaba demasiado su mujer -no me extraña, porque la Fonda (La condesa Federica) estaba muy apetecible en aquella época- como para desaprovechar cada oportunidad y sacarla allá donde podía. Con esta excusa, acaba deformando tanto la historia secundaria que si no fuese por el detalle del caballo y los nombres, sería irreconocible. Además, siendo serios, la Fonda no era una gran actriz por mucha simpatía que se le pueda tener. También resulta paradójica la incestuosa historia que se monta poniendo a los Fonda frente a frente. A ésto hay que añadirle la música machacona, somnífera e inservible (sí, que no sirve para lo que se ha creado) de Jean Prodromidès.

La historia de Poe dice que los Metzengerstein y los Berlifitzing estaban enemistados desde siempre y que el conde de Berlifitzing era un viejo decrépito y el barón de Metzengerstein casi un niño.
A partir de ahí, la historia es más o menos parecida, pero Vadim coge lo anterior y lo transforma en una historia de amor-odio en la que la Fonda es una flor perdida que se pasa el día de orgía en orgía y tocándole las narices a quien puede y no pierde la oportunidad, incluso, de mostrarla paseándose al más puro estilo Lady Godiva. Pero es que le da tiempo de enseñarla como quiera, porque el fragmento se dilata más de 10 minutos con escenas absurdas -y música machacona de fondo- de la condesa y su corcel mientras ésta espera a que se vuelva a tejer el tapiz.
Además de esta constante, existen un par de escenas absurdas o directamente imposible en un caso:
En una de ellas, la condesa Federica y su consejero (James Robertson Justice), quien es cómplice de sus fechorías, intentan acorralar a una joven con “perversas intenciones sexuales” en el interior de una torre. La cosa sería lógica si la intentasen acorralar en lo alto de la torre porque, como todo el mundo sabe, las torres de los castillos tienen escaleras en espiral y, o subes, o bajas. Bueno, pues aquí no, aquí va cada uno por un lado de la torre y la acorralan… Desafíos de la lógica, oiga.
En la escena en la que intentan controlar al caballo negro, se nota descaradamente que el caballo es más manso que un perro pachón y que lo que están haciendo es obligarlo a que se mueva de un sitio a otro asustado.

En cuanto a lo visual, seguimos con el citado ensalzamiento y glorificación de la Fonda, a la que se muestra en ocasiones con unos atuendos y peinados más propios de Barbarella que de la Edad Media. Como continuación a ésto, cualquiera puede deducir que en la Edad Media todas las mujeres iban perfectamente depiladas, puesto que ya se vendía el No!No! en los comercios del ramo… Vamos, en el MEDIAmarkt, que por éso se llama así, porque se fundó en la Edad Media.
El establo de los Metzengerstein y el de los Berlifitzing, porque es el mismo aunque quieran hacer creer lo contrario, es el típico establo británico del siglo XX. Y por último, es curioso que en todas las películas en las que se pretende hacer creer que alguien se está quemando, el pelo no sufra ningún daño cuando yo, de cocinar, tengo la parte de abajo del antebrazo derecho más suave que el culito de un bebé.

Aún con todo ésto, Metzengerstein no es un fragmento del todo aburrido -si suprimimos el trozo de la Fonda y el caballo de aquí para allá- y, aunque se aleje del cuento de Poe no lo hace descaradamente en la parte importante y, bueno, tiene su gracia.

Cutrez técnicaEstrella 3
Cutrez guion�sticaEstrella 3
Cutrez visualEstrella 3
InterésEstrella 3
PuntuaciónGlobal - 6.0

William Wilson, dirigido por Louis Malle, con Brigitte Bardot y Alain Delon.

De entrada, decir que éste me parece sin duda el mejor fragmento. Técnicamente está bien, sigue el argumento del cuento y no tiene grandes fallos visuales. Además, cinematográficamente -que no hormonalmente- hay que destacar que, pese a contar con la Bardot (Giuseppina), otro gran bellezón de la época, que nuevamente es introducida para sustituir a otro personaje masculino del cuento (Glendinning), el director no abusa de su presencia. Alain Delon (William Wilson), por su parte, interpreta a la perfección su papel.

La mayor parte de la historia original de Poe se recrea en la infancia de William Wilson, pero esta idea es desechada en el fragmento para mostrar a Delon y a la Bardot. Con ésto, la verdad, puede que se perdiese mucho, porque la mayoría de las perrerías que se narran suceden en la infancia del personaje; sin embargo, las inventadas ad oc para la película resultan igualmente adecuadas. Ésto hace que me pregunte por qué no se prescindió directamente de las otras historias y se rodó una película basada únicamente en este cuento usando el texto original que transcurre en la infancia del personaje y el inventado o “basado en” que se da más tarde.

En lo visual destaca sobre todo la lección de anatomía, y si destaca por algo es porque el cadáver que se usa es completamente real, lo que te deja totalmente estupefacto. Más tarde, en la recreación del alumno Wilson lo que se usará es una muchacha en cueros… digamos que más agradable a la vista que un pobre abuelo esquelético falto de vida.
En lo negativo hay tres cosas que destacar:
Cuando se produce la batalla de bolas de nieve en el patio del colegio, se nota a la legua que son bolas de algodón lo que se tiran los unos a los otros.
En la escena en la que Wilson azota a Giuseppina, ésta siempre tiene las mismas marcas en la espalda y no van aumentando conforme la va azotando, como sería lógico.
Por último, tenemos el típico pelele de trapo que cae desde el campanario como si el sistema óseo se le volviese gelatina por el camino.

Salvo por las pequeñas cosas comentadas, William Wilson está muy por encima del resto de los fragmentos de la película y debería, repito, haber constituido una película en sí misma.

Cutrez técnicaEstrella 1
Cutrez guion�sticaEstrella 2
Cutrez visualEstrella 2
InterésEstrella 4
PuntuaciónGlobal - 8.0

Toby Dammit, dirigido por Federico Fellini, con Terence Stamp.

Toby Dammit, como corto en sí y pasando por las manos de quien pasa, no está mal. Quizá demasiado largo para ser un corto. La cuestión es que lo de que esté basado en un cuento de Poe en éste en concreto parece una broma porque lo único que tiene que ver es el final, y poco. Sin embargo, como comento, Fellini siempre será Fellini y, Terence Stamp, por muy en declive que estuviese en el 68, siempre será Stamp -No hay más que ver su enorme interpretación en Las aventuras de Priscilla: Reina del desierto (Stephan Elliott, 1994)-. Digamos que Stamp era el actor perfecto para este papel porque Fellini se adelantó a su figura de excelente actor sin suerte.

Nunca apuestes tu cabeza con el diablo es uno de los cuentos más cortos de Poe y fue escrito casi sin gana y con el único pretexto de tocarle las narices a sus críticos. La idea del cuento es que el tal Toby, amigo de Poe, era un tipo miserablemente pobre que siempre estaba apostando, hasta que no tuvo nada que apostar y acabó apostándose siempre su cabeza al diablo, puesto que si perdía, tendría que ir el diablo a buscarla y , como era imposible, no perdería nada. Pero un día, se le ocurre apostarse su cabeza al diablo a que es capaz de saltar un molinete dando una pirueta; entonces un viejo cojo aparece en escena para animar a Toby a que lo haga; éste lo hace y, cuando salta, su cuello pasa justo por una cuchilla que secciona su cabeza, la cual es recogida por el viejo que, por supuesto, era el diablo.
Bien, pues Fellini convierte la fanfarronería de Toby Dammit en una especie de angustia vital existencialista que viste de actor fracasado, al diablo lo convierte en una niña con una pelota blanca que atormenta al protagonista como si el actor hubiese vendido su alma a cambio de fama, y todo ésto lo rodea con las típicas escenas de la Roma más surrealista del director, haciendo que el cuento no tenga prácticamente ningún sentido -insisto- como relato basado en la obra de Poe.

El fragmento tiene pocos fallos fácilmente reconocibles:
Al comienzo del mismo, en la terminal del aeropuerto, hay una pantalla que cuelga del techo mientras la cámara va avanzando por el pasillo. La imagen que se proyecta en la pantalla está superpuesta y se desplaza de un lado a otro, saliéndose incluso de los límites del monitor.
A Dammit se supone que le molestan los flashes de las cámaras de fotos y alega que es porque es un ser nocturno y no soporta la luz; sin embargo, cuando es entrevistado en el estudio de televisión, las luces son mucho mayores que las de los flashes.
En la escena final, es claramente imposible que un cable así cortase la cabeza de alguien que va dentro de un coche sin partirse antes o después de ello. El cable tendría que seccionar el parabrisas del coche, la cabeza y el parabrisas trasero para luego quedar intacto.

Como corto felliniano, Toby Dammit no está del todo mal, aunque se haga un poco largo debido a lo que le gustaba al italiano lo de poner a desfilar a personajes pintorescos por la pantalla. Como adaptación de la obra de Poe, la verdad, no vale nada. Sin embargo, una cosa puede tapar a la otra.

Cutrez técnicaEstrella 2
Cutrez guion�sticaEstrella 4
Cutrez visualEstrella 3
InterésEstrella 3
PuntuaciónGlobal - 6.0

Conclusión

Historias extraordinarias tiene la cualidad y el defecto -en la misma proporción- de haber sido dirigida y adaptada por tres directores con fuerte personalidad en lugar de tratarse de varias historias dirigidas por un mismo director, lo que confiere una homogeneidad a la película que hubiese sido más que agradable en algunos momentos de ésta. Como adaptación de la obra de Poe, no está mal en su conjunto, se deja ver y siempre se puede recurrir a ver el fragmento deseado y desechar los demás porque la mezcla de estilos lo permite.

Cutrez técnicaEstrella 2
Cutrez guion�sticaEstrella 3
Cutrez visualEstrella 3
InterésEstrella 3
PuntuaciónGlobal - 6.5

Anuncios

13 Responses to “Historias extraordinarias (1968)”


  1. 1 Antoniosan julio 31, 2008 en 5:46 am

    La verdad es que a mi me gustan las historias de Poe, pero esta peli en concreto no la he visto. Le echare un vistazo!!! Gracias!

  2. 2 Jorge julio 31, 2008 en 10:23 am

    A mi también me gustan los cuentos de Poe. Sin embargo, he de decir que los leía en verano, cuando tenía 15-17 años, y recientemente los intenté volver a leer y me detuve. Tanto ¡Oh, misterio!, ¡Oh, desdichado de mí!, ¡Oh, oh! me tiraba un poco para atrás. Quizá sea culpa de las traducciones que tengo, pero me he dado cuenta de que ya no aguanto tanto “desmayo romántico” cuando leo algo.
    Aunque soy consciente de que Poe escribía así y no hay mucho que hacer al respecto, ¿alguien sabe de alguna traducción que pase un poco por encima de tanto ¡oh!?
    Creo que Julio Cortázar tradujo las obras de Poe, pero no sé si su traducción cumple lo que busco…

  3. 3 darkerr agosto 6, 2008 en 5:48 am

    De acuerdo contigo Jorge, el mejor corto es el de “Wiliam Wilson”, que maravilla ver a Alain Delon en gran actuacion y a Brigitte Bardot morena pero igual de bella, y actuando bien que es lo mejor. “Toby Dammit” es bizarra, al estilo Fellini, y digo esto presumidamente porque casi no he visto nada de Fellini, pero aqui se puede apreciar muy bien, y precisamente eso lo aleja más del resto de episodios. Terence Stamp esta inmenso, basta decir eso. Saludos¡¡¡

  4. 4 Jorge agosto 6, 2008 en 10:48 am

    Toby Dammit me recordó bastante a la dinámica de Roma (1972). A veces parece que Fellini estaba más interesado en mostrar su visión interior de las cosas que en seguir un argumento. Ésto, para mi, es válido cuando hace una película personal; para el tipo de película que es “Historias extraordinarias” me sobra un poco; además, hace girar tanto la historia que no la reconoce ni su madre. Quitando este punto -para mí esencial, porque si la historia va sobre un cuento de Poe y al final no tiene casi nada que ver, me sobra lo de que esté con el resto de las historias- es cierto que Stamp está inmenso y totalmente metido en el papel que le dan y es cierto que Fellini es Fellini y su costumbrismo pesado (pesado de pesar) y su acercamiento al realismo mágico es tan entretenido como pesado (pesado de aburrido) puede llegar a resultar.

  5. 5 depilacion laser agosto 17, 2008 en 11:50 am

    sabes de algun sitio donde se pueda descargar esta peli??
    saludos
    gracias

  6. 6 Jorge agosto 17, 2008 en 1:03 pm

    Pues simplemente buscando en emule a mi me sale.
    Saludos.

  7. 7 celuloide enero 29, 2010 en 6:10 pm

    Bla, Bla, Bla.

  8. 9 cirugia plastica octubre 28, 2011 en 11:40 pm

    Esta buenisima la pelicula… saludos

  9. 10 Fernando Muñoz Castillo agosto 30, 2013 en 10:42 pm

    mi correo es nanferdo@prodigy.net.mx, y estoy escribiendo sobre Vincent Price para el festival de cine mórbido 2013 que se llevará a cabo en la ciudad de Mérida la de Yucatán, México, menciono dos líneas sobre historias extraordinarias y doy tu dirección, porque se que muchos de los chicos aficionados a este festival entraran y leerán algo que les asombrará, yo soy un fan de esta cinta desde mi más tierna adolescencia. sobre todo de la historia de fellini. me gustaría aclararte que por esta nota yo no cobraré nada, los chicos me la pidieron y, bueno, hay que apoyar el género. y de paso hacer un homenaje a vincent Price. espero no hay ningún problema. un abrazo desde el Centro Histórico de la ciudad de Mérida la de Yucatán, México.


  1. 1 El guerrero rojo (1985) « ¡Qué grandes son las pelis cutres! Trackback en octubre 22, 2008 en 11:19 am
  2. 2 Ciclo “Historias extraordinarias” en Desafinado Café – Cine Trackback en mayo 5, 2009 en 11:39 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Películas "Buenismas", buenas, malas y "malismas", pero todas con menos presupuesto del que hubiesen querido

Comentarios

Los textos aparecidos en este blog -salvo los especificados en cada momento- están protegidos por una licencia Creative Commons. Está prohibido hacer uso comercial o modificar los mismos y debes ponerte en contacto con el autor para obtener su consentimiento antes de reproducirlos en otro ámbito.

En este blog no hay ni se permite publicar enlaces Edonkey.

Categorías

Los más sobrevalorados:

Comentarios

Carteles de las películas

AL MÁRGEN DE ESTE BLOG:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 33 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: