No profanar el sueño de los muertos (1974)

No profanar el sueño de los muertos - Cartel

No profanar el sueño de los muertos (Non si deve profanare il sonno dei morti, Let sleeping corpses lie, etc.)
Banderas - España Banderas - Italia
Año:
1974
Duración: 93 min.
Género: Terror
Director: Jorge Grau
Actores: Cristina Galbó, Ray Lovelock, Arthur Kennedy, Aldo Massasso, etc.
Más datos en la IMDB

Minisinopsis: En una villa británica, comienzan a suceder extraños sucesos a causa de un aparato que emite una radiación de baja intensidad para eliminar a los insectos de las cosechas.

Si ya has visto la película, puedes seguir leyendo.

Cuando un españolito de a pie ve que una película es una coproducción hispano-italiana y de los años 70 del siglo pasado, tiende a pensar que va a ver alguna cutrez espectacular. Sin embargo, en países como Alemania estas películas y sus actores y directores fetiche (Jess Franco, Jacinto Molina, etc.) son muy apreciados. Podríamos pensar que los alemanes están como cabras. Bien, lo están, pero lo cortés no quita lo valiente. Existe un reconocimiento a nuestros productos en determinados países que aquí nos negamos a dar y, sin embargo, nos tragamos zurrullos insoportables de mucha peor calidad porque vienen del país del tío Sam. Por poner un ejemplo reciente: Ésa cosa llamada La casa de cera (Paige Edwards, 2005), perpetrada por esa cosa con un ego del tamaño de los ingresos de su padre llamada Paris Hilton.
Algo así pasa con esta película. Jorge Grau no era un buen director de actores y los guionistas no se curraron mucho que digamos a los personajes, pero No profanar el sueño de los muertos es una película correcta, predecible en muchas ocasiones y en otras ocasiones entretenida. Cuanto más cine veo, más predecible me resulta cada película -sí, yo era uno de ésos que sabía que el Willis estaba muerto (perdón)-, así que se lo perdono… un poco.
Por definir algunos de los otros aspectos “trénicos” de forma rápida: la música pasa desapercibida, el sonido es fundamental y la ambientación no es del todo mala. Vamos, lo típico de una peli simplemente correcta, que no destaque nada.

Secuencia de shock: Te sientas en el sillón, le das al play en el dvd, empiezan los típicos créditos de los 70. Espera. ¿Qué carajo hace una tía corriendo desnuda a mitad de los créditos? Estos italianos… están como los alemanes.
– ¿Y tú cómo sabes que fue un italiano al que se le ocurrió y no era español?
– Chsss, calla, que no se enteren.

Pasado el shock de perplejidad -porque no se sabe a qué viene-, aparecen los actores principales en una pre-presentación inicial. Sin más, pasemos al tema:
Como he dicho, el sonido es fundamental. Sobre todo en la introducción al tema de la película. El sonido que proviene de la máquina experimental es agotador, capaz de despertar a un muerto y, efectivamente, lo despierta. Pero quizá lo mejor de esta introducción sea el diálogo que George (Ray Lovelock) mantiene con un agricultor y uno de los operarios:
– George: “¿Qué trasto es ése?.”
– Agricultor: “Es una máquina del Ministerio de Agricultura para exterminar insectos y parásitos. Parece que funciona.”
– George: “Devuélvala al Ministerio y quédese con los insectos y parásitos que le ha dado la naturaleza.”
– Operario: “Oiga, ¿qué está diciendo?”
– George: “Otra máquina para contaminar, ¿verdad?”

Y es lo mejor porque aquí se define de qué va George, el hippie ecologista de pelo largo, como será tratado más adelante por la policía. Pero también hay algo curioso: la máquina tiene un alcance de una milla y el agricultor va con un aparatejo que parece un detector de metales customizado moviendo la supuesta radiación unos metros. ¿Para qué diablos? Si tiene una milla, tiene una milla, no unos centímetros ni unos metros, entre mil quinientos y dos mil metros, creo.
Claro, con el pitido ensordecedor que emite la maquinita de marras, se levanta el muerto de turno y ataca a Edna (Cristina Galbó). ¿Tan pronto? Se podría preguntar. Pues sí, tan pronto aparecen los zombies de cara retozada en ceniza y lentillas rojas, pero aparentes, oye, que salvo la forma de andar, son bastante aparentes.

No profanar el sueño de los muertos - fotograma04 No profanar el sueño de los muertos - fotograma05

El mismo zombie que ataca a Edna atacará después a su cuñado, el grandísimo héroe de las pelis de terror patrias José Lifante (Martin) y, tras todo el lío hará aparición el inspector McCormick (Arthur Kennedy), que quizá sea uno de los personajes más estereotipados que han contemplado mis ojos como demostrará más adelante lo que le dice a George en la tienda de fotos. Por el momento, se contentará con fastidiar un poco a Katie (Jeannine Mestre), la hermana politoxicómana de Edna, con una argumentación estúpida por imprecisa: “Señorita, usted debe saber que bajo la influencia de la droga una persona puede realizar acciones que superan ampliamente los límites de su habitual esfuerzo físico y después no recordar en absoluto lo que ha hecho.” Vale, el problema es que lo que consume Katie es heroína intravenosa, con lo cual se te cae la teoría, colega, y deja de hablar y pasa ya la grifa que se te va la pinza -dijo uno engrifado (palabro, no buscar en el diccionario) mientras levantaba 200 kg con una mano-. Éste, la diferencia entre drogas sedantes y euforizantes no la tenía muy clara. Lo que cuenta es que George se le queda cruzado al inspector porque no se traga lo de los zombies, y de ahí no saldrá durante el resto de la película.

La hermana politoxicómana es llevada al hospital, donde tendrá lugar un incidente con bebés descarriados y George caerá en la cuenta de que igual la perversa máquina que había visto tuviese algo que ver. Entonces, de vuelta al campo, tendrá lugar la explicación sobre la máquina en cuestión: “¿Lo ve, doctor? Las radiaciones actúan sobre el sistema nervioso de los insectos enloqueciéndolos e induciéndoles a devorarse los unos a los otros. Será una gran revolución.“, dice uno de los operarios. Y se supone que la máquina actúa sobre sistemas nerviosos elementales, por éso lo de los bebés descarriados… ¿y por éso lo de los muertos? Y, si la máquina está rodeada de granjas, ¿qué pasa con los perros, gatos, ovejas, cerdos, ornitorrincos, elefantes y demás fauna habitual de la campiña inglesa? Pues nada, porque lo que nos interesa es que despierte a los muertos y lo de los bebés psicópatas que arrancan ojos a enfermeras es de atrezzo.

En la tienda de fotografía asistimos al discurso definitorio entre George y el inspector:
– George: “¿No se le pasa jamás por la cabeza que, de vez en cuando, la policía también puede equivocarse?”
– Inspector: “Nunca cuando se trata de tipos como tú. Sois todos iguales: melenudos, ropas afeminadas, droga, sexo
(y Rock’n’roll) … dispuestos a todo, y odiáis a las fuerzas del orden.”
Bueno, con ésto ya tenemos al típico tipo de la peli de terror al que hay que coger ojeriza y desear su muerte por encima de cualquier cosa.

No profanar el sueño de los muertos - fotograma07

Más tarde, George y Edna acudirán al cementerio para comprobar si, como Edna cree, ha sido el difunto Duffy el que le atacó al principio y el que se intentó comer a su cuñado. Y allí nos enfrentaremos con una de esas escenas absurdas típicas de las películas de zombies: tres personas en un cementerio a las que persiguen tres zombies a paso de tortuga -uno de ellos es una abuela que más debería estar haciendo calceta-, ¿qué hacen? Pues meterse en la caseta del guardia, a esperar a que los zombies entren y acaben con todos. Esta escena en particular tiene bastante gracia. Primero se quedan Edna y George encerrados en una especie de cripta y Duffy les comienza a acosar -con ése nombre, poco puede hacer, la verdad- de una forma un poco caótica, emitiendo sonidos que yo diría que son eructos puestos al revés, y luego aparece el policía, cuando ya han salido de la cripta y se meten los tres en la caseta. La escena tiene gracia por dos cosas: la primera por la originalidad de que los zombies arranquen las cruces y lápidas para usarlas de ariete o arma arrojadiza, y la segunda por la escena gore con el cuerpo del policía, que se agradece -si no que se lo digan a cualquier médico, que siempre dicen que hay que comer hígado-.

No profanar el sueño de los muertos - fotograma02 No profanar el sueño de los muertos - fotograma01 No profanar el sueño de los muertos - fotograma03 No profanar el sueño de los muertos - fotograma06

Claro, visto lo visto, George se convence de que la máquina del Ministerio de Agricultura es más bien la máquina del Ministerio del Infierno, así que va a cargársela mientras Edna va a avisar a la policía. Pero el inspector, siendo tan fachilla como es, lo que deduce es que George pertenece a una secta satánica que asesina a personas humanas del mundo mundial y quema cadáveres muertos, sin vida e inertes. Sí, yo también pienso a menudo que los ecologistas tienen similitudes con los de las sectas satánicas, pero los diferencio, que todo tiene un límite.

Y a partir de aquí vienen las escenas del apoteosis en el hospital -sin duda lo mejor de la peli en cuanto a diversión se refiere- porque Edna llega a una gasolinera pero está tan histérica que se la llevan al hospital, donde está el cadáver de su cuñado. George, claro, escapa de la policía y también se dirige allí en busca de Edna y de su cuñado, de los dos. Al comienzo de esta parte hay una cosa curiosa: si uno se fija en la inyección de sedante que le están poniendo a Edna, la mitad de la jeringuilla está llena de aire. Como todo el mundo sabe, meter una burbuja de aire en el sistema sanguíneo provoca una embolia y puede provocar la muerte. Medicuchos… como para fiarse del sistema de salud inglés, no me extraña que vengan todos a operarse a la península.
El cadáver de Martin llega a la morgue y, como había hecho Duffy en la cripta, éste despierta al resto de muertos que allí se encuentran para darse un festín con el personal del hospital. Empiezan por el encargado de la morgue y siguen con la recepcionista, que es como Barragán en mujer, la pobre. Curiosamente, el número de muertos que anda por el hospital es también 3. ¿Alguien sabe algo de numerología relacionada con sectas satánicas, máquinas aviesas, ecologismo o enfermeras con gafas de culo de vaso?

No profanar el sueño de los muertos - fotograma12 No profanar el sueño de los muertos - fotograma13

Acto seguido el médico y la politoxicómana van a hablar con Edna, pero se cruzan por el pasillo con la pandilla de muertos capitaneada por Martin, que no han saciado ya su sed destructiva. Y aquí tiene lugar un momentazo, que no es otro que el de ver al médico con un hacha arrancándole un trozo de pecho a uno de los muertos para, acto seguido, darle el hacha al muerto para que se la clave en la cabeza. A mi me hizo preguntarme si es que se la habían rifado antes, le había tocado al médico pero, como ya había gastado su turno, no le había quedado más remedio que dársela al zombie. El caso es que ambos, el médico y la politoxicómana, mueren, como no podía ser de otra forma después de alcanzar el clímax de la película.

No profanar el sueño de los muertos - fotograma09 No profanar el sueño de los muertos - fotograma10 No profanar el sueño de los muertos - fotograma11

Una vez que Katie ha dejado las drogas para dedicarse a ser un zombie, se presenta en la habitación de su hermana Edna, produciéndose una escena de forcejeo casi tan ridícula como la del médico y el hacha. Y justo entonces llegará George al hospital, cogerá la famosa hacha, la arropará entre algodones, le echará alcohol, la prenderá y quemará a los zombies que se encuentre -oye, y lo rápido que prenden los zombies, que parece que en lugar de usar gel de baño usan queroseno- como el gran héroe ecologista, amante de las verduras y vengador de los transgénicos que es para, al final… al final, sucumbir a los disparos del inspector. Pero que nadie se alarme, que la película no acaba aquí, aunque ya he dicho que es predecible.

No profanar el sueño de los muertos - fotograma08

A nivel visual, la película está bien resuelta: los zombies parecen zombies, sin complicaciones y las escenas de gore con casquería incluída son resultonas. Lo único que queda un poco deslucido es el tema de los maniquíes quemándose en la cripta y cosas secundarias como los andares de los zombies en plan Frankenstein. El uso de escenarios abiertos da un cierto dinamismo a la película, el cementerio está bien elegido y quizá resalte el abuso de la posada del pueblo, pero es perdonable.
Y, en general, la película no tiene grandes fallos, salvo los comentados al principio: la dirección de actores y la profundidad de algunos personajes en el guión. Una película correcta que para los aficionados al mundo zombie es todo un clásico pero que para los que no sean adictos al género pasará un tanto desapercibida porque no es ni del todo divertida, ni del todo resultona.

Cutrez técnicaEstrella 3
Cutrez guion�sticaEstrella 2
Cutrez visualEstrella 3
InterésEstrella 3
PuntuaciónGlobal - 6.5

9 Responses to “No profanar el sueño de los muertos (1974)”


  1. 1 deikakushu septiembre 12, 2007 a las 7:02 pm

    Ves! esta me la bajaré para verla, que tiene buena pinta para una tarde de domingo :)
    Estoy totalmente de acuerdo con que reconocemos poco a los de aquí, pero sobre todo con los truños yankis que nos tragamos… pero cada uno!!!
    Ayer vi con Valkiria una del tipo La Csas de cera, se llama los ojos del mal (See no evil,Gregory Dark, 2006) y no voy a poner ni las mayusculas. Dios, tio, que mala!! pero eso si, la he visto. ¿Como ha pasado? porque es yanki, y te clavan un trailer y una carátula…… no se como no me acostumbro…

  2. 2 Milgrom septiembre 13, 2007 a las 2:13 pm

    Me la acabo de bajar, aprovecharé para verla mientras jalo.

  3. 3 epinefrina abril 17, 2008 a las 12:46 am

    ¨esos son zombies?¨ ¨al principio pensé que eran borrachos¨

    Muchachada nui. Primer cap 2ª temporada.

  4. 4 alexis agosto 31, 2009 a las 5:11 am

    Estamos en 2009. No se si llego tarde a hacer un comentario para esta peli, aquí en esta pag.
    Lo que pasa es que me la acabo de encontrar ahora de casualidad.
    Me hace gracia lo de ¿que carajo hace una tia corriendo desnuda…?
    A mi me parece que en todas las pelis de zombis parece que tenga que haber siempre algun despelote gratuito. Y que en esta es asi de descarado y ya esta. Que la peli es de principios de los 70 y que si no me equivoco empieza en Londres.
    Pues bien: en esos tiempos los ingleses se empezaron a sacar de la manga la moda del streaking. Que es el despelote en publico asi por la cara. Y que eso es lo que hace la tia anonima del principio de la pelicula.
    ¿Y que tiene que ver eso con el argumento? Pues nada. Pero el truco de poner una señora en pelotas al principio de la peli siempre le creara expectativas al espectador, aunque luego ya no haya mas teta en toda la peli. Y como excusa ya basta que sea una escena de Londres a principios de los 70.
    Pero que a ver si alguien hace un estudio de lo que he dicho antes. Que a ver por que siempre hay un zombi o no zombi enseñando teta y culo en cualquier peli de estas.
    Mi preferida es la parodia titulada “el regreso de los muertos vivientes” donde una chavala punki se desnuda en un cementerio en plan estriptis. Por puro morbo suyo y delante de toda su panda de amigos. Y luego todavia se empeña en quedarse en pelotas. Y luego la acaban mordiendo los zombis y se convierte en zombi ella misma. Y todavia se la ve un par de veces mas como zombi… ¡pero ya siempre en pelotas! aunque un poco pintada de azul o algo así a partir de cuando ya representa que es zombi.
    Es solo un ejemplo.

  5. 5 toni--llo octubre 21, 2010 a las 6:10 pm

    muy buena, pero que muy buena y acertada la critica dela pelicula,por parte del comentarista de la peli.yo la vi por primera vez en año 1975 con solo, 8 años (en mis terrores favoritos , presentado por chicho ibañez serrador ).la verdad en esa epoca ,pase mucho miedo, no dormi solo durante un mes,vamos lo pase fatal, y hoy treinta años despues, esto no se puede guantar. no havido pelicula que me aya hecho reir tanto, mi hijo de 8 años, se moria de risa viendo como andavan los zonbis.como emos evolucinado, lo que antes nos aterrava ver esas pelis ,con sus efectos especiales, inpresionantes gore, ahora ha e stas generaciones de nanos les hacen morirse de risa.MI CRITICA SOBRE LA PELI ES DE UN 5, A FECHA DE HOY .VISTA LA PELI ANTAÑO LA CLASIFICO DE 10, POR ESA EPOCA , APARTE DE VER CINE LA MAYORIA DE PELIS ERAN EN BLANCO Y NEGRO, VER UNA PELI DE ZONBIS CON SANGRE, VISCERAS Y CEMENTERIOS PUES DABA YUYU LA VERDAD,PERO HAY QUE RECONOCER QUE PARA EL AÑO QUE SE RODO LA PELI ,TIENE MUY BUENOS EFECTOS GORE, LOS ACTORES DE ZONBIS SON MUY MALOS, PERO LA DIECCION DE LA PELI (ENPEZABAN A RODAR,EN ESPAÑA NO HAVIA PRESUPUESTO PARA RODAR ,NI PERMISO PARA REALIZARLA, POR ESO SE TENIAN QUE RODAR FUERA DE ESPAÑA EN EL EXTRANGERO RECONOZCO, QUE EL ARGUMENTO ES BUENO, LOS EXTERIRES TANBIEN SON BUENOS , PERO LO ESTROPEAN LOS ACTORES) podriamos pedirle una remasterizacion a george romero, pero lo que valoro es ,,,,el director es español.. de ahi que nos dejaran evolucinar en el cine y eso se llama progreso ……otra cosa la chica que sale al principio de la peli,,, es que se les cuela una espontanea de golpe,,,al director le inpresiona tanto ver ha la chati, que la incluyo en la peli… no tenia papel ni cobro ni un duro por salir en pelota pika,,,,pero luego fue modelo y triunfo en manchester, yo la conoci…………

  6. 6 Valdemar Daninski diciembre 8, 2010 a las 2:34 pm

    Sí, en la escena de la chica que se pone a correr desnuda -y que habría ido más cómoda si no se hubiera quitado el sujetador- yo también recordé los años del streaking. Un dato para fechar la película. Pero además está luego la escena de la telefonista con la falda subida hasta al cintura y el pecho al aire, escena que resultaría casi porno si no fuera por lo desgarrada y ensangrentada que está la susodicha. Eros y Thánatos…
    Quizás lo mejor de esta película sea ese toque quasihitchcockiano, cómo el encadenamiento de casualidades convierte en sospechoso a quien simplemente pasaba por ahí. Ya en la primera aparición del cadáver resucitado nos damos cuenta de que estamos ante una copia de “La noche de los muertos vivientes”, pero contra todo pronóstico, la copia alcanza la altura del original, e incluso en algunos momentos lo supera.
    Dentro de ese mundo tan variopinto que fue el cine español de terror de los 60 y 70, esta película puede resultar inferior a “La residencia” y “El cebo”, pero se ve a gusto. Yo la compararía más bien con “La noche de Walpurgis” y “Pánico en el Transiberiano”, dos películas que tienen sus defectos pero no por ello dejan de ser entrañables. (Con la 2º de éstas tiene en común el detalle de las lentillas.)

  7. 7 alejandro marzo 19, 2012 a las 6:52 am

    Acertada la critica que haces a los españoles, re ferente al gusto. Siempre he notado que desprecian sus propias peliculas viejas y el cine antiguo de terror por lo general y les encanta n los bodrios enlatados actuales de los janquees, sin embargo en el resto de europa los aprecian mucho y resaltan la estetica tan particular de otras epocas.

    • 8 Jorge marzo 19, 2012 a las 12:02 pm

      Pues chico, no. Yo soy español, me gusta el buen cine que hacemos y no me gusta el malo, no me gusta nada generalizar y decir que el cine español es bueno o malo porque de todo hay, igual que en los EEUU, Francia, Italia, Argentina, Chile, México, etc.
      Y, no sé si te has fijado, pero la nota subjetiva que le puse a la peli es de un 6,5, que es un aprobado de sobra… Hay películas españolas de terror de la época que son maravillosas, sea por la calidad o por la intención, hay otras extremadamente flojas, y otras que se pueden ver y que no aportan nada nuevo salvo entretenimiento.
      No nos pongamos tan protectores con las cosas, hombre, seamos justos, que el cine es cine, no una vacuna contra el cáncer…


  1. 1 Anónimo Trackback en febrero 1, 2010 a las 12:51 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Películas "Buenismas", buenas, malas y "malismas", pero todas con menos presupuesto del que hubiesen querido

Comentarios

Los textos aparecidos en este blog -salvo los especificados en cada momento- están protegidos por una licencia Creative Commons. Está prohibido hacer uso comercial o modificar los mismos y debes ponerte en contacto con el autor para obtener su consentimiento antes de reproducirlos en otro ámbito.

En este blog no hay ni se permite publicar enlaces Edonkey.

Categorías

Los más sobrevalorados:

Comentarios

Carteles de las películas

Cadáveres Atómicos c06

Cadáveres Atómicos c05

Cadáveres Atómicos c04

Más fotos

AL MÁRGEN DE ESTE BLOG:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 33 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: