El ataque de los muertos sin ojos (1973)

El ataque de los muertos sin ojos - Cartel

El ataque de los muertos sin ojos (Return of the Blind Dead, etc.)
Banderas - España
Año:1973
Duración: 91 min.
Género: Terror
Director: Amando de Ossorio
Actores: Tony Kendall, Fernando Sancho, Esperanza Roy, Frank Braña, etc.
Más datos en la IMDB

Minisinopsis: 500 años después de que los caballeros templarios fuesen cegados y ejecutados por llevar a cabo sacrificios humanos, los caballeros regresan a la vida para aterrorizar al pueblo de Buzano durante sus fiestas.

Si ya has visto la película, puedes seguir leyendo.

Uno se piensa que las segundas partes son continuaciones de las primeras hasta que se topa con la lógica del terror ibérico de los 70-80 que carece de toda lógica y se da cuenta de que la segunda parte es una especie de primera parte con el guión cambiado, lo que podría ser una precuela pero que verdaderamente dudo mucho que lo sea, vamos, un lío. Suerte que hace poco tuve la ocasión de ver un documental sobre la obra de Ossorio y así puedo comprender mejor el producto que ofrece… ¡Ja! ¿Comprender? Lo mejor es relajarse y dejarse llevar, porque lo de comprenderlo es toda una odisea.
El éxito de La noche del terror ciego, rodada con 3 pesetas en dos días llevó a Ossorio a seguir rodando cintas y aprovechar el tirón que tuvo en países como Alemania e Italia la figura de los templarios ciegos y malditos del demoño y llegar a gastarse, en ésta concretamente, casi 14 millones de pesetas de la época. Pero verdaderamente, uno llega a preguntarse en qué diablos se gastaron la diferencia de presupuesto entre una y otra…
A ésto le sumamos un reparto extravagante en el que se incluyen tanto actores sólidos como del montón del que se puede destacar al gran (por tamaño) Fernando Sancho, actor como la copa de un pino que dejaba a Brando a la altura de… bueno, vale, es que era de Zaragoza… el Bud Spencer de Zaragoza… lo que sí se puede decir de Sancho es que siempre supo estar en su papel en las casi 300 películas que hizo (no, no las he visto todas, es una forma de hablar). Y ya de paso, mencionar a Esperanza Roy con sus cejas megadepiladas y luciendo cacho, como debe ser, como mito erótico (Risas de fondo) de la España de los 70.

El ataque de los muertos sin ojos - Fernando Sancho = El ataque de los muertos sin ojos - Bud Spencer

Como su predecesora, el guión es de un absurdo sin límites… quizá más porque después de ver ésta uno piensa por qué dijo que el de la primera era absurdo. Debo de estar muy mal acostumbrado. Quizá sería conveniente que el que no haya leído la reseña de La noche del terror ciego, la leyese y, ya de paso, se viese la peli (no necesariamente por ése orden), que es muy buena, de verdad, lo juro por Camilla Parker-Bowles y por su tampax… digo, y por el Príncipe Carlos. Vale, vamos al tema.

La película comienza con los aldeanos de Buzano en plan ejército de los harapientos cabreadísimos de la muerte, llevando a los caballeros templarios hasta un patio en el que les queman los ojos primero y luego el resto. La frase es la que sigue: “Vamos a quemarte los ojos por si acaso“. ¿Por si qué? ¿Qué pasa, que si le prendes fuego al cuerpo los ojos no se acaban quemando? Si se recuerda la primera parte, la historia cuenta que los pájaros se les comieron los ojos… ya empezamos a sospechar que ésto no es una continuación, pero tampoco es una precuela… ¿qué diablos es? El caso es que se nota mogollón que lo que arden son muñecos de paja vestidos con las túnicas para tal propósito aunque el maquillaje previo, como en la primera parte, es bastante bueno.

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma01 El ataque de los muertos sin ojos - fotograma02

Siglos después, Buzano prepara sus fiestas que, como en toda la Península, conmemoran el descuartizamiento de alguien, una matanza o, como en este caso, la quema de los templarios. Y éso que los romanos estuvieron en la Península un buen rato, que si no hubiesen llegado a quedarse no sé qué nivel de barbarismo hubiésemos alcanzado… Hablando de barbarismo, aparece Murdo (José Canalejas), el tonto del pueblo, que es apedreado y apaleado por una banda de niños bárbaros que ni del Bronx. Pero la fiesta tiene que continuar y el alcalde Duncan (Fernando Sancho) -curioso nombre para el alcalde de un pueblo portugués-, que es más un cacique que otra cosa, espera junto a su novia Vivian (Esperanza Roy) y a su matón Dacosta (Frank Braña) la llegada de Jack (Tony Kendall), un ex-teniente que ahora se dedica a proveer de pirotecnia a los pueblos de la Península… Doy cinco minutos para que se reflexione sobre lo que he dicho.

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma06

¿Ya? ¿Ya se ha asimilado lo del ex-teniente pirotécnico, el alcalde cacique con matón y la novia? Bueno, pues sigo porque la cosa no acaba ahí. En realidad Vivian y Jack se conocen desde hace mucho tiempo y así lo hacen ver cuando se van a dar una vuelta por la antigua abadía y acaban haciendo “folletás campestres” junto a las ruinas… o al menos lo intentan, porque aparece Murdo y les corta el rollo. “Vinimos a ver las ruinas y nos echamos a descansar un rato“, dice Jack. Teniendo en cuenta la mente calenturienta del guionista (el propio Ossorio), es de agradecer que no se monten un trio. A cambio, Murdo les dirá que tengan cuidado con los muertos que allí habitan -con las correspondientes imágenes en plan flashback de los templarios sacrificando a la muchachuela de turno que va enseñando teta y cuyo corazón de plástico acaba siendo devorado-. “Olvide ese cuento y échese novia“, le dirá Vivian. Y vaya si se la ha echado… cuando Vivian y Jack se van a intentarlo a otra parte menos “abadiesca” o “ruinosa”, Murdo descubre que tiene a una muchacha amordazada escondida bajo unas zarzas, la coloca en posición y, no sin antes rasgarle la camisa para que se le vean bien las tetas (¡Yuju, terror ibérico!), le clava un puñal en el pecho. Será el tonto del pueblo, pero más espabilao que los ratones coloraos, el jodío, porque la sangre de la muchachuela llega al suelo y los muertos comienzan a despertar.

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma03

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma04 El ataque de los muertos sin ojos - fotograma05

Mientras tanto, en Buzano, la gente se divierte en la fiesta bailando una música más propia de una revista de Norma Duval y la tensión entre Jack y Duncan (que ya se ha olido el percal y le están creciendo los cuernos) va creciendo… Volviendo al tema, Murdo se siente traicionado por los templarios, que se montan en sus caballos (como en la primera parte no se sabe de dónde diablos salen los caballos) y lo dejan atrás para galopar por la espesura hasta llegar a la casa de Moncha (Loli Tovar), a la que habría que matar sólo por el nombre. Los templarios, éso sí, aunque sean unos zombies siniestros, son muy educados y llaman a la puerta antes de entrar… pero llaman como media hora, hasta que agarran desde la ventana al tipo que se había beneficiado a Moncha y, entonces ya abren la puerta sin más -porque no es que estuviese cerrada, es que son educados y tienen que llamar antes, insisto-. Aquí se produce otra de esas escenas de Ossorio de “uy, qué lentos van los templarios pero lo único que se me ocurre es quedarme gritando en un rincón hasta que me cojan”, solo que al final, a Moncha se le ocurre saltar por la ventana y, casualmente, encuentra uno de los caballos con los que huye de la casa corriendo por el campo con los otros persiguiéndole hasta llegar a la garita del apeadero de los trenes, donde hay un viejuno con un teléfono que se pone a llamar desesperadamente a Duncan en cuanto ve a los caballeros.

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma07

Pero en el pueblo no atienden al teléfono porque Duncan, Dacosta y Beirao (Ramón Lillo) le van a dar una paliza a Jack por querer beneficiarse a Vivian. Así que lo rodean entre varios y se produce una escena cuyo montaje pasará a los anales (de ano) de la Historia: Jack gira la cabeza hacia un sitio y un malote se le acerca; gira hacia otro y se le acerca otro por ese lado… así hasta cuatro. Él se intenta defender con golpes de kárate, pero al final lo agarran y le empiezan a golpear. Y ahora viene lo bueno: A Amalia (Lone Fleming), la mujer de Beirao, se le ocurre contestar al teléfono, baja las escaleras y le grita al Duncan que le llaman del apeadero y es muy importante -sin decirle qué pasa-, así que los malotes deducen que ha descarrilado un tren, deciden que éso es más importante que acabar de matar a Jack y dejan que se vaya con Vivian en el coche.

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma08 El ataque de los muertos sin ojos - fotograma09

A mitad de camino, Jack y Vivian encuentran a Moncha en el campo y la llevan de vuelta al pueblo… normal, volver al sitio donde te han querido matar… Cuando el viejuno del apeadero consigue hablar con Duncan y le informa de que los caballeros están trotando por la pradera rumbo a Buzano, el acólito Beirao le dice a su mujer: “Amalia, ve a por la niña, nos vamos” y Amalia responde la siguiente genialidad: “¡Pero si está dormida!” ¡Bueno, no pasa nada! ¡Esperad a que la niña se despierte, que al ritmo que van los caballeros no hay problema!
Así que ya tenemos a todos de nuevo en Bonzano, la fiesta continúa en la plaza y los protagonistas (salvo Beirao y Amalia, que se han ido en moto) saben que los caballeros van al pueblo a cargárselos a todos y ¿qué es lo que hacen? Pues Duncan llama al Comisionado de Soutarbe para que le mande al ejército y se produce una escena ridículamente espantosa -en la que aparece su criada con camisón y la cofia a medio poner haciendo el gilipollas- y toma a Duncan por borracho, y Vivian y Jack salen al balcón a fumarse un cigarro. Tal cual, oyes. Obviamente, todos dicen que hay que desalojar el pueblo pero nadie hace nada por desalojarlo.

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma10 El ataque de los muertos sin ojos - fotograma11

Como nadie ha avisado y todos siguen bailando, para cuando llegan los caballeros todos están más cocidos que un codillo de cerdo en el Oktoberfest y se produce la típica escena de “os pillamos a todos juntos y borrachos, que así masacramos mejor”. De hecho, con todos los espadazos que dan los caballeros y toda la gente que muere, debería formarse una buena montaña de cadáveres en la plaza. Sin embargo, llega un momento en el que los pueblerinos se cansan de ser masacrados y les hacen frente con “horcas, palos y rastrillos” y Jack, que es ex-teniente pero también pirotécnico -y un tipo muy intrépido-, hace uso de los cohetes que habían sobrado para derribar muñecos con las explosiones… porque son muñecos, Armando de Ossorio, que se ve a la legua que lo son, Armando de Ossorio, que son demasiado cutres. Pero se dan cuenta de que no pueden hacer casi nada contra ellos, se montan en el coche y se refugian en la iglesia, que es a donde habían ido a parar, casualmente, Beirao y Amalia con la niña… la maldita niña…

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma12 El ataque de los muertos sin ojos - fotograma13 El ataque de los muertos sin ojos - fotograma14 El ataque de los muertos sin ojos - fotograma15

En la iglesia se dedican a romper los bancos para apuntalar puertas y ventanas y casualmente encuentran una botella de gasolina y un soplete… qué cosas más raras echa la gente en el cepillo. Duncan llama de nuevo al comisionado y obtiene la siguiente -lamentable- respuesta: “Me parece muy bien que acudan a la iglesia, un pueblo que reza es un pueblo que busca su salvación. Ténganos presentes en sus oraciones a nosotros…“. Como ésto es un “sálvese quien pueda”, Murdo -que casualmente también estaba en la iglesia- y Moncha se intentan escapar por un túnel que hay en un armario cavando con un cajón (manda huevos).

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma17

Donovan quiere largarse con el coche de Jack pero necesita distraer a los caballeros que están fuera, así que primero manda a Beirao con una antorcha -al que se cargan, claro-, y luego a la hija de éste, a la que no matan a pesar de que sea una llorica de agárrate y no te menées. Pero, claro, cuando Dónovan logra entrar en el coche éste no arranca… por supuesto… qué inesperado… así que Dónovan sucumbe también a los espadazos.

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma19 El ataque de los muertos sin ojos - fotograma20

Entre tanto, Esperanza Roy hace café…

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma18

Como la niña está fuera llorando, Jack, Vivian, Dacosta y Amalia se dan cuenta de que algo huele a podrido en Dinamarca. Jack sale a rescatar a la niña pero, cuando está volviendo, le rodean los caballeros -que salen de la nada- y obligan a Amalia a sacrificarse por la salvación de su hija… ¿Por qué? ¿Por qué tienen que salir niños en las películas de terror? Mientras, Murdo y Moncha han sido ejecutados al otro lado del túnel… si ya lo decía yo, si excavar un túnel con un cajón no puede ser buena idea.

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma21

Para rematar la faena, a Dacosta le empieza a picar el aparato y quiere violar a Vivian – había que enseñar las mamellas de la Roy-, pero aparece Jack para empalarlo en una especie de lanza que, casualmente, hay en el campanario. Lo mejor de esta escena, bueno, y de todas las escenas relacionadas, es que mueran como mueran tienen que echar sangre por la boca; da lo mismo que le corten una mano que que le saquen un ojo, tiene que sangrar por la boca porque si no no parece que esté muerto.

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma22 El ataque de los muertos sin ojos - fotograma23

Lo siguiente es vergonzoso… principalmente por el diálogo con la hija de Amalia:

– Hija de Amalia (entre sollozos): “Han matado a mi mamá, fueron unas calaveras
Jack: “Éso lo has soñado
– Hija de Amalia: “No, yo lo vi
Total que ya ha amanecido y deciden que es mejor salir. Le vendan los ojos a la niña diciéndole que van a jugar a un juego (algo así decía el Duque de Feria) y cuando salen, a mitad de camino para variar, la niña se los destapa y tiene que gritar. Pero no pasa nada porque el día ha traído la salvación al pueblo y los templarios se desmoronan.

El ataque de los muertos sin ojos - fotograma24

Resumiendo, la segunda-parte-remake-sabe-Dios-qué de La noche del terror ciego no sólo empeora en lo que a guión se refiere -nótese el número de veces que he tenido que decir “casualmente” en la reseña-, sino que además añade cutrerío a unos efectos que estaban bastante bien realizados en la primera parte.

Cutrez técnicaEstrella 4
Cutrez guion�sticaEstrella 5
Cutrez visualEstrella 4
InterésEstrella 2
PuntuaciónGlobal - 3.5

Anuncios

6 Responses to “El ataque de los muertos sin ojos (1973)”


  1. 1 Christian noviembre 26, 2007 en 10:36 pm

    Buah! Ésta peli me la pille en la pila-a-un-uro en Alcampo hace lo menos un par de años! De hecho sigue con su envoltorio de plástico tirada en la casa del pueblo esperando ‘el fin de semana sin nada mejor que ver’!

    Gracias por ahorrarme el sufrimiento de verla! Aunque un euro es un euro, y está pagado, así que puede que dentro de unos años más me anime, quien sabe… La reseña? Una maravilla, he dado con éste blog de casualidad (no recuerdo como) hoy mismo y ya está en mis Marcadores.

    Saludos y felicidades por el Blog, es la poya, sinceramente. Por cierto, si se me permite el Spam, recientemente unos amigos y yo hemos abierto unos foros dedicados a los monstruos gigantes y la serie B, estamos en plena construcción, pero para los interesados: http://universokaiju.ipbfree.com/index.php

    Salu2!

  2. 2 Jorge noviembre 27, 2007 en 10:26 am

    Mientras el spam sea como el tuyo, no te preocupes…

    Gracias por los ánimos. Saludos!

  3. 3 Mayor Reisman diciembre 5, 2007 en 2:07 pm

    Buenas

    Si no lo veo no lo creo. ¿De verdad se llegaron a gastar 14 millones de las antiguas pesetas en “eso”?

    Saludos

  4. 4 Yomismo enero 2, 2008 en 10:49 am

    Bueno, la tengo en mi colección y me resulta cutre, pero entretenida. La parte de la iglesia, con todas sus absurdeces, está claramente inspirada en “La noche de los muertos vivientes”.

    A mi particularmente me resulta la mejor de las 3 que he visto de la serie. Si quereis ver algo malo de verdad, iros a la 3ª “El buque maldito”.

    A los que les guste este tipo de terror setentero, os recomiendo una película que me gustó mucho de pequeño y acaba de salir en DVD. “Terror en el tren de la medianoche”. Es una película de presupuesto todavía más mínimo que estas de Ossorio. Los actores igual de malo (imaginaros a José Riesgo, el “Braulio” de Barrio Sésamo, haciendo de cura rural.

    Sin embargo, la idea es muy sugerente, y la película me gusta. Trata de un pueblo de Asturias donde se detiene un tren desconocido a medianoche cada vez que alguien del pueblo muere. Os la recomiendo. Y perdonad que me haya salido del tema de esa forma.

  5. 5 Don_fofo febrero 27, 2008 en 8:57 pm

    excelente BLOG!!!!, lo descubrí hace poco pero prometo leérmelo completo en el menor tiempo posible…

    sobre la película te puedo decir que…

    A mi me gusta mucho la saga de los templarios de Osorio, bueno es innegable que la primera, la noche del terror ciego, es la mejor, pero esta también es buena, quizás algo aburrida de repente, pero tiene su encanto, la parte en que intentan distintas estrategias para arrancar de la casa la encuentro muy entretenida, claramente esta película está hedionda a “the night of te living dead”, pero los devoradores de pelis cutres estamos acostumbrados a este tipo de cosas no?, me refiero a, malas copias de otras películas, guiones horrendos, pésimas actuaciones etc.. hay que fijarse de pronto en otras cosas y no tomar tan en serio este tipo de películas.

    Te cuento también que hace poco, junto con un amigo nos hemos creado un blog dedicado al igual que tu al cine cutre, donde comentamos las cintas con un toque de humor, sin fijarnos en la calidad técnica de la película sino que en que excentricidades nos puede ofrecer para saturar nuestra vista, pégate una vuelta por ahí, quizás logremos sacarte alguna sonrisa con nuestros idiotizados comentarios jaja.

    Saludos desde Chile.

  6. 6 alexis septiembre 5, 2009 en 3:17 am

    Voy viendo cosas poco a poco de toda esta pag. Acabo de dejar un comentario sobre “La noche del terror ciego”. Y luego he saltado hasta aquí, a esta “segunda pelicula” de la saga (que no “segunda parte” ni “precuela” ni nada de eso). Que toda la saga es un recrear siempre una situacion inicial, pero cambiando constantemente la ubicacion, ambiente y circunstancias.
    Coincido en que esta es la mas (mal) inspirada o (mal) copiada de “La noche de los muertos vivientes”. Porque la idea basica parece ser la de los muertos rodeando y sitiando el reducto donde se refugian los vivos.
    Desde luego muy mal llevadas las relaciones, tensiones y actitudes de los personajes. Mucho peor, para mi, que en cualquiera de las otras pelis.
    Pero mas que nada me mosquea, si es cierto el dato, la revelacion sobre la tan abultada diferencia de presupuesto con respecto a la anterior pelicula. ¡Eso si que es de juzgado de guardia, visto lo visto y comparado lo comparado!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Películas "Buenismas", buenas, malas y "malismas", pero todas con menos presupuesto del que hubiesen querido

Comentarios

Los textos aparecidos en este blog -salvo los especificados en cada momento- están protegidos por una licencia Creative Commons. Está prohibido hacer uso comercial o modificar los mismos y debes ponerte en contacto con el autor para obtener su consentimiento antes de reproducirlos en otro ámbito.

En este blog no hay ni se permite publicar enlaces Edonkey.

Categorías

Los más sobrevalorados:

Comentarios

Carteles de las películas

AL MÁRGEN DE ESTE BLOG:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 33 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: