Jasón y los Argonautas (1963)

Jasón y los Argonautas - Cartel

Jasón y los Argonautas (Jason and the Argonauts)
Banderas - Gran Bretaña Banderas - EEUU
Año:1963
Duración: 104 min.
Género: Aventuras y Fantástico
Director: Don Chaffey
Actores: Todd Armstrong, Nancy Kovack, Gary Raymond, Laurence Naismith, etc.
Más datos en la IMDB

Minisinopsis: La profecía dice que Jasón tomará el trono de Yolcos (Tesalia para los amigos). De camino a Yolcos, salva a Pelías pero no lo reconoce como el asesino de su padre. Pelías le recomendará que antes ponga rumbo a La Cólquida, a buscar el Vellocino de Oro.

Si ya has visto la película, puedes seguir leyendo.

Clasicazo

Ray Harryhausen dijo que ésta era su mejor película desde el punto de vista de los efectos especiales y la verdad es que están realmente logrados, pero siguen teniendo sus carencias. Por éso, que nadie se extrañe por que haya elegido Jasón y los Argonautas que es, sin duda, una gran película pero que tiene, sin duda, algunos fallos. Sobre todo si tenemos en cuenta que eran los 60 y que no había ordenadores… ya me gustaría a mi haber visto de lo que era capaz Harryhausen con según qué máquinas, pero el tipo está prácticamente retirado porque está muy mayorcete aunque dirija algunas películas para video y poco más.
También fue la mejor película para Don Chaffey, director de grandes películas cutres como Hace un millón de años (1966, también de Harryhausen) o Criaturas olvidadas del mundo (1971, una especie de continuación de la primera pero con mucha menor calidad).
El reparto está bastante bien en general. Destacaría a Nigel Green (Hércules), un actor con una extensa filmografía y de una calidad elevada pero que en esta película resulta irritante porque está más concentrado en soplarse el flequillo rizado ése que le cuelga, que en interpretar su papel. Además es este actor el que protagoniza el fallo de continuidad más visible de la película: cuando aparece el personaje de Hércules y es retado por Hylas (John Cairney) a lanzar un disco, se ve que en unos planos está con los brazos cruzados y en otros sin cruzar. No sólo por su fuerza era conocido Hércules, sino también por su rapidez al cruzar y descruzar los brazos.
Por decirlo sin rodeos, Jasón y los argonautas no es una película cutre al mismo nivel que otras de las películas comentadas (Superfly, sin ir más lejos) es una película que el tiempo ha convertido, sobre todo visualmente, en algo cutre (dicho en el sentido de “un poco cutre”) pero muy entrañable.

Jasón y los Argonautas - fotograma01 Jasón y los Argonautas - fotograma02

De la línea argumental del guión, como se podrá comprender, poco hay que decir, porque de la historia principal se encargó Apolonio de Rodas y ya le costó veinte años componer el poema, así que como para ponerle peros al tipo. Sí que es verdad que en la adaptación se podría haber estirado un poco la historia, pues se dejaron cosas interesantes por el camino como la inclusión de Atalanta en el viaje, el episodio de la isla de Lemnos – que es sustituído por el de la Isla de Bronce-, el propio episodio de La Cólquida, que aquí se resuelve bastante peor que en la historia de Apolonio o el viaje de vuelta con las famosas sirenas. Pero tranquilos, que ya vendrá Peter Jackson a hacer un tostón de 9 horas en el que cuente cómo crece la hierba en la aldea de Atenas, cerca de Hobitón o a hacer un remake en el que Jasón patine sobre el hielo de Central Park con la hidra en lugar de cargársela -cualquier cosa por vender videojuegos-. Todo se andará. Pero a lo que vamos, que media hora más bien metida no le hubiese sobrado.
El problema viene cuando te planteas hacer una película de cualquier cosa en Hollywood en los años 60 (cada década tiene los suyo). Para entendernos, si El verdugo (Luis García Berlanga, 1963) se hubiese hecho en Hollywood, hubiese tenido un numerito musical de por medio con nueve mozas semidesnudas rodeando el garrote o haciendo malabarismos con una horca. Éso es lo que pasa en Jasón y los Argonautas, que está “sesentizada”. Ya cuando Jasón encuentra a Pelías y éste le lleva a su campamento podemos ver un numerito musical y, mucho más tarde, cuando entran en La Cólquida, en el templo de Hécate, hay un bailecito más ridículo que el anterior con Medea pintada de plata con lo que juraría que es Titanlux o un spray Montana de la serie Alien, porque me apuesto el cuello a que brillaba en la oscuridad. Y todo ésto me parece, desde luego completamente innecesario.

Jasón y los Argonautas - fotograma09 Jasón y los Argonautas - fotograma08

Como escena realmente memorable habría que mencionar la de la batalla contra los esqueletos, de principio a fin. Desde que Eetes lanza los dientes de la hidra y empiezan a emerger de la tierra los esqueletos mientras señala y exclama “Ahí”y ahí”, “y también ahí”, “otro”… ¡es grandísimo entre las exclamaciones y la cara que pone el pavo te partes! Pero luego continúa con la grandiosa escena de lucha entre los esqueletos y Jasón y dos más -cuyos nombres no recuerdo ahora- que se tardó cuatro (he dicho 4) meses en completar.
También hay que agradecer que se incluyesen las escenas en las que los dioses influyen en los humanos porque es lo más entretenido de la mitología griega. Yo tuve un profesor de Griego en el instituto que un año se tiró medio curso contándonos lo que hacía en su colegio en Sevilla, que si estaban al lado del campo en el que entrenaba el Betis, que si tal, que si cual; y al año siguiente, se pegó medio curso contándonos historietas de las jugarretas que se gastaban entre los dioses. Así me fue con el griego…

Jasón y los Argonautas - fotograma03

Pero vamos con lo que nos ocupa en este blog y centrémonos en los efectos visuales y la ambientación de la peli, que es lo que no ha perdonado el paso de los años.
La escayola está muy presente en los decorados; desde la estatua de Hera al principio, al mascarón del Argos, ambas parecen pintadas con tempera y bastante “a la mode” (mucho maquillaje, muy sesentón, vamos), pero también podemos “deleitarnos” con ella en muchas de las estatuas que aparecen en la película -fijáos en la escena de los esqueletos, cuando todavía no han aparecido los mismos, la estatua negra de detrás-. Aunque, como pasa con todo en esta película, otras estatuas están perfectamente realizadas. Ignoro si porque son estatuas reales de bronce o mármol o porque emplearon más tiempo en acabarlas.
Siguiendo con el tema de los materiales que cantan, el tesoro de la Isla de Bronce es un gran ejemplo. Cuando veía la película me planteé por qué querrían llevarse cosas de plástico… ahora caigo, es que en ésa época no había plástico y a un tuperware, probablemente, le harían un altar. Hubiese estado bien que se hubiese hecho la segunda parte: Jasón y el tuperware con albóndigas. Oh, ¿y las cuerdas que usan para atar las redes cuando atrapan a las harpías?, yo no sé dónde, pero juraría que los griegos tenían fábricas de cuerdas, porque algo tan bien hecho es difícil que no se hiciese con máquinas… a ver si la Atlántida iba a ser el nombre de una fábrica de cuerdas de la época… ¿Y las redes de esa escena? ¿De dónde sacan semejantes redes como para cubrir las cinco partes del templo en ruinas? ¿Llevaban a una manada de abuelas “jroñe que jroñe” en la bodega del Argos para hacerlas?
Pero el mejor efecto basado en los materiales empleados es el del brillo del Vellocino. Secuencia del proceso: “Oye, Harryhausen, que si pintamos el pelo del carnero de dorado no brilla cuando le metemos el foco.”, “Pues no sé… mira, bájate al chino, compra espumillón dorado y pégaselo a la piel para que brille… mejor compra una bolsa de ésas de cumpleaños que algo haremos con el matasuegras” (Harryhausen inspiró el personaje de McGyver).

Jasón y los Argonautas - fotograma12

En cuanto a la ambientación, todo va relativamente bien hasta que se llega a La Cólquida. La Cólquida es como París en 1910: mientras todo el mundo está aún en el siglo XIX, París es la capital de la moda y el aire huele a siglo XX. Así, mientras en Grecia todavía no había nacido Cristo, en La Cólquida estaban en 1960 y ya había maquillaje y lo demuestran, vaya que si lo demuestran, sobre todo con Medea (Nancy Kovack) la sacerdotisa de Hécate, a la que pintan de plateado y dorado y con la que luego se ceban con la sombra de ojos azul; y los tejidos son sesenteros, tanto que en la casa de mis padres en el pueblo hay unas cortinas cuyo estampado es clavado al de la capa de Eetes. Por lo demás, la ambientación de La Cólquida está basada en Mesopotamia -cosa que no tengo muy clara, pero bueno, mis conocimientos de Historia no dan para más-, y lo que sí que me parece muy extraño es que el templo sea de Hécate, ya que los antiguos persas tenían sus propios dioses, y que la estatua de Hécate sea una mujer con tres rostros de carnero… en fin, cosas de las ambientaciones rápidas.
Hay cinco escenas clave en la película que requieren elaborados efectos especiales: Talos en la Isla de Bronce, las harpías en Salmideso, el incidente en el paso de las Rocas Azules, la lucha con la hidra y la escena de los esqueletos.
La escena de Talos está realmente lograda; tanto el stop-motion como los efectos de planos superpuestos, que no llegan a ser nada cutres en ambos casos. Pero aquí hay una cosa que canta mucho y es que, cuando Talos agarra el Argos y hace que caigan todos los argonautas, se ve claramente que el barco está en el mar cuando los marineros se tiran. Tampoco me explico cómo no se le ocurrió a Jasón coger un A-Wing (o un B-Wing, no sé cuál era) y lanzarle unos cables a los tobillos del Talos para hacer que cayese… Si los argonautas hubiesen sido ewoks otro gallo cantaría.

Jasón y los Argonautas - fotograma04 Jasón y los Argonautas - fotograma05

Con las harpías volvemos al fallo común en Harryhausen, y es que muchas de sus creaciones aparecen moradas al incrustarlas en las escenas y también está el tema de que se ve algún cable -casi imperceptible, éso sí-. Por lo demás, la escena está en la calidad media de la película.

Jasón y los Argonautas - fotograma06

La escena más cutre, sin duda, es la del paso de las Rocas Azules. Por un lado tenemos la nave de los argonautas y por el otro tenemos a Poseidón -creo que es Poseidón, vaya-, que sale del mar para evitar que las rocas se cierren. La coordinación entre las dos filmaciones es bastante buena; el problema es que en la parte de Poseidón se nota que han construido las piedras y, además, la conjunción de las filmaciones tiene una clara diferencia de contraste, lo que hace que se remarque la pantalla del fondo cuando se ve al Argos con Poseidón delante cuando están el uno junto al otro.

Jasón y los Argonautas - fotograma07

En lo que respecta a la escena de la hidra, volvemos a los monstruos morados y, en este caso, además, se ve más claramente el material del que está hecho el cuerpo del bicho. Aquí, además, hay un plano muy gracioso: cuando la hidra coge a Jasón enroscándolo en su cola y éste la golpea con su espada, la espada rebota en el plástico. Por lo demás, el stop-motion bien y los planos cortos de la bestia bastante bien.

Jasón y los Argonautas - fotograma10 Jasón y los Argonautas - fotograma11

Por último, la escena de los esqueletos. Como ya he dicho, Harryhausen tardó 4 meses en concluir esta escena y es, a mi juicio, la mejor escena de su vida. Los contrastes, la coordinación y el stop-motion son perfectos.

Jasón y los Argonautas - fotograma13 Jasón y los Argonautas - fotograma14

Resumiendo, que me enrollo más que las persianas: Jasón y los Argonautas es una grandísima película de aventuras con los vicios propios del Hollywood de los 60 y las carencias propias de los efectos especiales de la época. Ideal para pasar una tarde de domingo.

Cutrez técnicaEstrella 2
Cutrez guion�sticaEstrella 2
Cutrez visualEstrella 3
InterésEstrella 5
PuntuaciónGlobal - 8.5

Anuncios

17 Responses to “Jasón y los Argonautas (1963)”


  1. 1 Andres junio 13, 2007 en 11:46 pm

    Hola,

    Hace tiempo quiero ver esta peli. La escena de la batalla con los esqueletos es famosisima, mil veces antologada en lo mejor del cine fantástico. Ray Harryhausen es una figura esencial en la historia de los efectos especiales. Recuerdo “Furia de Titanes”, una de mis preferidas de niño, los efectos eran suyos y hasta ahora recuerdo al Cracker emergiendo del oceano (o a Medusa en su cabeza de serpientes)

    Saludos

    Buen blog. gracias por el link!

    Andres

  2. 2 Milgrom junio 14, 2007 en 6:11 pm

    Gracias por el linkito, yo también te agregué.
    La verdad es que Jasón y los Argonautas es para mí la obra cumbre del stop motion y de Harryhausen, como él mismo considera. Esta peli pese a que es posible que los efectos especiales pueden quedar desfasados, sigue manteniendo fresca su capacidad de entretenimiento y de aventuras.

  3. 3 Budokan junio 15, 2007 en 1:55 am

    Muy completa e interesante la reseña que planteas sobre film cutre. Este blog ha sido un hermoso hallazgo para enriquecer mi cinefilia. Saludos!

  4. 4 HELLHAMMERCITO junio 15, 2007 en 11:15 am

    Perdona si te ha parecido que te criticaba, pero no era esa mi intención, intentaba ser irónico, pero se vé que no me ha salido.

    Estoy totalmente de acuerdo con tus opiniones con respecto a los fallillos que aparecen en las películas de Harryhausen, lo de la diferencia de colores y mil cosas más.

    Otra cosa es que a mí esos errores más que molestarme, me gustan, me parecen entrañables y le dan más regustillo a éste tipo de películas, y es obvio que a tí también y que has hecho una buenísima crítica desde el respeto y el gusto por éstas películas. Sólo una persona a la que le gustan puede hacer la reseña que tú has hecho.

    ¡¡Saludos y a seguir así!!

  5. 5 cubo junio 25, 2007 en 7:35 pm

    un clásico de mi infancia!!
    con su permiso de cutre nada, es toda una obra maestra, sobre todo teniendo en cuenta que harryhausen trabajaba solo, sin ayudantes cuando no existian las computadoras….
    salud a las pelis cutres!!

  6. 6 John Trent julio 1, 2007 en 4:56 am

    Increíble esta película. De las mejores de la época del stop-motion. Que grande Harryhausen. Escenas como la de los esqueletos han quedado en la retina.

  7. 7 angelica noviembre 21, 2007 en 2:30 am

    hola…..

    me llamo angelica me gustaria ver esta peli ya que hacen muy buenos comentarios por este pero no me ha llegado la hora

    jajajajajajajajaa………

  8. 9 wick diciembre 8, 2007 en 3:49 am

    Hola.
    Gracias por este blog tan interesante sobre
    las peliculas cutres.
    La pelicula en si es pasable , para verla
    al medio dia antes de hecharte la siesta
    Los efectos estan muy bien se nota el plastico
    La escena en la que salen los esqueletos
    del suelo esta copiada en un videojuego
    antiguo llamado golden axe.

    saludos

  9. 10 johan febrero 15, 2008 en 3:38 am

    la peli es genial y la primer vez que la vi fue en el colegio genial

  10. 11 alfredo garcia abril 17, 2008 en 8:23 pm

    Van a hacer un remake de “Furia de Titanes”, agarraos que vienen curvas!.

  11. 12 edu julio 4, 2008 en 5:52 pm

    Al hablar de esta maravilla pelicula como cutre más te calificas a ti mismo que a la peli. Antes de escribir hay que al menos intuir lo que es el talento, el proceso creativo, las horas, el montaje y la técnica del momento. Una web pueril.

  12. 13 Jorge julio 4, 2008 en 9:21 pm

    Hay un proverbio chino que dice: “Que lo que digas sea más importante que el silencio”. Así que, a alguien que no se ha tomado la molestia de mirar la explicación del blog y leerse una reseña (que no crítica) antes de hacer un comentario, debería de contestársele con silencio. Ahí va:
    Silencio…
    Más silencio…
    Mucho más silencio…
    Zzz…
    Volvemos al silencio…
    Ya.
    Salud!

  13. 14 leon octubre 7, 2008 en 6:12 pm

    me gusto la peli de jason y los argonautas bueno bessos nos vemos chau

  14. 15 alexis octubre 3, 2009 en 2:16 am

    ¡Los esqueletos, los esqueletos. Siiii!

    Teniendo yo la película en VHS (grabada de la tele) me la vi entera alguna vez, desde luego. ¡Pero me llegué a poner solamente la escena de los esqueletos no se cuantas veces!
    Si no me equivoco la cosa arranca de “Simbad y la princesa” (o algo creo yo que hay). En esa peli Harryhaussen montó una pelea a espadazos, de uno vs. uno, entre Simbad y un esqueleto. Y yo diria que la celebérrima escena de “Jasón y los argonautas” pretende ser un “ampliar” y un “rizar el rizo” de aquella de Simbad. ¡Que no es, para mi, menos memorable, oye! Que también es para verla…
    Y es que a mi eso de los esqueletillos animados me resulta como muy “icónico” de un cierto gusto esencialmente primigenio por Lo Fantástico. Y que supongo que lo que hace es, fundamentalmente, reavivar mi imaginario en su faceta mas entrañablemente infantil. (Y que ¡toma par de frases! dicho sea ya de paso…).

    Y luego todo lo demás: La hidra, las arpias, el gigante de bronce Talos… Pero ¡leñe! Que me temo que de todo eso me acuerdo mucho menos…

  15. 16 patatu99 marzo 22, 2010 en 11:01 pm

    Esta película marcó mi infancia, aún con algunos pequeños e imperceptibles fallos en los efectos especiales, para mí son tremendamente efectivos y grandiosos, la escena de los esqueletos es genialmente espectacular, el stop motion en su máxima expresión.


  1. 1 Criaturas olvidadas del mundo (1971) « ¡Qué grandes son las pelis cutres! Trackback en febrero 21, 2008 en 11:49 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Películas "Buenismas", buenas, malas y "malismas", pero todas con menos presupuesto del que hubiesen querido

Comentarios

Los textos aparecidos en este blog -salvo los especificados en cada momento- están protegidos por una licencia Creative Commons. Está prohibido hacer uso comercial o modificar los mismos y debes ponerte en contacto con el autor para obtener su consentimiento antes de reproducirlos en otro ámbito.

En este blog no hay ni se permite publicar enlaces Edonkey.

Categorías

Los más sobrevalorados:

Comentarios

Carteles de las películas

Cadáveres Atómicos c06

Cadáveres Atómicos c05

Cadáveres Atómicos c04

Más fotos

AL MÁRGEN DE ESTE BLOG:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 33 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: