Algodón en Harlem (1970)

Algodón en Harlem (Cotton comes to Harlem)
Banderas - EEUU
Año:
1970
Duración: 97 min.
Género: Acción, policíaca, comedia y blaxploitation
Director: Ossie Davis
Actores: Godfrey Cambridge, Raymond St. Jacques, Calvin Lockhart, Judy Pace, etc.
Más datos en la IMDB

Minisinopsis: Gravedigger Jones y Coffin Ed Johnson son dos policías negros de dudosa reputación pero gran profesionalidad. Ambos se verán envueltos en la investigación sobre el robo de los fondos recaudados por el reverendo O’Mailey.

Si ya has visto la película, puedes seguir leyendo.

El que escribe mantiene un idilio con dos tipos de películas: el Blaxploitation y las policíacas de la década de los 70. Cuando ambas se juntan, uno trata de ser lo más objetivo posible, pero hay veces que no puede serlo. No quiero ensalzar, sin embargo, la película a la que nos enfrentamos por mucho que ésto me tiente, porque soy consciente que no es un clásico ni nada similar como pueden serlo las estupendas películas policíacas negras Pánico en la calle 110 (Barry Shear, 1972) o la gran En el calor de la noche (Norman Jewison, 1967) y sus menos reconocidas secuelas Ahora me llaman Señor Tibbs (Gordon Douglas, 1970) y El Inspector Tibbs contra la organización (Don Medford, 1972). No, Algodón en Harlem no es una película de ésas que recuerdas como una gran película policíaca, pero está muy bien traída (y llevada), lo suficiente como para recordarla, sin más. Está entre medio de ese típico producto Blaxploitation de serie B y ese intento de hacer una película de serie A, así que diríamos que es una película B+ o A-.
Ossie Davis es más conocido como actor (sobre todo en producciones de Spike Lee) que como director. Ésto es debido a que sólo dirigió tres películas, todas en la época más prolífica del Blaxploitation, entre las cuales, por cierto se encuentra La guerra de Gordon (1973), película que trata sobre cómo un puñado de veteranos del Vietnam se enfrentan a los delincuentes y camellos (y/o, que los camellos son delincuentes) en Harlem. La cito porque estoy ansioso por verla y no la puedo conseguir, a ver si hay suerte…
Pero Davis no sólo es el director, sino que también escribió el guión junto a Arnold Perl (Autor del guión de Malcom X ( (Spike Lee, 1992)), basándose en una novela de Chester Himes, que creó la secuela también llevada al cine Come Back, Charleston Blue (Mark Warren, 1972), y la pseudo-secuela Redada en Harlem (Bill Duke, 1991).
Técnicamente, la película es bastante correcta. Lo único “curiosote” es el actor Godfrey Cambridge (Gravedigger Jones) y su talento natural para la comicidad sin hacer nada salvo enseñar la cara cosa que, por descontado, no le pasa a Jim Carrey ni moviéndola tanto como la mueve. Esta comicidad, que impregna a toda la película sin hacer que chorree como Sissy Spacek en Carrie (Brian De Palma, 1976), consigue tapar lo poco malo que se pueda ver. Godfrey Cambridge, por otro lado, tiene un curioso careto resultante de mezclar a Wesley Snipes con Martin Lawrence:

+ =

Como Algodón en Harlem es una peli blaxploitation poco usual, su uso de la música no está acorde con la regla. Vamos, que la película no se convierte en un videoclip, sino que integra la música en los momentos en los que debe… algo que no pasa en la “si- no- fuese- por- la- cansina- música- de- ascensor- magnífica” Entre copas (Alexander Payne, 2004). Dicha música, a cargo de Galt MacDermot, está disponible en tiendas de música y comercios del ramo, aunque no vayáis a buscarla a la FNAC, que seguro que le ponen pegatina de “importación” y le clavan 36 euros como poco, buscadla donde ya sabéis (vamos, que es una banda sonora recomendable).

Como he comentado anteriormente, el guión está basado en una novela de Chester Himes. Lo bueno que tiene es que no es nada pretencioso y por éso no parece ridículo, como en otras producciones, y otra cosa buena es la idea de crear una pareja de policías muy peculiar. ¿Qué les hace peculiares?
– El nombre en sí: uno Gravedigger Jones (Enterrador Jones) y el otro Coffin Ed Johnson (Ataúd Ed Johnson) ya dicen mucho sobre ellos. Aunque si pillamos los apellidos y no los motes (Jones & Johnson), más parece una marca de champú que otra cosa.
– El hecho de que sean unos polis negros consentidos por sus jefes blancos porque, por supuesto, ¿quién va a saber cómo se debe trabajar mejor en Harlem que un policía negro?
– Las armas. Es lógico que la policía lleve armas en las películas, pero es que éstos llevan dos: una normal y otra de bengalas que no dudan disparar cuando creen oportuno.
– Y la chulería, con frases como la que Digger le suelta al poli que va a vigilar a Iris (Judy Pace): “Ten cuidado, es una gran lagartona“. Sólo por decir “lagartona” en una peli ya es mi héroe.

Por supuesto, el guión no obvia el blaxploitation más puro y por éso frases del estilo “¿Qué os parece? ¿soy lo bastante negro para vosotros?” o “Si algo aborrezco más que a un cochino poli blanco es a un cochino poli negro” se repiten a lo largo de toda la película. Y, obviamente, aunque no del todo, los blancos son los principales responsables del embrollo. Es curioso pero, en las producciones más bien llevadas de este tipo de cine no se explota tanto el papel del blanco como opresor del negro… y no creo que una cosa lleve a la otra, la verdad.

Hay un par de escenas memorables en la película a parte de las que implican a Digger y a Coffin disparando sus pistolas de bengalas:
La primera es una persecución en coche del todo atípica en la que sale toda clase de personajes y de la que destacaré al tipo disfrazado de tía que roba los abrigos de piel al vendedor provisto sólo con una peluca rubia. Y la segunda es la escena del poli blanco y estúpido, el sargento Jarema (Dick Sabol) que se deja llevar por un polvo de ocasión con Iris y acaba con una bolsa de papel en la cabeza y corriendo desnudo por un descansillo bajo las risas de todos los vecinos.

Por contra, también hay un par de escenas que a mi me resbalan un poco: la primera es la que tiene lugar en la comisaría, cuando un grupo de gente se congrega para pedir que pongan en libertad al reverendo O’Malley (Calvin Lockhart), que acaba con la suelta de unos pollos bastante estúpida; y la segunda cuando el mismo O’Malley se dirige a casa de la viuda Mabel (Emily Yancy) y se produce una escena de amor y posteriormente de celos que no se la traga ni Tracy Lords.

Dentro de la parte visual no es que haya cutrez típicamente dicha, es que se produce el esperpento (en el buen sentido) al que nos tiene habituados el blaxploitation. En esta ocasión no hay abrigos de piel y sombreros de plumas, pero desde el principio se nos deleita con una capa negra brillante que reposa en los hombros de O’Malley cual armadura reluciente de caballero que fuese a traicionar a Arturo para beneficiarse a Ginebra on the rocks (en las piedras del castillo, no es que Ginebra fuese una bebida alcohólica con hielo, que también).
Oh, pero también tenemos otros detalles “suficientemente negros”, como son las ropas de los boinas negras, en plan uniformes africanos, y los gorros de tunecinos de los esbirros… delirante.

Pero si los gorritos son delirantes, lo de que uno de los malos de la película (el blanco, claro) se pinte de negro para pasar desapercibido en plan El cantor de jazz (Alan Crosland, 1927) “ejjjjke” no tiene nombre.

Algodón en Harlem es una película ligerita, como unos huevos pasados por agua o unas judías de Tolosa con chorizo y morcilla… espera, como lo último no… ligera, sin más. Posée lo bueno del blaxploitation pero no cae en sus peores defectos y todo éso es acompañado por una banda sonora Ad oc (igualmente ligera), que no le hace incurrir en ningún momento en objetivos pretenciosos que hubiesen significado su ruina. No es una gran película, pero es una peli para ver porque es graciosa en su justa medida e igualmente entretenida.

Cutrez técnicaEstrella 3
Cutrez guion�sticaEstrella 3
Cutrez visualEstrella 3
InterésEstrella 4
PuntuaciónGlobal - 7.0

Anuncios

6 Responses to “Algodón en Harlem (1970)”


  1. 1 Antoniosan mayo 12, 2008 en 5:42 am

    Jojojo, esta la quiero ver. Me mola la capa en plan Blacula!

    Pero, fijate tu, que para mi el Godfrey Cambridge este, con el bigotillo que lleva… si le quitas el sombrero y le pones un gorro de estos en plan Fu-Manchu y coleta, no se te da un aire al malo de turno de pelicula china, pero embetunado?

  2. 2 Juan Ivan mayo 12, 2008 en 11:18 am

    El parecido razonable esta muy bien pensado,pero…es ke el tipo simplemente es clavado a Eddie Griffin… xD

  3. 3 Jorge mayo 12, 2008 en 7:45 pm

    Ostras, sí, Juan Iván, tienes toda la razón del mundo, es clavado :D

  4. 4 Milgrom mayo 13, 2008 en 1:47 pm

    Jorge, a mí es que estas peliculas son mi debilidad y me pasa como a tí, que me cuesta ser objetivo.

  5. 5 Darkerr mayo 14, 2008 en 5:19 am

    Pues tiene muyy buena pinta, historia de Chester Himes que no he leido nada de este autor pero tiene su fama, asi que interesante ha de ser, además habrà que conocer la faceta de director de Ossie Davis. Buen ojo para los rostros, estimado Jorge. Saludos¡¡¡¡

  6. 6 Herman Monster mayo 15, 2008 en 2:15 pm

    Estoy de vuelta. Gracias por las firmas y por tu interés.

    Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Películas "Buenismas", buenas, malas y "malismas", pero todas con menos presupuesto del que hubiesen querido

Comentarios

Los textos aparecidos en este blog -salvo los especificados en cada momento- están protegidos por una licencia Creative Commons. Está prohibido hacer uso comercial o modificar los mismos y debes ponerte en contacto con el autor para obtener su consentimiento antes de reproducirlos en otro ámbito.

En este blog no hay ni se permite publicar enlaces Edonkey.

Categorías

Los más sobrevalorados:

Comentarios

Carteles de las películas

Cadáveres Atómicos c06

Cadáveres Atómicos c05

Cadáveres Atómicos c04

Más fotos

AL MÁRGEN DE ESTE BLOG:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 33 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: