Ultimátum a La Tierra (1951)

Ultimátum a la Tierra - Cartel

Ultimátum a La Tierra (The day the Earth stood still)
Banderas - EEUU
Año:1951
Duración: 92 min.
Género: Ciencia ficción
Director: Robert Wise
Actores: Michael Rennie, Patricia Neal, Hugh Marlowe, Sam Jaffe, etc.
Más datos en la IMDB

Minisinopsis: El alienígena Klaatu y su robot Gort aterrizan en Washington con la idea de dar un importante mensaje a la Humanidad, pero las tensiones de la guerra fría hacen que sus pretensiones sean casi imposibles.

Si ya has visto la película, puedes seguir leyendo.

Clasicazo

Una de las grandes desventajas de las películas de terror y ciencia ficción antiguas es que los tiempos cambian y que lo que puede resultar terrible en una época, llega a resultar ridículo en otra. Afortunadamente, ésto no pasa con el gran clásico que nos ocupa. Salvo por algunos diálogos, efectos especiales y materiales empleados, la película ha resistido bien las inclemencias del paso del tiempo. Claro, la película ya no provoca terror alguno porque en la actualidad la realidad provoca más terror que nada que se le ocurra a nadie en una película.
Es curioso pero, repasando la película me daba cuenta de que dos de los robots más famosos de la Historia del Cine –Gort, el que nos ocupa y Robby, el robot de Planeta prohibido (Fred M. Wilcox, 1956)- son un tanto cutrecillos. Bien es cierto que Robby es cutre más que cutrecillo y que Planeta prohibido tiene más méritos para aparecer en este blog que Ultimátum a La Tierra. Pero así es la vida, uno no decide qué peli quiere ver en qué momento, es la película la que le elige a uno.

Ultimátum a la Tierra - fotograma01 Ultimátum a la Tierra - fotograma02 Ultimátum a la Tierra - fotograma03

Ultimátum es la película arquetipo del cine de platillos volantes de los 50. Incluso comparte línea argumental (seguramente copiado por Ed Wood) con Plan 9 from outer space… solo que Ed Wood tenía una mente tan calenturienta que prefirió crear vampiros o muertos vivientes, no se sabe muy bien; pero el hecho de que en ambas hay un platillo que llega desde donde Cristo perdió la alpargata para advertir a los humanos que dejen de jugar con la energía atómica si no quieren ser destruídos ahí está. Ahora que lo pienso, es lo mismo que hace George W. Bush en la actualidad pero sin robot ni platillo volante.
Lo que me hace gracia de las películas de platillos volantes estadounidenses es que, en cuanto se ve uno, en la siguiente escena sale el ejército… y, claro, así se le ocurre al M. Night Shyamalan hacer una película en la que salen aliens y no sale el ejército (Me refiero a Señales, 2002) y todo el mundo dice que es buenísima… mmm, sale Mel Gibson… y ése sí que da miedo… en fin, dejemos de hablar del circo, que prefiero el cine. Como decía, el sinsentido de llamar al ejército se repite en todas estas películas, y digo sinsentido porque siempre son los que la acaban liando. Digo yo que sería más fácil que fuese la policía, que se suponen más inteligentes, o el de las Naciones Unidas, como en V (Kenneth Johnson, 1983). Pero no, es mejor que vayan los tanques para que nadie se ponga nervioso, sobre todo ése cadete recién salido de West Point que acaba disparando por accidente.

Ultimátum a la Tierra - fotograma04

Y, claro, una vez la han liado gorda disparando a quien traía el mensaje de paz y que el Gort se ha cabreado y ha derretido unos cuantos fusiles, lo mejor es ir con sopletes a ver si pueden abrir o desmontar, o mejor las dos cosas, la nave y al robot. Como ya sabemos que puede destruir lo que quiera, vamos a ver si podemos desmontarlo… terrible. ¿Por qué no hay que mandar al ejército? He ahí varias respuestas.

Ultimátum a la Tierra - fotograma07 Ultimátum a la Tierra - fotograma08

Otra de las características de las películas de platillos volantes es la similitud de los extraterrestres con los terrestres. Uno se molesta en crear un robot, pero dota al murciano de un corte de pelo a la moda del Washington de los 50 y de un cuerpo al uso de cualquier americano de la época. Con ésto quiero decir que no sé qué me parece más cutre: que los murcianos tengan el mismo aspecto que los humanos, o que el diseñador de los alienígenas se haya hecho un cigarrillo con unas hierbas misteriosas antes de ponerse a darle al lápiz. Ejemplo de esto último son los murcianos que Tim Burton creó como homenaje para Mars Attack (1996)… aunque la película homenajea-parodia, entera, a estas pelis de platillos volantes de los 50 -sobre todo, creo que a La Tierra contra los platillos volantes (Fred F. Sears, 1956)-.
Sobre Gort, ¿qué se podría decir? Que juraría que el traje es de un material cercano al neopreno por la flexibilidad y rigidez del mismo, de tal modo que se ve perfectamente cómo se dobla por las extremidades cuando se mueve -por cierto, bastante torpe el actor Lock Martin dentro del disfraz-. Por lo demás, el efecto de la visera y el rayo que disuelve todo está bastante logrado. Lo que verdaderamente se echa en falta de Gort es que no se cargue a Bobby (Billy Gray), el niño insoportablemente preguntón que casi echa a perder la película y que lleva a Klaatu en un ridículo tour por el Washington más patriótico… y éso que aún no habían tenido lugar las guerras de Vietnam y Corea y no estaban los monumentos correspondientes para visitarlos.

Ultimátum a la Tierra - fotograma05 Ultimátum a la Tierra - fotograma06

En cuanto al diseño de la nave y los decorados del interior, se podrían calificar de “lo normal para la época”. Creo que todavía no he visto una nave con un asiento cómodo en el que sentarse para recorrer miles de millones de años luz; estar de pié tanto tiempo debe provocar bastantes mareos. Pero bueno, sin más, ya se sabe: mucho minimalismo y mucha lucecita. Al menos no son los transistores de Plan 9 y los acabados están mucho más currados y son más psicotrónicos, psicodélicos o cualquier cosa que empiece por psico (psicópatas, por ejemplo).

Ultimátum a la Tierra - fotograma10 Ultimátum a la Tierra - fotograma11

Sin embargo, lo que se ha quedado verdaderamente desfasado de la película no son las imágenes en sí, sino determinados diálogos y personajes.

En esta tranquila mañana del domingo nos hacemos algunas preguntas que son las que se hace toda la nación desde hace ya dos días. ¿Dónde está ese ser?, ¿qué está tramando?, si puede construir una nave interplanetaria para llegar a La Tierra y un autómata que puede destruir tanques y cañones, ¿qué otras calamidades puede provocar? Desde luego, hay que encontrar al monstruo, hay que perseguirle como a un animal salvaje, hay que destruirle pero, ¿dónde se encontrará semejante ser? ¿habrá ido a ocultarse a los bosques del Norte? ¿se habrá escondido en las cloacas de alguna gran ciudad? Todo el mundo está de acuerdo en que el peligro es grave. Y volvemos a preguntar: ¿qué podemos hacer para neutralizar esta amenaza de otro mundo?

Así de ñoños e incoherentes son muchos de los diálogos de la película aunque, afortunadamente, la trama principal no es la que se ve afectada por ésto, sino lo que podríamos llamar “las tramas o escenas de relleno”. Frases como “¡Mi capitán, el hombre del espacio se ha evadido!” fluyen por la película dotándola de un aire familiar bastante grimoso para ser una película de cienca ficción sobre un robot policía del Universo que es capaz de destruir mundos.

Pero, a su vez, los diálogos también tienen partes brillantes, como cuando, en el desayuno en la casa de huéspedes (los habitantes de la casa en sí son muy ñoños) se dice lo siguiente:
– ¿Por qué el Gobierno no hace algo?
– Pero ¿qué pueden hacer?, son personas, como nosotros.
– ¿Qué personas?, son demócratas.

En 1951 la presidencia de los EEUU le correspondía a Truman, “demócrata de toda la vida”. Se agradece saber que no sólo en España los políticos y sus masas van a cara de perro y que la estupidez está extendida por el Universo desde años inmemoriales.
O cuando Klaatu y el profesor Barnhardt (Sam Jaffe) debaten sobre cómo se podría dar un aviso a todo el Mundo, Klaatu dice “Arrasar Nueva York, tal vez, o hundir el peñón de Gibraltar“. Bueno, creo que esta peli está vetada en La Línea de la Concepción por intentar fastidiarles el mercado de tabaco, dvd’s y demás historias sin impuestos… Pero vamos que, entre arrasar Nueva York y hundir el peñón como demostración de fuerza, creo que no hay color.

Ultimátum a la Tierra - fotograma12 Ultimátum a la Tierra - fotograma13

Un gran agujero en el guión, que es el comportamiento cambiante de Tom Stevens (Hugh Marlowe) hacia Klaatu (o Carpenter, como se hace llamar para que no lo descubran): En la primera escena Tom y Helen (Patricia Neal, la mejor del reparto) van a salir, pero no pueden porque nadie puede hacerse cargo de Bobby (otra vez el niño pesado); Klaatu se ofrece para hacerse cargo de él y Tom en seguida dice “hombre, éso sería estupendo“. “¿Tú estás de acuerdo?”, le dice Helen algo recelosa; “Claro“, responde Tom. Pero en la siguiente escena, Tom le dice a Helen: “Empiezo a estar cansado de ese señor Carpenter, me molesta tanta asiduidad contigo y con Bobby“. ¿En qué quedamos? Supongo que este agujero será debido a recortes en el montaje. Porque, además, dejar a medias a este personaje me parece un error, máxime cuando luego nos encontramos con que Tom es el que conduce al ejército hacia Klaatu, convirtiéndose en el malo de la película que sólo busca fama y riqueza. De nuevo la ñoñería encarnada en el tipo malo malísimo que sólo piensa en sí mismo.

Ultimátum a la Tierra - fotograma09

Por lo demás, destacar la gran banda sonora de Bernard Herrmann, que cuenta con el theremin, como muchas películas de ciencia ficción de la época creando esa atmósfera que sólo este instrumento da. Una buena dirección por parte de Robert Wise y una gran fotografía de Leo Tover, que juega muy bien con las luces tanto en el exterior como en el interior. Resumiendo: una buena película que queda un poco descompensada, o incoherente, por el tratamiento familiar que se le da a la línea argumental.

Cutrez técnicaEstrella 1
Cutrez guion�sticaEstrella 2
Cutrez visualEstrella 2
InterésEstrella 4
PuntuaciónGlobal - 8.5

Anuncios

22 Responses to “Ultimátum a La Tierra (1951)”


  1. 1 Milgrom julio 9, 2007 en 12:23 pm

    Esta si que es un clasicazo. Es cierto que la ciencia ficción de los 50 ha quedado bastante desfasada, no tanto ya en la parte técnica, sino en muchos de los recursos narrativos y las temásticas que abordan. Pero creo que ahí reside gran parte de su encanto. Ultimátum a la Tierra es de las pocas que pueden ser revisionadas sin demasiada vergüenza ajena y seguir siendo medianamente válidas hoy en dia.

  2. 2 Jorge julio 9, 2007 en 2:29 pm

    Sí, ésta es de las que mejor han resistido salvo por la incoherencia de que parezca una película familiar cuando se está amenazando con la destrucción del planeta.

  3. 3 Herman Monster julio 11, 2007 en 1:52 pm

    jaja.Habrá que verla. Por cierto , Wise dirigió películas tan conocidas como Sonrisas y lágrimas , Wide side story y marcado por el odio.

    Un saludo y sigue así!!!

  4. 4 Robby julio 12, 2007 en 8:18 am

    Me parece de un atrevimiento sin igual el considerar este clasico como una cutrez, muy poca cultura cinematografica tenemos si nos atrevemos a catalogar por igual esta pelicula con Plan 9 from outer space y con Blacula. Los efectos especiales no son cutres, son lo que habia en ese momento. En plena guerra fria una pelicula pacifista como esta si que fue una osadia.

  5. 5 Jorge julio 12, 2007 en 10:50 am

    “Me parece de un atrevimiento sin igual el considerar este clasico como una cutrez”
    Creo que el título del blog te engaña, el subtitulo es lo que no debería engañarte. ¿Te has leído la crítica, Robby? Porque creo que has visto la lista de las películas y has dicho lo que has dicho sin más. Léete, al menos, ésto que está al final:
    “Resumiendo: una buena película que queda un poco descompensada, o incoherente, por el tratamiento familiar que se le da a la línea argumental.”

    “muy poca cultura cinematografica tenemos si nos atrevemos a catalogar por igual esta pelicula con Plan 9 from outer space y con Blacula. ”
    ¿Quién cataloga por igual a esas tres películas? ¿Dónde se dice éso? ¿Qué tiene que ver Blácula con Ultimátum o Plan 9? ¿No menciono únicamente Plan 9 como una copia descarada de Ultimátum? ¿Has comparado el nivel de cutrez adjudicado a cada una de las tres películas y los porqués?
    El tono no te lo entro a valorar porque creo que no has entendido el sentido del blog o del artículo en sí y te has encendido, y porque me parece absurdo entrar a valorar cuántas películas ha visto cada uno y cómo las ha visto.

    “Los efectos especiales no son cutres, son lo que habia en ese momento.”
    ¿Quién dice que los efectos especiales sean cutres? ¿De verdad te has leído la reseña? Creo que dejo bien claro lo que me parece cutre en lo visual: que Klaatu sea igualito al americano de los 50 y la torpeza del actor que encarna a Gorth.

    “En plena guerra fria una pelicula pacifista como esta si que fue una osadia.”
    No te lo discuto.

    Lo que no entiendo es la manía de dejar un comentario sin leer lo que se va a comentar… en fin. O igual sí lo has leído pero has entendido mal el sentido del artículo, no sé. Pásate por https://peliscutres.wordpress.com/about/ para entender el sistema de calificaciones.
    A fecha de hoy hay, principalmente, tres películas que considero clásicos, pero que no por ello me corto en criticar sus puntos débiles: Jasón y los argonautas, El experimento del doctor Quatermass y Ultimátum a La Tierra; que estén junto a otras películas malas o muy malas (Cuando los dinosaurios dominaban La Tierra) o de otras que flojean en algunos aspectos (El último hombre sobre La Tierra) no quiere decir nada salvo variedad. Lo que las une a todas es que en todas hay elementos cutres en mayor o menor medida. Puedes decir lo que quieras pero, por ejemplo, jamás me verás comentar Metrópolis, porque para que una película sea un clásico de verdad la primera condición a mi entender es que toda su estructura resista el paso del tiempo y éso es algo que no pasa en muchas de las películas que se consideran clásicos por defecto: que no aguantan una revisión sin que haga aguas por alguna parte. Ver una película de los 50 con los ojos de los 50 es absurdo porque no estamos en los 50. Es mi opinión, vaya.

    Además, el cine, mal que nos pese, como todo Arte, es relativo.

    PD: Ya sabía yo que comentar según qué pelis de culto iba a crear una polémica innecesaria, pero al menos no me paso con el título como hace Milgrom en XD. Es coña, Milgrom.

  6. 6 Deikakushu julio 12, 2007 en 1:42 pm

    Joooder que pagina mas guapa. Me la enlazo (si no te importa) y me pasaré habitualmente. Saludos.
    P.D.: “la realidad provoca más terror que nada que se le ocurra a nadie en una película” …genial

  7. 7 Jorge julio 12, 2007 en 4:24 pm

    こんにちはでいかくしゅさん。(Que hola, Deikakushu)
    ¿Cómo que si no te importa? :) Interesante tu blog, enlace por enlace, enlazado quedas.

  8. 8 Milgrom julio 12, 2007 en 5:04 pm

    De verdad que alucino con la gente, si quieres desmontar los argumentos de alguien que se molesta en escribir un blog y dedicar parte de su tiempo a compartir su visión del mundo con los demás, por lo menos moléstate en leerlo. Yo creo que a esta gente no merece la pena ni contestarle, es predicar en el desierto.

  9. 9 Jorge julio 13, 2007 en 4:49 pm

    Ya, tío, creo que es la sensación de intocables que tienen algunas películas para los freaks del cine. Es que, además, si me pongo, podría haber salido peor parada porque la peli está llena de fallos, sobre todo de continuidad. Valgan como referencia los aparecidos en:
    http://spanish.imdb.com/title/tt0043456/goofs
    http://www.moviemistakes.com/film331

    Y que creo que no he dicho nada que no sea cierto. Además, el argumento “en plena guerra fria una pelicula pacifista como esta si que fue una osadia” no es válido para decir que una película es un clásico porque mayor osadía me parece tratar la transexualidad y el trasvestismo tan abiertamente en “Glen o Glenda” (Edward D. Wood, 1953) en la misma década y éso no le libra de ser un bodrio insoportable -yo la he intentado ver en dos ocasiones y no he podido-.
    Ultimátum a la Tierra es un clásico pero tiene sus puntos flacos.

  10. 10 Francesc Ortega agosto 9, 2007 en 11:47 pm

    Ciertamente, es injusto meter “Últimátum a la Tierra” en el mismo saco que “Plan 9 of the otutern espace”, pero creo que la crítica es impecable, encuetro a faltar alguna referencia a la banda sonora, muy de la época también. Ultimatum en la tierra es una joya del sub género de la ciencia ficción de la época, ojalá los directores de hoy hiciesen pelis de ciencia ficción la mitad de buenas!!

  11. 11 Jorge agosto 17, 2007 en 9:45 pm

    Por lo demás, destacar la gran banda sonora de Bernard Herrmann, que cuenta con el theremin, como muchas películas de ciencia ficción de la época creando esa atmósfera que sólo este instrumento da.

    Lo pone ahí, al final… :D

  12. 12 wick diciembre 8, 2007 en 4:07 am

    Que tal
    La verdad no se porque esta pelicula es de culto
    a me no me parece tan buena , lo unico reseñable
    es el ovni como esta echo y la tonteria que
    tiene la gente en esta pelicula ( incluido el
    niño repelente).

  13. 13 cyrano octubre 13, 2008 en 10:52 pm

    En la pelicula “el ejercito de las tinieblas” Sam Raimi creo que hace un giño a esta pelicula, ya que las palabras que tiene que decir el protagonista “bruce campbell” para poder coger el libro sobre el que gira toda la peli son las mismas que las que el extraerrestre de “ultimatum a la Tierra” tiene que pronunciar para que el robot lo destruya todo.

    Eso demuestra que hasta a los famosos directores y guionistas les gustan las pelis cutres.

  14. 14 Kike diciembre 14, 2008 en 10:50 pm

    He visto el remake. Lamentable.

  15. 15 juan diciembre 18, 2008 en 6:20 pm

    Hay una escena, en la pensión, en que los inquilinos están desayunando, con la radio encendida. Se escucha la locución del Sr. Heatter: “En esta tranquila mañana del domingo nos hacemos algunas preguntas […] ¿qué podemos hacer para neutralizar esta amenaza de otro mundo?“
    Al autor del blog le parece desfasado, ñoño e incoherente esta alocución (la ha transcrito por entero). Y añade que, afortunadamete, a su juicio, la trama principal no se ve afectada por ese diálogo. Al parecer, a su juicio, ese dialogo “sobra” pero se puede soportar.
    Sin embargo, me parece que la trama principal está condensada precisamente en las palabras del locutor de la radio. Me explico: Klatoo, más adelante, en la conversación que tiene con el profesor Barnhardt, explica su misión en la tierra: “En el planeta Tierra se ha hallado una fuente de energía atómica primitiva. Y se está experimentando con cohetes. Pronto una nación aplicará la energía atómica a los cohetes. Eso amenazará la paz y la seguridad de otros planetas. No podemos tolerarlo”.
    Klatoo, o los marcianos que representa, ha venido a advertirnos -y así lo dice en esa misma conversación con el profesor Barnhardt-
    de que si se les amenaza (si la tierra finalmente aplica la energía atómica a sus cohetes, si la tierra se dota de armas nucleares, que diríamos hoy) el planeta Tierra deberá ser eliminado.
    El informe del locutor Gabriel Heatter, instando a destruir al vistante, por la amenaza que representan para la Tierra “reproduce” el informe de Klatoo, por la amenaza que representamos para ellos.
    Muy de la época. Y muy actual. Ya lo era tres siglos atrás: “tanto si mi percepción es verdadera como si es falsa, temeré el máximo mal y me esforzaré en evitarlo de cualquier forma”, esto es, mediante un mal menor. Desde la perspectiva de Klatoo el máximo mal es la destrucción de aquellos a los que representa, y el mal menor, la destrucción de la Tierra. Desde la perspectiva del locutor Heatter la relación se invierte. Desde la perspectiva de la época, la guerra fría, según el bando. Ah, la cita es de Espinosa.

  16. 16 Jorge diciembre 18, 2008 en 6:34 pm

    Juan, es el cómo, no el qué… es un problema que tengo con muchas películas, libros, etc, pero éso no acaba de influir en mi valoración sobre los mismos; simplemente me incordia mientras los disfruto.

  17. 17 fidelcasto febrero 24, 2009 en 10:42 pm

    Pues yo la vi cuando era pequeño y me parecio interesante al principio, cuando tenía algo de acción, pero luego es bastante sosa y la escena del robot al final ¡es muyy cutre! se le ven las costuras y los pliegues. Yo creo que está con pleno derecho en el blog. ¿pacifista? ¡vamos, vamos! ¿es pacifista amenzar con que si no te desarmas te destrullo? llamarla pacifista es un favor que se le hace. En fin que cuando la he vuelto a ver ya de cuarentón, me ha decepcionado y solo la música la salva. ¡que gracia el robocob ese con la chica en brazos!, es que es muy cutre, y merece estar en la categoria, pero ojo cutre no signfica mala.
    Saludos

  18. 18 alexis octubre 24, 2009 en 2:59 am

    Hola:

    Pasaba yo por aquí (otra vez ¡benditos sean los viernes y demás!) y me he dicho: “¡Mira! Esta si también que la he visto… Aunque apenas me acuerdo”.
    Tanto es así que lo que mas recuerdo es la mala impresión que me daba la contradictoria apariencia del androide ese. Aquella aparentemente pretendida “rigidez” de metal sólido… y que luego se “doblaba” descaradamente, dejando en evidencia que era una especie de tejido acartonado. Al menos en las articulaciones de las rodillas (que yo recuerde, o que eso es lo que me suena). Me parecia bastante tonto (visualmente) que se tuviera que ver doblar las rodillas del engendro por unas articulaciones que el “diseño” del armazón no parecia contemplar que existieran como tales. Que destapaba la falsedad de esa presunta solidez de puro metal del disfraz. Y que, aun siendo yo pequeñajo, me cirriaba mucho y no entendia (ni entiendo aún ahora, si es de verdad mas o menos como yo lo recuerdo) por que tuvieron que descuidar así ese detalle tan visible…

    Pero, vamos: Que, sobretodo, CASI NO RECUERDO la peli. No así en general… Y no puedo meterme en las (pequeñas o grandes) “polémicas” que veo que han movido algunos de los otros comentarios añadidos.
    Creo que la ciencia ficción (cinematográfica) de esas épocas aún pecaba mucho de no haberle sabido trabajar la estética visual, en general. Y dejemos aparte todo aquello que entonces aún serian muy honrosas (pero quizá también muy pocas) EXCEPCIONES… Por mas que algunas pudieran ser rematadamente anteriores y precursoras… ¡”METRÓPOLIS”, SIIIII!. ¡Vale y de acuerdo!
    Pero creo que hasta a George Lucas le ponian pegas y malas caras ante sus pretensiones de ambientar su primera “Star Wars” dándole un aspecto “funcional”, recargado de cositas (incluso algo suciamente desgastado, según como y en que partes) a toda esa tecnologia inventada e imaginaria de robots, interiores de naves espaciales, etc… Vamos que ¡no seria hasta mediados de los 70 del XX en que se marcaria un verdadero “Antes/Después” que empezara ya a alejar esas concepciones de “interior-nave-espacial = aséptica-consulta-dentista + luces-y-detallotes-aparatosos-pero-tontos-y-escasos”!… Ingenua y sencilla tramoya teatral que el cine de CI-Fi tardaria a sacudirse de encima.

    No se exactamente como se escribe, pero si que tengo presente la famosa frase, “en idioma extraterrestre”, tan caracteristica de esta peli. ¡Y tengo que decir que “homenajes” se le han hecho a punta pala!. No solo el que alguien comenta de “El ejercito de las tinieblas” de Sam Raimi:

    La frase venia a ser algo así como “KLATU VARADA NIKTO”.

    En la peli de Sam Raimi le cambiaban la segunda palabra: “Klatu VERATA Nikto”.

    Recuerdo un episodio de “Las tortugas ninja” en que salia una familia de extraterrestres: El padre se llamaba Klatu, la madre Varada y, el chaval, Nikto.

    Tenia yo un tebeo de La Masa (Hulk) en que salia un monstruo del espacio que se llamaba Klatu… (Quizá “Klaatu”… Igual se escribe así, con dos A).

    Y, estoy seguro, me he topado con esa referencia aún en otros sitios que ahora no recuerdo exactamente.

    Bueno, y… Decir finalmente que si que se hecha en falta aquí la mas deliciosa (¡casi parece imposible!) combinación de cutrez extrema con Ci-Fi absolutamente primorosa: ¡”PLANETA PROHIBIDO”!… ¡Y que Lars Von Trier haga una versión, si le da la gana! Que yo no pongo comentarios por evitar eso. ¡Que se vea si hay coj… Narices!
    Y aun mas diria yo: ¡Pa “Murcianos, Murcianos”, pa cutrez extrema, sobresaliente y añeja, hombre!: ¡La versión de George Pal de “La guerra de los mundos”! Esa si que me parece que es un abujero gordo en la lista de este bendito Blog. ¡Ahí si que tendria que haber jugo para exprimir en esta pag!

    (¡Hala! ¡Como soy! ¡Menudo rollo me ha salido… y por una película de la que casi no me acuerdo!… Bueno: Yo lo mando. El jefe de la pagina esta me lo publicará, o no, segun su criterio)… Yo, almenos, ya me he distraido un rato escribiendolo…

    Alexis.

  19. 19 A. junio 8, 2014 en 1:11 am

    Saludos Jorge.

    Precisamente hoy estaba viendo esta película tras años y años diciéndome a mí mismo que tenía que ponerme con la tarea. Y mira por donde me he encontrado con este blog al buscar sobre el asunto del Peñón de Gibraltar.

    “Ultimátum a la Tierra” es, sin duda, una gran película que, como bien dices (con permiso, te tuteo), adolece de algunas carencias. Esa ñoñería, esa extrema educación (jur, qué educada la peña estadounidense hace sesenta años) y un tufillo algo acartonado en la forma de desarrollar las historias. ¿Falta de experiencia cinematográfica? ¿Demasiada teatralidad? No lo sé.

    La cuestión es que se trata de un clásico de visionado obligatorio; valiente como el sólo por su discurso pacifista; que ha sabido distanciarse de mucha de la morralla producido durante y después de esa época; objeto de culto para no pocos amantes de la c/f; y con una puesta en escena que, hombre, habiendo lo que había, no estaba nada mal.

    Lo del Peñón de Gibraltar, eso sí, ha sido un descojone. Lo primero que pensé es que podría haber sido fruto de algún mangoneo político durante la etapa de doblaje al español; práctica extendida entre los censores de la dictadura para toquetear los diálogos según sus criterios fascistas. Pero luego me ha dado por buscar el guion original y… ¡la frase es auténtica!.

    Efectivamente Edmun North, el guionista, pensó que sería genial comparar la aniquilación de Nueva York con Gibraltar. Mira que hay que ser rebuscado y considerar a Gibraltar como un símbolo representivo y merecedor de tamaña gesta destructiva. ¡Ja, ja, ja!

    Por cierto, que la frase original es “Leveling the island of Manhattan, perhaps, or dropping the Rock of Gibraltar into the sea”. Nótese como al doblarlo al español se eleva Manhattan a la categoría de Nueva York (Manhattan es un distrito isleño que comparte límites con Nueva York siendo, obviamente, de menor tamaño). En España debieron pensar: “Qué coño, si vamos a comparar la destrucción de Gibraltar con algo, que sea con la puta ciudad de Nueva York entera, no sólo Manhattan”.

    En fin, una película agradable, icónica, que efectivamente ha sufrido un poco con el paso del tiempo, pero aún así ha aguantado muy bien su vejez (de muy pocas películas de c/f se puede decir eso).

    Por cierto, soy de La Línea de la Concepción. XD XD

    PD: aquí el contrabando es de tabaco y droga. En tiempos del hambre, de azúcar y café. Ja, ja, ja, jamás he sabido de ningún contrabando de DVD, XD XD XD

    Muy buen blog y un estilo muy simpático. Enhorabuena.

  20. 20 A. junio 8, 2014 en 1:35 am

    Como detalle final, añadir que el mensaje que trae Klaatu a los terrestres me dejó con un sabor agridulce, en tanto que es poco menos que una apología de un ataque defensivo, por muy buenas que sean sus intenciones.

    No obstante, no me quedó del todo claro qué es lo que le irrita tanto a las civilizaciones representadas por Klattu, si el hecho de matarnos entre nosotros con armas atómicas o de extender nuestra violencia más allá de los límites planetarios. ¿Y si nos matamos entre nosotros con bombas atómicas pero no extendemos nuestra violencia a otros planetas? ¿Eso sí vale?

    Si te paras a pensar, no hay diferencia entre esta actitud y la que el gobierno estadounidense y su coalición de amiguetes se gasta para decidir quién puede y quién no puede tener energía atómica hoy día.

    Por otro lado, asusta cuando Klaatu explica que han creado una “raza” de robots todopoderosos a los que no pueden desactivar para que actúen como garantes de la paz, so pena de aniquilación. Es decir, han aceptado vivir bajo una dictadura robótica por propia voluntad y ahora quieren que los demás sigan la misma premisa, bajo pena de recibir estopa a lo bestia.

    En fin, para ser una película con tantos años sobre sus espaldas y con un toque tan acartonado, da escalofríos comprobar lo vigente que están todavía algunos razonamientos y sus contradicciones.

    En contraste con todo esto, recuérdese el remake ecologista protagonizado por Keanu Reeves. Ese hombre sí que es puro acartonamiento y lo demás son tonterías.


  1. 1 Tobor el grande (1954) « ¡Qué grandes son las pelis cutres! Trackback en febrero 17, 2008 en 10:33 pm
  2. 2 Conquistaron El Mundo (1956) « ¡Qué grandes son las pelis cutres! Trackback en febrero 21, 2008 en 11:26 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Películas "Buenismas", buenas, malas y "malismas", pero todas con menos presupuesto del que hubiesen querido

Comentarios

Los textos aparecidos en este blog -salvo los especificados en cada momento- están protegidos por una licencia Creative Commons. Está prohibido hacer uso comercial o modificar los mismos y debes ponerte en contacto con el autor para obtener su consentimiento antes de reproducirlos en otro ámbito.

En este blog no hay ni se permite publicar enlaces Edonkey.

Categorías

Los más sobrevalorados:

Comentarios

Carteles de las películas

AL MÁRGEN DE ESTE BLOG:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 33 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: