La masa devoradora (1958)

The Blob - Cartel

La masa devoradora (The blob)
Banderas - EEUU
Año:
1958
Duración: 86 min.
Género: Ciencia Ficción y Terror
Director: Irvin S. Yeaworth Jr.
Actores: Steve McQueen, Aneta Corsaut, Earl Rowe, John Benson, etc.
Más datos en la IMDB

Minisinopsis: Un artefacto cae del espacio conteniendo una forma de vida desconocida que devora todo lo que toca.

Si ya has visto la película, puedes seguir leyendo.

¡Película de adolescentes indecentes de 17 años! ¿17 años? A ver, repasemos: Steve McQueen (Steve) tenía 28 años y Aneta Corsaut (Jane) tenía 25. El resto de los “adolescentes” se acercaban más a los 17 porque rondaban los 20. Pero lo de ver a Steve McQueen con cara de hombre haciendo de teenager eees queee nooo cueeela. Además por desgracia, La masa devoradora fue la primera película como protagonista de McQueen y aún le faltaba un hervor para poder ver lo que se ve de él en La huida (Sam Peckinpah, 1972) o Papillón (Franklin J. Schaffner, 1973). Si obviamos la edad de los actores y lo verdes que podían estar -y el tema de que Nerón se dejó un niño y aparece en la película-, nos queda un producto técnicamente correcto pese a que era la segunda película de Irvin S. Yeaworth Jr. y que sólo hizo cuatro más -vamos, que mucha vocación…-. Bueno, quizá habría que hablar de los extras… los extras, ésos caga-escenas… pero será más adelante.

El guión es el prototipo de película de terror de teenagers de los 50, con sus defectos repetidos hasta la saciedad: la gente que se queda paralizada por el terror, el niño, la señora inaguantable y los adolescentes incomprendidos que acaban salvando al mundo. Vayamos por partes:
Yo es que no puedo con lo de que la gente se quede quieta cuando algo que tiene aviesas intenciones avanza hacia ti a un metro por hora… El mejor ejemplo de ésto es cuando la enfermera Kate (Lee Paton) se queda paralizada mientras la masa avanza hacia ella. Pero lo realmente bueno es que el Dr. Hallen (Alden ‘Stephen’ Chase) le anima a hacerlo diciéndole “tranquila y procure no moverse“. ¡¡¿¿Pero cómo que no se mueva, pedazo de mastuerzo??!! ¿Qué tienes, un arreglo con la masa para que devore a todo el mundo? ¿Vas a ir de casa en casa diciéndole a la gente que no se mueva? ¿Te paga por cada persona que se come o qué? ¿Y con qué te paga, con Jellybeans?

The Blob - fotograma13

Lo del niño es otra cosa que me puede, como ya sabrá aquél que se haya leído todas las pseudocríticas que hago y siga vivo. ¿Pero por qué demonios tiene que haber un niño? ¿Por qué, si es una película de terror tiene que salir un niño abrazando a su osito de peluche? ¿Por qué no lo dejan en la cama, tranquilo? Y, en el caso de incluir a un niño en una peli de terror, ¿por qué no hacen como Narciso Ibáñez Serrador en ¿Quién puede matar a un niño? (1976), que éso sí que es usar bien a un niño en una peli de terror? Y ya, mira, lo de que salga al final disparando con su pistola de juguete a la gelatina gigante es como para coger al que tuvo la idea, atarlo a una mesa, abrirle el pecho con un bisturí y echarle vinagre y sal en la herida hasta que reviente… Y encima la madre orgullosísima de su hijo el actor. ¡Ay!.

The Blob - fotograma11 The Blob - fotograma12

Lo de la señora inaguantable es que es inaguantable, como su nombre indica. Me pasa lo mismo que con el niño: ¿qué necesidad hay de sacar a una abuela a hacer el ridículo en una película? ¿Por qué tiene que salir la señora Porter (Elinor Hammer), que estaría mejor durmiendo, a decirle a un policía que él no es nadie para decirle si tiene que tocar el despacho del Dr. Hallen o no -supuesta escena de un crimen-, que está hecho unos zorros y lo tiene que ordenar todo? ¿Dónde se había metido la masa devoradora? ¿No se podía haber comido a la abuela ésta y al niño? ¿No querían hacer una peli de terror? Pues que saquen a la masa comiéndose a estos dos con todo detalle y verás que terrorífico sería para la sociedad de los 50 que saliese éso en una peli…

The Blob - fotograma14

El tema de los adolescentes incomprendidos que salvan al mundo no me choca tanto en esta película; más bien me deja indiferente porque quien se supone que lo salva es un Steve McQueen de 28 años, así que no hay adolescente que valga… Ahora, éso sí, los diálogos, sobre todo las frases que salen de la boca de Jane son para enmarcarlas en la galería de lo bizarro. Como comprenderéis, no puedo sino reproducir la charla que Jane tiene con su hermanito Timmy… ah, no, qué raro, el niño de esta peli no se llama Timmy, se llama Danny… cuando la pilla escapándose de casa -añádase música sensiblera de fondo-:
– Danny: “Oye, ¿a dónde vas?”
– Jane: “Chsss, Danny, Chsss…”
(Yo hubiese respondido otra cosa) “Tengo algo muy importante que hacer, Danny, pero es un secreto.”
Danny: “No le diré nada a nadie, Jane, pero tienes que llevarme contigo.” (Aquí me saldría vapor de las orejas)
– Jane: “No, cariño, tengo que ir sola.”
Danny: “¿Y vas a volver pronto?”
– Jane: “No lo sé.”
Danny: “¿Y no tienes miedo de ir por ahí tú sola de noche?”
– Jane: “Sí, un poquito, Danny.”
Danny: “Yo no tengo miedo, ¡yo cuidaré de ti!”
Bueno, ya vale… respira hondo, Jorge, respira hondo que ya pasó. Otra cosa digna de la galería de lo bizarro es la obsesión de Jane con el “perro“, “perrito” o “cachorrito” de marras… A ver, tía, que la masa se ha comido a medio pueblo, no me seas ñoña con el perrito, que lo acabas de conocer…

The Blob - fotograma07

Fuera de los tópicos de los 50, tenemos un par de cosas que llaman la atención del guión.
Por ejemplo, en un momento dado se insinúa que la masa había devorado a todas las personas de un bar… pongamos que había 20 personas en el bar, ó 10 ó 5, da lo mismo, es igual de ridículo… ¿cómo los devora a todos? Sólo puedo imaginarme la siguiente frase saliendo de la boca del camarero: “¡El que adivine a quién se va a comer primero la gelatina se lleva un vaso de whisky por cuenta de la casa! ¡Pero no vale moverse!” Y, claro, vaso tras vaso, sólo queda el camarero y, como es el más estúpido, es más fácil de devorar. O éso, o estaba el Dr. Hallen por ahí recomendando que nadie se moviese.
Por otro lado, el final, cuando la masa envuelve el restaurante, está lleno de cosas “graciosas”: Un bombero dice al principio que les quedan 10 minutos de oxígeno en el interior y se pegan 20 viendo a ver qué hacen; el efecto de la masa electrocutándose es, claramente, un dibujo animado; cuando se dan cuenta de que la masa puede ser vencida con CO2 y el padre de Steven va a la escuela en busca de extintores, la escena en la que están todos en la puerta esperando a que la abra es tan larga que roza el ridículo y cuando la abre y todos le corean es como para tomarse 3 kg de codeína para aguantarlo; y, por último, lo rápido que deciden que el bicho tiene que ser llevado a la Antártida asusta, sobre todo viendo lo que tardó el Gobierno Estadounidense en reaccionar ante el Katrina antes y después de la tragedia… aquí, con que un poli de un pueblecito llame por radio, ya le mandan un avión equipado con un congelador para mandar a la Antártida a un bicho que ni siquiera han visto.

The Blob - fotograma09 The Blob - fotograma10

Hay que decir, en honor a la verdad, que el monstruo que se lo traga todo -bueno, ésa descripción le va mejor a la actriz porno Tracy Lords- está bastante bien hecho de principio a fin. Por lo que he podido investigar, en los primeros momentos es una globo y más tarde es silicona teñida. El caso es que da el pego y el movimiento está logrado.

The Blob - fotograma02 The Blob - fotograma01 The Blob - fotograma03 The Blob - fotograma04

La película cuenta con algunas escenas humorísticas que contrarrestan en la medida de lo que pueden a las escenas del dichoso perrito y del dichoso niño, como las conversaciones al inicio entre Steven y Dave (Earl Rowe), el policía, o la escena del anciano voluntario de la defensa civil (Jasper Deeter).

Y, finalmente, los extras… ésos caga-escenas… En la escena en la que la masa se cuela en el cine, se come al encargado de la proyección y salen todos horrorizados de la sala, corriendo y gritando… espera, vuelvo a empezar: En la escena en la que la masa se cuela en el cine, se come al encargado de la proyección y DEBERÍAN de salir todos horrorizados de la sala, sólo la mitad sale horrorizada, la otra mitad se está partiendo de risa o tiene cara de “¿hay que correr?, pues corro”. No sé si se verá bien en los fotogramas capturados, pero es como para matarlos… a los extras, claro, no a los fotogramas.

The Blob - fotograma06 The Blob - fotograma05 The Blob - fotograma08

No me puedo dejar, a modo de curiosidad, las películas que aparecen en la marquesina del cine y en el poster de la entrada. La de la marquesina es Daughter of horror, estrenada como Dementia (John Parker, 1955). Y el poster de la entrada es el de Planeta prohibido (Fred M. Wilcox, 1956), pero el título que hay debajo es The vampire and the robot, uno de los títulos alternativos de Mother Riley meets the vampire (John Gilling, 1952), una película bastante absurda protagonizada por Bela Lugosi, nombre que también aparece en la marquesina del cine.
Básicamente, La masa devoradora es la típica película de “terror ciencioficcioso” de los 50 con sus típicos tópicos pero con una cierta calidad técnica y estética que hace que se pueda ver sin problemas. Si se tiene la oportunidad de ver en versión original -con o sin ayuda de los subtítulos-, recomiendo que se haga porque el doblaje al castellano es un poco malo. Y si se quiere continuar la saga, la segunda parte se llamó Beware! The blob (Larry Hagman, 1972) y hay un remake meramente aceptable y quizá más gracioso, de 1988 y dirigido por Chuck Russell, que se llamó El terror no tiene forma.

Cutrez técnicaEstrella 2
Cutrez guion�sticaEstrella 3
Cutrez visualEstrella 2
InterésEstrella 3
PuntuaciónGlobal - 6.5

Anuncios

11 Responses to “La masa devoradora (1958)”


  1. 1 Milgrom septiembre 7, 2007 en 1:27 pm

    Joder ayer noche estuvimos hablando con unos colegas de esta peli. Lo más curioso es ver a Steve Mcqueen, en su etapa pre-estrella. Ciertamente la pelicula no es mala, ni excesivamente cutre y puede verse sin demasiado sonrojo. Me llama la atención Steve Mcqueen por un hecho, con 28 años ya tenía el mismo aspecto que en Bullit o en Le-Mans. No se si se desarrolló demasiado rápido o que su mala vida le pasaba factura.

  2. 2 deikakushu septiembre 7, 2007 en 5:53 pm

    Osea que recapitulando tenemos a un tipo untado por una baba gelatinosa que le paga en Jellybeans por cada mastuerzo que se zampa, un niño y su abuela que deberían estar durmiendo, una tia que le importa mas un cachorro que que se traguen a su madre y a una panda de tios que salen descojonados de un cine porque un ente se esta poniendo las botas… pues muy bien…
    P.D: me ha parecido ver a una especie de enfermera tirándole un cafe a la gelatina? que se supone que pretendía?

  3. 3 Jorge septiembre 7, 2007 en 6:11 pm

    Pues exáctamente es ácido tricloroacético (que casualmente tienen a mano en la consulta). Se supone que es un ácido que se usa en ginecología… wikipedia

  4. 4 deikakushu septiembre 7, 2007 en 11:30 pm

    mmmmh, mas genial si cabe…

  5. 5 Pedja septiembre 8, 2007 en 3:14 pm

    Buenas, he conocido este blog gracias a tu comentario en el Pixeblog :) Me parece muy interesante y sobre todo, entretenido; seguro que más de una la intento visualizar a raíz de tus críticas.
    Un saludo!

  6. 6 Postumo junio 10, 2009 en 10:54 pm

    La película hay que situarla en su contexto…y más bien observar qué se hacía en estos lares por aquella época. Películas “malas” de terror y explotando esos clichés las hay y seguirá habiendo…siempre, como suele ocurrir, con un hijo que se lleva mal con el papi porque se divorció o la madre murió y gracias al “bicho” de turno, al final se quieren mucho… De ésto se podría hablar horas… pero yo creo que cuando pierdes el Norte utilizando expresiones como “abrir el pecho y echarle vinagre…” están de más. Es tu estilo y lo respeto, pero tu efervescencia no debe dejarte caer en la vulgaridad y los comentarios de patio de vecindad. La película pùede ser insufrible, pero un texto lleno de alharacas y estentores denotan que no solo le falta algo a la película, piensa en ello.
    Un saludo a todos, Paz, Amor y NO A LOS MALOS TRATOS.

  7. 7 Jorge junio 10, 2009 en 11:12 pm

    Postumo:

    Primero, no por estar aquí ni por tener clichés, la película es mala. El hecho de que esté aquí significa que la uso para recomendar -en la mayoría de los casos- su visionado y, lo más importante, para hacer un comentario humorístico -a veces con mayor o menor acierto-. Afortunadamente, no estoy carbonatado y en realidad no me vuelvo efervescente en ningún momento. Soy un tipo tranquilo y si uso el tono que uso es siempre para provocar una reacción y sólo por éso. Creo que sobra decir, pero lo digo, porque creo que no has entendido, que no se alienta a la gente a que le abra el pecho a nadie. Si hubieses visto Acción Mutante hubieses pillado la referencia al segundo.
    Por otro lado, extrañado, he buscado el término “estentores” y no lo he encontrado. Sí que he encontrado a “Estentor”, héroe griego que aparece en La Ilíada, pero nada más; y no quiero pensar que me comparas con Homero porque ni me acerco a su dedo gordo del pie izquierdo. De hecho, no creo que hayas leído todo el texto lleno de “Alharacas y estentores” porque al final consideras que yo apunto a que la película es insufrible, y nada más lejos, es entretenida.

    Paz y Amor… y el Plus pál salón.

    PD: Yo soy el primero que está en contra de los malos tratos, pero el sobreproteccionismo en todos los campos, créeme, es contraproducente.

  8. 8 Postumo junio 17, 2009 en 11:35 pm

    Aceptado queda,Jorge. Y asimilado lo que he aprendido al leer tu comentario. Mi intención solo era opinar,y como ya lo he hecho,: Paz. Eso si, sigo opinando que cuando uno escribe,y sabe que va a ser leido, debe cuidar un poco su lenguaje, por aquello de no herir sensibilidades y que su mensaje sea captado en todo su sentido y pureza. Pensaba que igualmente se podía realizar una “sinopsis” o “crítica” a algunas de la peliculas que comentas tu, para darle otra visión, pero debo haber captado mal el sentido de la web. En este sentido lo siento.
    Paz,Amor y NO A LOS MALOS TRATOS.

  9. 9 alexis diciembre 13, 2009 en 4:09 am

    Vale. Pues esta noche me he leido esta:

    Muy me suena que la que vi yo algun dia (de video-club) era el remake de los 80. Y que la vi incluso sabiendo y todo que era un remake de algo más vetusto.
    Pero no he visto nunca el “original” este de los 50… De hecho también me acuerdo bastante poco del remake ese, que si que vi algun dia.
    Bueno… Está bien la cosa: ¡Una masa amorfa y fagocitante! (¡Yeearrghhhlllbrbrbrrgorlghhh!) ¡Que guay! (¡Gorglgorglhhggghghhh… y etc…!).

    Lo que pasa es que, lo que más me se queda de lo recién leido y escudriñao vuelve a ser, otra vez (¡y ya me se perdonará!) el frustre del video (trailer o lo que sea) para linkar directamente… Para volver a encontrarse uno con la cosa de “suprimido por… no-se-que…”

    Especulo y elucubro yo con la idea de que, acaso en tiempos remotos (antes de que yo viniera a parar aquí) esos links de videos serian válidos y operativos. Pero ¡coñes! que es que yo me los estoy encontrando casi todos inservibles (suprimidos por H o por B) Y la consecuente y reiterada decepción me entristonece un algo.
    Y por cierto que no es ya la primera ni la segunda vez que menciono esto en mis rollos…

    Si he de suponer que no soy yo mismo (quicir: si no es mi propio “Explorer” el que está gafándome los links por tonterias de configuraciones o lo que sea que yo no domino) pediria, no ya que se “repusieran” los links, sino que, almenos, se suprimieran. Para no ofrecer espectativas luego insatisfechas…

    ¡Pero que tampoco no me hagas mucho caso, Jorge! ¡Que prometiste nuevos Posts para este mes! Y que, si realmente estás por la cosa ¡que no sean mis tonterias las que te distraigan de lo principal y de lo que tu público espera (yo mismo incluido)!

    ¡Taluego, y ahí me quedo!

  10. 10 Lanchoilla octubre 20, 2010 en 11:37 pm

    Yo vi esta peli de muy, muy niña. En esa época no me di cuenta de todas esas pegas que has descrito, pero de una SÍ me he acordado, la del doctor diciéndole a la enfermera que no se mueva ¡tienes más razón que un santo! ¿como le dice eso??

    Me he reído mucho con tu entrada. Tal vez la vuelva a ver, en su momento me aterrorizó (era realmente pequeña, no se como narices ni por qué la estaba viendo), seguro que la recuerdo muy diferente de como es en realidad xD

    Saludos!

  11. 11 A. junio 8, 2014 en 2:22 am

    ¿La masa era roja por aquello del miedo al comunismo? XD XD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Películas "Buenismas", buenas, malas y "malismas", pero todas con menos presupuesto del que hubiesen querido

Comentarios

Los textos aparecidos en este blog -salvo los especificados en cada momento- están protegidos por una licencia Creative Commons. Está prohibido hacer uso comercial o modificar los mismos y debes ponerte en contacto con el autor para obtener su consentimiento antes de reproducirlos en otro ámbito.

En este blog no hay ni se permite publicar enlaces Edonkey.

Categorías

Los más sobrevalorados:

Comentarios

Carteles de las películas

Cadáveres Atómicos c06

Cadáveres Atómicos c05

Cadáveres Atómicos c04

Más fotos

AL MÁRGEN DE ESTE BLOG:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 33 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: