Sugar Hill: La venganza de los zombies (1974)

Sugar Hill - Cartel

Sugar Hill: La venganza de los zombies (Sugar Hill)
Banderas - EEUU
Año:
1974
Duración: 91 min.
Género: Terror y Blaxploitation
Director: Paul Maslansky
Actores: Marki Bey, Robert Quarry, Don Pedro Colley, Betty Anne Rees, etc.
Más datos en la IMDB

Minisinopsis: Después de que la mafia local asesine a su novio, Sugar Hill buscará la ayuda de una sacerdotisa vudú para cumplir su venganza.

Si ya has visto la película, puedes seguir leyendo.

Así como la historia del Blaxploitation ha dejado auténticas películas de culto, también ha creado cosas inclasificables o vagamente recordables incluso para los que un buen abrigo de chinchilla y un modafucka’ nos vuelve más locos que a George Lucas mirar el saldo de su cuenta corriente. La película a la que nos enfrentamos es del segundo tipo.
Paul Malansky, el director, es un tipo muy curioso. Ya es sospechoso el dato de que ésta sea la única película que dirigió y que el resto de su carrera se dedicase a la producción, pero la sospecha es mayor cuando vemos qué tipo de películas produjo: La saga Loca academia de policía (y cuando digo saga, quiero decir que hasta la séptima, enterita, oiga), aunque para descargarle de tanto peso mencionaré El luchador (Walter Hill, 1975). Me da la sensación de que Malnsky dirigió esta película porque no encontró alguien que la dirigiera.
Si con lo anterior se ha deducido que Sugar Hill es una película mala de narices, ha acertado. Ni siquiera la música vale la pena y el tema principal, Supernatural Voodoo Woman, que podría salvarse con un 5 está mal colocado al principio de la película con un bailecito tribal que no le pega ni con Loctite, No más clavos o cualquier otro pegamento de ésos extrafuertes que advierte que esnifarlo es malo para la salud para que los yonkis sepan bien cuál escoger (Algunos vienen ya con un “colocónmetro” en el envase).
De los actores sólo se pueden mencionar  tres de cosas: La primera que es Marki Bey (Diana-Sugar Hill), un intento por crear otra heroína blaxploitation como Gloria Hendry o Pam Grier que se quedó en intento; la segunda es la inclusión de  Robert Quarry (Morgan), actor archiconocido y con demasiados altibajos en su carrera; y la tercera es que todos dan bastante penica.
Pero lo mejor de este apartado es la cantidad de parecidos razonables que he encontrado.
Para empezar, Richard Lawson, actor que interpreta al policía Valentine, es clavadito a Samuel L. Jackson en Pulp Fiction. Ya sabemos de dónde sacó el estilo Tarantino. De hecho, en Pulp Fiction se menciona esta peli.

 Sugar Hill - Lawson = Sugar Hill - Samuel L. Jackson

El siguiente es el del actor Ed Geldart, que da vida al mafioso O’Brien con el freak Pozí:

 Sugar Hill - Geldart = Sugar Hill - Pozi

 Y el mejor de todos (y más increíble) es el de la actriz Zara Cully, que es la hija de Bill Cosby y Joaquín Luqui (D.E.P.):

Sugar Hill - ZaraCully = Sugar Hill - Cosby + Sugar Hill - Luqui

Dejando atrás el apartado técnico, que no da mucho de sí, nos enfrentamos a un guión que va por el mismo camino. El único punto fuerte que le encuentro es que Sugar Hill no es la típica malvada que busca dominar algo, sino que es más buena que Heidi y lo que busca es la venganza. Por lo demás, es la típica confrontación blancos (los malos) vs negros (los buenos) y la típica película de zombies… ¿típica? bueno, no del todo. Repasemos algunas escenas:
La primera ya nos habla de qué va el tema: veinte personas bailando al ritmo de una danza tribal mientras suena el tema Supernatural voodoo woman (disponible en Discos Motown) que no tiene absolutamente nada que ver con lo que los tipos bailan; pero ya está hecho, ya han promocionado el disco que, por cierto, es bastante malo. Langston (Larry D. Johnson) le pregunta a Sugar si le ha gustado el show y ésta le responde que es pura dinamita. Sí, dinamita es lo que habría que haber puesto para acabar con todo.
Acto seguido se produce el enfrentamiento del grupo de mafiosos (con Fabulous (Charles Robinson) infiltrado entre los blancos, que son los peores: los hermanos que traicionan a los hermanos no tienen perdón). Pero lo genial de ésto es que, cuando poco más tarde se ponen a darle una paliza a Langston, todos se ponen medias en las cabezas para que no les reconozcas. A ver, ¡almapollos! que os acaba de ver todo Cristo, que vais vestidos igual que íbais, que por llevar la nariz achatada no os van a confundir con otros… ¡ay! Si lo hacéis por fetichismo ya es vuestro problema…

Sugar Hill - fotograma 01 Sugar Hill - fotograma 02

Una parte grandiosa es la que viene cuando Sugar Hill se dirige a la casa de sus antepasados, donde vive la sacerdotisa vudú. Para empezar, el audio lo han sacado de una selva o similar porque salen monos y en Nueva Orleans dudo que haya monos. Y para seguir, no he querido mencionarlo antes, pero el personaje de Zara Cully se escribe Mama Maitresse. Bueno, en la versión en castellano lo pronuncian Mámame-tres. ¿Tres qué? ¿Qué tipo de película es ésta? ¿no iba de zombies? ¿qué habilidades especiales tienen ésos zombies? Viendo la mirada lujuriosa del Barón Samedi (Don Pedro Colley) y que habla con reverberación, no me extrañaría nada. Los efectos de niebla expulsada por máquina desde el lateral con toda despreocupación son geniales.

Sugar Hill - fotograma 03 Sugar Hill - fotograma 04 Sugar Hill - fotograma 13

La extraña inclusión de un policía que no hace absolutamente nada en la película es algo a destacar. Creo que es una cuestión de llenar minutos de película. Pero lo más increíble es cómo deduce la policía que los ataques que se están produciendo son obra de zombies: porque encuentran moho en el cuello de una de las víctimas. ¡Toma! ¡Claro, y si encuentras aguarrás es porque el asesino es El Greco!
La pelea de gatas entre Sugar y Celeste (Betty Anne Rees) a bofetadas con la mano vuelta es otra de las escenas memorables. Una buena pelea de gatas siempre anima una película. El problema es que aquí no se agarran de los pelos… Y es que, donde estén esas películas de carcelarias…

Sugar Hill - fotograma 06

Hay dos escenas en las que Sugar aparece en una sesión fotográfica (supongo que intentando imitar a Pam Grier). Dichas escenas son de un risible supremo. En una de ellas, incluso, se escucha el disparador automático de la cámara que no coincide en absoluto con el dedo de Sugar.

Sugar Hill - fotograma 08 Sugar Hill - fotograma 10

Y, desde luego, por encima de cualquier cosa está la escena de la pata del pollo que va andando sola (claro, sostenida por un hilo) e intenta asesinar a Baker (Truman C. Carroll) cuando éste lleva a Sugar los 10.000 dólares de Morgan. ¡Dios, yo creía que ese tipo de cosas sólo lo hacían los mimos y gente asesinable similar! ¡Pero no, ahí está, la maldita pata de pollo andando a saltitos y subiéndole por la pierna para estrangularle! ¡Sublime! ¡Si ves ésto ya tienes algo para contarle a tus nietos!

Sugar Hill - fotograma 11 Sugar Hill - fotograma 12

Finalmente, llegamos a los protagonistas de la película: los zombies. Viendo la calidad de la película, uno no puede esperar mucho, pero no es así. Los zombies de esta película son un derroche de imaginación sin igual -más parece que han estado guardados en un armario que enterrados durante dos siglos-, así que no me queda otra que hacer un Especial Bricomanía por si alguien quiere construirse uno.

Sugar Hill - fotograma 05 Sugar Hill - fotograma 07 Sugar Hill - fotograma 09

 

Bricoman�a

Número V: Construya un zombie de Sugar Hill

– Necesitará los siguiente elementos: Un espécimen humano, dos cucharillas, pegamento, un cenicero de un fumador compulsivo, ropa hecha jirones, un machete, spray de telaraña o telarañas de broma y esposas.
– Baje al Todo a 100 de la esquina y compre las dos cucharillas, el pegamento, unos pantalones cortos y un machete y unas esposas de juguete. De camino, entre en un bar, distraiga al camarero y llévese un cenicero bien repleto de colillas. El spray o la tela de araña de broma lo puede adquirir en su tienda de bromas habitual.
– Si ha decidido construir el zombie con un espécimen humano tenga en cuenta que ésto no se trata de matar a nadie para resucitarlo, sino hacer que alguien parezca algo, así que no saque su vena homicida. Simplemente, secuestre al chino del Todo a 100 o a quien más rabia le dé (el cuñado, suegro o similar).
– Vaya a una agencia de viajes y saque un vuelo hacia Miami para ese mismo día. No hace falta que lleve nada en la maleta, sólo las cucharillas. Cuando llegue a Miami no se olvide de ir al baño del aeropuerto, sobre todo, si vuela desde Europa o la vejiga le estallará si, como yo, es incapaz de mear en el baño de un avión. Tras ir al baño, contrate uno de ésos viajes en barco en los que le enseñan las mansiones de los famosos. Cuando el guia diga que ésa es la casa de Uri Geller, tírese por la borda y nade hasta ella. Si tiene suerte, Uri estará dentro. No se preocupe por los guardias de seguridad, sólo tiene que enseñarle las cucharillas a Uri para que éste se ponga a doblarlas como un loco hasta acabar rompiéndolas. Con las cucharillas con la forma deseada, repita el viaje al revés hasta volver a su domicilio habitual.
– Ahora rompa los pantalones que ha comprado en el Todo a 100 para que parezcan desgastados y póngaselos al espécimen que capturó hace tres días -supongo que le dejaría comida hecha y no se marcharía a Miami con toda despreocupación, ¿no?-. Péguele las cuencas de ambas cucharillas en los ojos con el pegamento.
– Rompa en dos partes las esposas de juguete y colóqueselas.  Dele también el machete de plástico ¡Ojo, que los tipos secuestrados son muy vengativos, asegúrese de que no corta!
– Sólo queda untarle el cuerpo de ceniza dejando limpias las zonas de los músculos, ponerle las telarañas en la cabeza y ya lo tendrá: ¡Su propio zombie de Sugar Hill para llevar a cabo sus venganzas personales!.
– Yo, por ejemplo, ya hice el mío. Aproveché mi viaje a Miami para coger desde allí uno hacia Texas y secuastrar a Chuck Norris para convertirlo en un zombie, instrumento perfecto para mis venganzas. Aunque lo de ponerle un machete en este caso en concreto sí que es opcional porque Norris es ya, por sí mismo, una máquina de matar perfecta:

 Sugar Hill - ChuckZombie

Está claro que las buenas películas de terror producen miedo y las malas provocan terror. Sugar Hill quizá esté entre medio pero tirando hacia las segundas.

Cutrez técnicaEstrella 4
Cutrez guion�sticaEstrella 4
Cutrez visualEstrella 5
InterésEstrella 2
PuntuaciónGlobal - 3.5

3 Responses to “Sugar Hill: La venganza de los zombies (1974)”


  1. 1 cuvric marzo 17, 2008 en 10:00 am

    Espectacular lo de los zombies con terañines. Una oda al bajo presupuesto y al funky.

    Le devuelvo la visita y el halago, don. Un bloghf ciertamente interesante el suyo. Cómo no le blogrolleamos nosotros también.

  2. 2 troncha marzo 18, 2008 en 11:00 am

    Con tal de que von Trier no haga lo que dices yo te dejo el comentario.
    Fantástico el tema de los parecidos, que cosas tiene la vida.

    Saludos…

  3. 3 alexis noviembre 7, 2009 en 2:46 am

    Con las veces que llevo entrando por aquí, y soltándome cada vez más con los cacho-comentariotes que dejo, me acabo de dar cuenta de que nunca me he referido al mérito de según que facetas y peculiaridades de las reseñas que he ido viendo: ¡Lo de los “parecidos razonables” es cachondeo de nivelazo!
    Yo creo que podria llegar a escribir una parrafada sobre mis impresiones personales de tal o cual peli. Otra cosa es que supiera echarle gracejo y amenidad… Pero esos puntazos de comparativas descacharrantes… ¡Eso sí que no me explico como se consigue obtener, rastrear ni ilustrar! ¡Muy bueno, don Jorge! Sea como sea que lo logres.

    Ya puestos quizá querria decir también que en lo si que yo no me fijo nunca es en el tema de la “puntuación” (y “I’m sorry!”, o sea: “¡Me se perdone!”). Pero es que creo que la posible valoración de una peli cualquiera siempre es demasiado “subjetiva” (creo que este palabro es el adecuado) como para ponerla en frios números del 1 al 10. Ni siquiera desgranándolo en “apartados” diferenciados.
    Quiero decir que se entiende la labor de analizar y expresar así la cosa, según el criterio del autor de las reseñas, pero que a mi se me hace un poco como “estéril” (¡otro palabro muy expresamente pensado y buscado antes de ponerlo!). Quiero decir que no me resulta necesariamente “orientativo” (¡y otro mas…!) de nada ni en ningún sentido. Que lo mas normal a la hora de disfrutar (o sufrir) una película es que a cada cual le guste (o le disguste) porque el conjunto le resulte mucho mas (o mucho menos) que la suma del despiece de sus partes… Por eso digo que no me fijo en lo de la puntuación, tanto si me he sabido explicar como si no.
    ¡Pero que está muy bien lo que es la intención, eh! ¡Que yo digo lo que me parece, pero tampoco pretendo criticar por fastidiar!

    Bueno, hoy habia entrado yo en el apartado de esta peli atraido por la palabra “zombies” en el título. Por lo leido no se muy bien si apuntarmela para intentar verla o no (aunque los zombis, en el trailer, me han parecido “de buen ver”)… ¡Ostras! ¡Y eso me recuerda que incluso aun me he quedado sin decir nada sobre el apartado “Bricomania”!…

    … Para otro dia…


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Películas "Buenismas", buenas, malas y "malismas", pero todas con menos presupuesto del que hubiesen querido

Comentarios

Los textos aparecidos en este blog -salvo los especificados en cada momento- están protegidos por una licencia Creative Commons. Está prohibido hacer uso comercial o modificar los mismos y debes ponerte en contacto con el autor para obtener su consentimiento antes de reproducirlos en otro ámbito.

En este blog no hay ni se permite publicar enlaces Edonkey.

Categorías

Los más sobrevalorados:

Comentarios

Carteles de las películas

Cadáveres Atómicos c06

Cadáveres Atómicos c05

Cadáveres Atómicos c04

Más fotos

AL MÁRGEN DE ESTE BLOG:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 33 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: