El abominable Doctor Phibes (1971)

El abominable Dr. Phibes - Cartel

El abominable Doctor Phibes (The abominable Dr. Phibes)
Banderas - EEUU Banderas - Gran Bretaña
Año:1971
Duración: 94 min.
Género: Terror, Comedia
Director: Robert Fuest
Actores: Vincent Price, Joseph Cotten, Virginia North, Terry-Thomas, etc.
Más datos en la IMDB

Minisinopsis: Doctor, científico, organista y teólogo, el Doctor Phibes busca venganza contra los nueve doctores que atendieron a su esposa antes que esta muriera.

Si ya has visto la película, puedes seguir leyendo.

Clasicazo

El abominable Dr. Phibes no es una peli cutre -no en la grandiosidad de muchas de las pelis que he comentado-. El interés de esta película reside en que parodia las películas de terror de su época y parte de las pasadas. Igual que Cervantes exagera la figura del caballero andante para parodiar, James Whiton y William Goldstein crean una mezcla entre El fantasma de la ópera y Fu Manchú, principalmente, y le dan un toque de La pantera rosa y de El quinteto de la muerte. El resultado es una película espléndida con un reparto brutal: Vincen Price (Phibes) en un papel que sólo puede expresarse a través de sus ojos; Joseph Cotten (Vesalius) grandísimo actor de Ciudadano Kane (Orson Welles, 1941) o El tercer hombre (Carol Reed, 1949) entre otras magníficas películas; el maravilloso actor británico Terry-Thomas (Dr. Longstreet) que participó en comedias sesenteras como Guia para el hombre casado (Gene Kelly, 1967) o Cómo matar a su propia esposa (Richard Quine, 1965) -que debo agradecerle a mi padre que las grabase de la tele en VHS-; Peter Jeffrey (Inspector Trout), que haría la mayor parte de su carrera en las series para televisión; y una serie de secundarios que, con mayor o menor filmografía, tienen un papel muy bien trabajado en esta película. Entre estos secundarios, habría que destacar la presencia, casi testimonial, de Hugh Griffith, en el papel del rabino, otro grandísimo actor británico.
Técnicamente, pues, la película roza lo impecable. A parte de la dirección y el casting, cabe mencionar el montaje (la escena de los murciélagos está muy bien montada), y la música, que acompaña a buena parte de las escenas en las que Phibes aparece en su casa. Oh, y sobre la música, ¡los créditos del final con “Somewere over the rainbow” tocado con órgano es símplemente genial!

El abominable Dr. Phibes - fotograma5

Sobre el desarrollo del guión, como buena sátira, podría decirse que cumple a la perfección y, como buena comedia ácida del tipo La pantera rosa, habría que destacar que no se están haciendo gracietas todo el rato, sino que se van soltando cosas sutílmente, sea en los diálogos o en las propias escenas, pero sin abusar porque se supone que lo cómico es la parodia en sí de las películas de terror.
Fallos, como tales, no he descubierto ninguno. Si acaso, algún fallo no sé si de guión o del script. Uno de ellos se produce con la primera muerte que aparece: la jaula para los murciélagos que se ve abierta es más bien pequeña, del tamaño de un tragaluz, y más tarde se descubrirá una veintena de murciélagos en la habitación, lo que me recuerda a una peli de Steven Seagal -no me pidáis que recuerde el título de ninguna película de esa especie de masa gelatinosa con coleta- en la que iban en un barco y se veía cómo bajan cinco personas de un helicóptero y luego el Seagal se pegaba con cuarenta malotes que nadie sabía de dónde habían salido… a no ser que el barco llevase 20 años en el mar y les hubiese dado tiempo a tener niños malotes a los que entrenarían en la cubierta del barco para matar al Seagal… (cómo desvarío). Hay otra escena en la que la policía pregunta al ama de llaves del Dr. Longstreet sobre la muerte del mismo, ésta les revela que había escuchado un violín a las 2 y media de la mañana. En la escena en la que a Vulnavia (Virginia North) se la veía tocando el violín mientras Phibes está con Longstreet es de día.
Diálogos graciosos, cargados de sarcasmo británico, hay varios. Por destacar algunos:
– El producido entre el Inspector Trout y el joyero, cuando le lleva el colgante que encuentra en la escena del crímen de Longstreet:
Trout: “¿Quién encargó la colección?
El joyero: “Una dama
Trout: “Ah, una mujer
El joyero: “No, una dama (…)
Trout: “¿Cómo era ella?
El joyero:”Pues era alta, atractiva, jóven (…) pero era…
Trout: “¿Inteligente?
El joyero: “Muy elegante
Trout: “Ah, sí, claro. ¿Podría usted decirme algo más de ella?
El joyero: “No, no creo. ¿No apunta lo de muy elegante?
– O cuando el Sargento Schenley (Norman Jones) regresa de su intento infructuoso por salvar al Dr. Kitaj y habla con el Inspector Trout al salir del coche:
Trout: “Debería haber corrido más
Schenley: ¿Más? Llegué dos minutos antes que si hubiera ido en tren
Trout: “Pero dos minutos después del accidente
Schenley: Conduje a 140km/h por las afueras de la ciudad. Creí que iba a explotar el motor un par de veces.
Trout: “¿De quién es este coche, por cierto?
Schenley: No lo sé. Cuando me dijeron que avisara a Kitaj cogí el coche más rápido que encontré
Trout: “Supongo que será de los nuestros”
Schenley: “Debe de serlo”
– Poco más tarde, Trout habla con Waverley sobre la investigación:
Waverley: “¡Eh, oiga! ¿Hay alguna noticia de ese tal Fibs?”
Trout: “Phibes, señor”
Waverley: “¿Tiene el vicio de contradecir a sus superiores, Thrit?”
Trout: “Bueno, estamos sobre su pista”
Waverley: “¿Dónde han concentrado la búsqueda? ¿Dónde le vieron por última vez?”
Trout: “En Hayli”
Waverley: “Hayli, bien. ¿Dónde?”
Trout: “En el cementerio, señor”
Waverley: “¿En el cementerio?”
Trout: “Sí señor, allí fue enterrado”
Waverley: “Bien, buen trabajo, Perch”

El abominable Dr. Phibes - fotograma4 El abominable Dr. Phibes - fotograma3

En lo referente a lo visual, desde la primera escena podemos ver al Doctor Phibes en todo su esplendor: Comienza cubierto con un atavío negro y encapuchado, tocando el órgano -lo de tocar es un decir, porque la verdad es que la forma de tocar canta muchísimo por los aspavientos que hace Price con las manos-, rodeado de sus autómatas músicos -personas con máscaras de hojalata que repiten mejor o peor los mismos movimientos, maravillosos-, como un fantasma de la ópera beat. Beat porque Price lleva el pelo cortado -mejor dicho, la peluca- a lo Beatle. Y ¿qué decir de las prótesis que Phibes se pone en la cara? Que son grises, por Dios, ¡dadles un poco de color con unos Carioca o unos Alpino o algo, que están muy tristes! Luego está el tema de los acoples que se hace para poder hablar a una especie de gramófono, que es la monda: va enchufándose el cuello a un cable por todas las habitaciones para que se le oiga. Y, ¿Por qué bebe por un lado del cuello? Queda gracioso pero luego se ve que tiene boca… Cuestión que nos lleva al rostro deformado de Phibes, la máscara, supongo, en vez de maquillaje, que resulta muy efectiva y que está bastante bien hecha.
¿Y los numeritos musicales de Phibes con Vulnavia? Oh, geniales. los trajes de Vulnavia en plan actriz de los años 30-50 y la orquesta de autómatas tocando. Incluso, en la escena en la que Phibes y Vulnavia bailan, se vé cómo ésta se tiene que aguantar la risa.
Dentro de lo cutre, propiamente dicho, tenemos el momento en la escena de los murciélagos, cuando entra el camarero, vemos que el murciélago que vuela hacia la puerta ¡es de plástico y se ve el cable que lo sujeta!
El decorado de la casa de Phibes también es un poco cutrecillo: es una mezcla entre art-decó y los decorados de los musicales de los años 30… ¡Sí, como el palacio de Fu Manchú en “La máscara de Fu Manchú“! Encima aparece la cara de la mujer de Phibes por todas partes; incluso en la rueda del teléfono hay una fotografía suya ¡hasta dónde llega la obsesión de este tipo!.

El abominable Dr. Phibes - fotograma1 El abominable Dr. Phibes - fotograma2

Los líquidos de la película parecen un flash derretido con maizena o jarabes con colorante. La sangre, el jugo de las coles de bruselas (qué gran escena la de la destilación de las coles de bruselas) y el ácido del final son el mismo líquido con diferente colorante.
Y el colofón se produce en la escena en la que la enfermera es rociada con la destilación de las coles de bruselas y devorada por langostas. Primero hay que agradecer que la calavera de la tía esté sucia y no limpia, como aparecen las calaveras y huesos en general en la mayoría de las películas; y luego hay que destacar el cambio del color del pelo, que es gris (como mucho debería haberse vuelto verde), y lo rápido que se le han comido la cara las langostas, pues sólo habría pasado como 45-60 minutos desde que Phibes metiese las langostas en el cuarto.

El abominable Dr. Phibes - fotograma6 El abominable Dr. Phibes - fotograma7

Como he dicho al principio, El abominable Doctor Phibes no es una película cutre. Es una película que parodia a otras, que cuenta con un reparto magnífico, un buen guión, algunos fallos menores y unas cuantas escenas memorables (las escenas del asesinato con el unicornio de bronce, de la muerte del doctor Kitaj, en la que Phibes olisquea una flor con Vulnavia al fondo tocando el violín, o la de la destilación de las coles de bruselas, concretamente, merecen toda la película). Muy recomendable.

Cutrez técnicaEstrella 1
Cutrez guion�sticaEstrella 2
Cutrez visualEstrella 3
InterésEstrella 5
PuntuaciónGlobal - 8.5

 

Anuncios

6 Responses to “El abominable Doctor Phibes (1971)”


  1. 1 Mario junio 3, 2007 en 3:47 pm

    Muy chulo el blog, no lo conocía.
    Enlazado quedas.

    Saludos!

  2. 2 wick diciembre 8, 2007 en 3:57 am

    Hola
    Quede gratamente sorprendido por esta gran pelicula
    no la conocia de nada y es muy buena , gran
    actuacion del genial Vincent Price ,
    la ambientacion es de lo mejorcito que he visto.
    Aunque una cosa la ambientacion de la
    pelicula esta realizada en los años 30 – 40
    o en los años 70 porque la casa del cirujano
    jefe es totalmente una casa modelo de los
    años 70.
    El blog es muy bueno a seguir comentando peliculas
    campeon.

  3. 3 alexis septiembre 13, 2009 en 2:47 am

    ¡Impacto total!: No he leido aún mas que una mínima parte de las criticas de pelis del blog, pero las suficientes como para quedarme pasmao ante semejante declaración: “Fallos, como tales, no he descubierto ninguno…”.
    ¡¿Es en verdad posible tal prodigio, por parte del tan “despiadado” autor de esta sublime pàgina?!
    ¡Pero que me parece muy bien, oye! Que a mi también me gustó un montón esta del Dr. Phibes… Pero que también, sin ir mas lejos, recuerdo que la segunda parte a mi me gustó incluso mas y todo. Y también he leido el correspondiente comentario y compruebo que a esa ya si que le arreas unos cuantos hachazos. Lo cual, al fin y al cabo, ya me viene pareciendo bien. Y lo vengo asumiendo como la tónica general del blog. (¡Que por eso me sorprende que exista, almenos, una peli sobre la que TU seas capaz de decir lo citado al principio!).

  4. 4 alexis septiembre 13, 2009 en 3:27 am

    Odiaria yo la idea de resultar rematadamente pesao. Pero es que, ya que me pongo, a mi lo que no me salen son los habituales “comentarios-estornudo”, de solo una, dos o tres frases, que le salen a la mayoria de gente.
    He “cortado” y enviado un comentario anterior sin añadirle una cosilla que también se me habia ocurrido, solo por no mandar “medio Quijote” en un unico comentario. Pero ahora la voy a desgranar en esta “segunda parte”:

    Tema “murciélagos”: Está bien que se empleen murciélagos reales y vivos para una escena donde estos animalejos tienen un protagonismo (como se da aquí). Quizá hay alguna excepción, que ya queda debidamente anotada en el comentario principal.
    Pero el caso es que se trata de murciélagos bastante grandes y así como de morro alargado (creo recordar).
    Ya viene bien, para emplearlos en una escena de peli. Porque al ser grandes “impresionan” y “llenan” mas… Pero también porque resulta que esas caracteristicas (grandes y de morro alargado) corresponden, según me suena a mi, “ex-clu-si-va-men-te” a especies mayormente tropicales, tan dóciles que hasta pueden ser “domésticos” y fáciles de “manipular”. ¡Y que encima son vegetarianos!
    (Los murciélagos-vampiro existen. Se alimentan de sangre chupada sutilmente de animales dormidos, en plan sanguijuela. Y son especialmente peligrosos por su capacidad para transmitir enfermedades como la rabia… ¡Pero son muy pequeñajos, chatos y feos!).
    A ver: Es que cara al público todo se basa en el desconocimiento general de según que tipo de animales. ¡Si estuviéramos hablando de otros bichos…! P. Ej.:Muy difícilmente se podria hacer “colar” un gato vulgar por un tigre de bengala (aunque se le aumentase el tamaño con trucos y fotomontajes). O, digamos, un galgo, o un san bernardo, o un sabueso, o un caniche… tampoco valdrían para pretender hacerlos pasar por un lobo silvestre, ¿verdad?, ¿eh?, ¿eh?. ¡Pues eso!
    Y… que esto de los “murciélagos domesticos” creo que no solo se da en esta peli. Como poco me suena tambien del “Dracula” de John Badham, con Frank Langella de prota.

  5. 5 Mosarella julio 25, 2010 en 12:45 am

    esta es una película fantastica me encanto la segunda no tanto pero es una de esas pelis que con poco presupuesto dejan huella en el subconciente de las personas


  1. 1 La lluvia del diablo (1975) « ¡Qué grandes son las pelis cutres! Trackback en febrero 23, 2008 en 5:05 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Películas "Buenismas", buenas, malas y "malismas", pero todas con menos presupuesto del que hubiesen querido

Comentarios

Los textos aparecidos en este blog -salvo los especificados en cada momento- están protegidos por una licencia Creative Commons. Está prohibido hacer uso comercial o modificar los mismos y debes ponerte en contacto con el autor para obtener su consentimiento antes de reproducirlos en otro ámbito.

En este blog no hay ni se permite publicar enlaces Edonkey.

Categorías

Los más sobrevalorados:

Comentarios

Carteles de las películas

AL MÁRGEN DE ESTE BLOG:

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 34 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: